Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Laso y los “errores no humanos”

El técnico del Real Madrid extiende la denuncia del club blanco sobre el desenlace de la final de Copa ante el Barça. “La última jugada nos abochorna a todos”, señala

Laso, durante la Copa
Laso, durante la Copa EFE

La inercia de futbolización del polémico desenlace de la Copa de baloncesto llevó a que la comparecencia de Pablo Laso previa al Real Madrid-Bayern Múnich de la 23ª jornada de Euroliga tuviera ayer en Valdebebas una cobertura con tintes de gran clásico europeo. La tropa de Koponen, Lucic, Derrick Williams o Dedovic no tiene, ni de lejos, la enjundia histórica de los Beckenbauer, Rummenigge, Augenthaler o Matthäus pero, a la estela del pandemonio copero, se multiplicó la expectación por las palabras del técnico.

Laso, que apenas pudo articular palabra tras la final del domingo ante el Barça —ante la irrupción de Juan Carlos Sánchez, director de la sección, para liderar la denuncia oficial del Madrid—, reiteró el argumentario del club; focalizando su análisis en la última acción del partido y en el uso negligente del Instant Replay por parte de los tres árbitros —Juan Carlos García González, Miguel Ángel Pérez Pérez y Benjamín Jiménez Trujillo—. “El baloncesto es un juego de aciertos y errores por parte de todos, pero esa última jugada nos abochorna a todos. No es un error humano”, señaló el técnico sin otorgar otro calificativo a la resolución del título. “Se decide una Copa en una situación en la que no se usan todos los recursos que se ponen en la mano de los árbitros”, sentenció aludiendo a la utilización de solo dos de las 11 tomas a disposición de los colegiados. “Todo el mundo lo tiene claro y no admite ninguna discusión. Hasta un niño ve clara la repetición”, incidió.

El técnico madridista utilizó ocho veces la palabra error en el núcleo de una argumentación acotada —“después de esta respuesta no voy a volver a hablar del tema, ¿entendido?”—, asociando siempre el término a una disyuntiva inconclusa. “Un error humano es cuando alguien se salta un stop y le pegan un golpe en el coche”, comparó Laso. “Pero la última jugada no es un error humano”, repitió hasta en tres ocasiones. “A partir de ahí, para mí el baloncesto es mi vida y mi pasión. Es un deporte que genera un gran atractivo y me alegra que haya este ambientazo en la rueda de prensa. Pero la mayoría de vosotros no estáis aquí para hablar de baloncesto, sino por el bochorno de la última jugada”, señaló, apuntando al inusual escenario que tenía enfrente, con ocho cámaras de televisión y una docena larga de periodistas.

Un triunfo ante el Bayern certifica el pase a los cuartos

“El partido de después de la Copa siempre es complicado”, explicó Laso apuntando a la parte deportiva. “Nos jugamos la clasificación matemática para el top-8 y tenemos algún problemilla físico”, recalcó antes de actualizar el parte médico. “Rudy tiene una inflamación en un tendón, Randolph se ha entrenado con precaución, Sergi [Llull] sigue entre algodones —por sus problemas de aductores— y Thompkins sigue de baja… El resto está más o menos bien”. A falta de ocho jornadas para el final de la liga regular de la Euroliga, el Madrid es tercero en la clasificación, con 17 victorias y cinco derrotas, lo que le otorga seis triunfos de renta con respecto a la octava plaza, la que cierra los clasificados para cuartos de final (billete que ya sacó el Fenerbahçe de Obradovic la jornada anterior).

También repitió Laso otra de las exigencias que reclamaba el Madrid en su comunicado del lunes, la petición de aclaraciones. “No hemos recibido, que yo sepa, ninguna explicación sobre este tema”, indicó primero. “Desde el club me dicen que no hemos recibido notificación de nada”, insistió después. Unas aclaraciones, sobre la validez del tiro de Tomic ante Randolph, que el club blanco reclama implícitamente, pero para las que no ha cursado aún solicitud oficial. Desde hace años, todos los clubes utilizan el mismo mecanismo para aclarar sus dudas o canalizar sus quejas. Tras cada partido con controversias, los equipos envían el vídeo con sus jugadas dudosas al departamento arbitral dirigido por el excolegiado Francisco Monjas, encargado de las designaciones y gestor de los neverazos. La polémica más grande del curso y de los últimos años llegó en los segundos finales de la Copa y aún no tiene término.

Para el final quedó la pregunta sobre la idea del Madrid de marcharse de la ACB. “¿Si le diesen a elegir, qué le parecería que su equipo el año que viene compitiera solo entre semana y dejase de competir los fines de semana?”, le plantearon a Laso, de manera tan directa como cuidada. “Pues no lo he pensado. Estoy muy centrado en lo que tengo que hacer esta semana y no miro más allá. No soy de mirar muy hacia adelante”, despejó el técnico madridista.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información