Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solari: “El desgaste nos ha pasado factura”

El argentino no da por perdida LaLiga y defiende a Marcelo, señalado tras el segundo gol del Girona

real madrid - girona
Solari, durante el encuentro entre el Madrid y el Girona. REUTERS

Mañana de domingo soleada en Madrid, inusual jornada vespertina en Chamartín y la masa social del club blanco, exaltada por los recientes triunfos de los chicos de Solari, decidió por fin poblar el Bernabéu. Más de 68.000 espectadores se congregaron en La Castellana para presenciar el que se presumía como un duelo apacible para el Madrid. El mejor equipo en lo que iba de año, el de Solari, recibía al peor, el Girona de Eusebio Sacristán. Era difícil presagiar que en dicho escenario entregaría LaLiga el Madrid después de conquistar el Metropolitano y rebajar a seis puntos la diferencia con el Barcelona, al que esperaba en dos semanas para librar un clásico que se antojaba decisivo para el título.

Ya no lo será tanto. El Girona asaltó Chamartín y confirmó que esta Liga ya es la peor de los blancos en la última década. No perdía el Real siete jornadas en el campeonato doméstico desde hacía diez años. El mazazo que le asestó el equipo de Eusebio se entiende como definitivo para las aspiraciones del Madrid, que vuelve a alejarse del Barça. Nueve puntos le separan ahora del equipo de Valverde.

Solari, pese al golpe, dice no dar por perdida LaLiga. "En absoluto, para nada. Seguiremos peleando por los tres frentes que tenemos abiertos. La semana que viene tenemos otro partido, nuestros rivales también tienen partidos, y todos son difíciles, da igual la posición en la que esté en la tabla, como se ha demostrado hoy. Tenemos que seguir intentando ganar para poder recortar", expresó el argentino.

El alegato de esperanza que realizó el entrenador se vio cuestionado por su propio discurso. Visiblemente apenado, reconoció la trascendencia de la derrota después de una racha de cinco victorias consecutivas. "Es una pena. Se nos escapan puntos, los rivales directos ganaron y nos alejamos. Veníamos con una muy buena racha, recortando puntos, y ahora tendremos que seguir esforzándonos. Nos quedan tres puntos más lejos que ayer", lamentó Solari, que apuntó al cansancio acumulado en las últimas semanas como causante principal del traspié.

"El desgaste no es solamente físico, es mental, de concentración. Venimos de un trajín importante, de muchos partidos muy duros que hemos superado, y puede ser que haya pasado factura a nivel de energía en el segundo tiempo. Es probable", dijo. 

Solari consideró que la visita del Girona era el momento oportuno para dar algo de aire a alguno de los jugadores que más minutos acumularon en el trajín del Camp Nou, el Metropolitano y el Johan Cruyff. Quizás, también, para intentar reintegrar a la primera línea a aquellos que se quedaron por el camino, como Asensio o Marcelo. El argentino dio entrada a ambos y también a Odriozola, y resguardó a Vinicius Júnior, Reguilón y Carvajal. Tampoco estuvo Modric, sancionado, y cuyo lugar ocupó Ceballos. No hubo sitio para Bale, de inicio en el banquillo y al que todavía no termina de considerar como primer espada.

Ninguno de los reservas reclutados por el entrenador mejoró el rendimiento ofrecido por los titulares en las últimas fechas. El foco estuvo en Marcelo. El brasileño, que regresaba a la titularidad en LaLiga después de seis suplencias consecutivas, volvió a evidenciar que está muy lejos de su estado óptimo de forma. Portu le trajo loco en la segunda mitad y el capitán del Madrid fue señalado tras el tanto del atacante, el segundo del Girona. Solari le defendió como pudo: "Ha estado bien", dijo.

Eusebio, respetuoso con el lateral, reconoció que dio entrada a Lozano en la izquierda en el segundo acto para mover a Portu a la banda de Marcelo. "Portu juega en la derecha y genera muchos problemas, pero esta vez lo hizo en la izquierda. Cuando saqué a Lozano tuvimos más profundidad y por eso lo cambié de lado".

El gol del murciano volvió a poner en el foco a Marcelo y estiró la racha negativa que le persigue: seis derrotas y dos empates del Madrid en los nueve últimos partidos del campeonato en los que el brasileño ha sido titular.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >