Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlsen triunfa, convence y se asienta como ‘número uno’

El noruego gana invicto en Wijk aan Zee y aventaja en 16,5 puntos a Caruana en la lista mundial

Magnus Carlsen, el pasado día 20, durante una partida en Wijk aan Zee Ampliar foto
Magnus Carlsen, el pasado día 20, durante una partida en Wijk aan Zee

Quizá por la perspectiva de que no volverá a defender su título mundial hasta 2020, Magnus Carlsen ha jugado en el Tata Steel de Wijk aan Zee (Holanda) bastante mejor de lo habitual (en la modalidad clásica) durante los dos últimos años. Su 7º triunfo en ese torneo, el Roland Garros del ajedrez, se basa en cinco victorias y ocho empates, con medio punto de ventaja sobre el holandés Anish Giri, quien planteó la última ronda de manera poco ambiciosa frente al noruego, a pesar de conducir las piezas blancas.

“Mi rendimiento aquí este año ha sido muy profesional”, resumió Carlsen tras hacer tablas con Giri sin sufrimiento alguno. Y añadió: “Es verdad que, una vez más, me costó entrar en calor y empecé con cuatro empates, lo que indica que sigo teniendo un problema con el arranque de los torneos. Pero luego alcancé mi velocidad de crucero, y estoy satisfecho en general con mi juego, y en especial con cuatro o cinco partidas”. Por si alguien tuviera alguna duda, también explicó: “Ser el número uno me importa mucho, y el margen de ventaja sobre Fabiano Caruana que he logrado con este triunfo me da tranquilidad”.

Objetivamente, el rendimiento de Giri ha sido muy bueno: solo una derrota, ante el ruso Ian Niepómniachi, en la ronda inicial; cuatro victorias con negras en seis partidas (solo una con blancas en siete); y una actitud general de arriesgar más de lo que acostumbra. Sin embargo, continúa generando sensaciones agridulces entre los aficionados holandeses porque a veces da la sensación de no tener sangre en las venas.

Anish Giri, el pasado día 12, durante la primera ronda de Wijk aan Zee ampliar foto
Anish Giri, el pasado día 12, durante la primera ronda de Wijk aan Zee

Cuando se le preguntó el sábado por su “obligación de ganar” a Carlsen en la última ronda, su respuesta fue: “¡Ah!, usted da por supuesto que yo quiero ganar el torneo”. El holandés -que con este resultado sube al 4º del mundo con 24 años- se incluyó así, de manera implícita, entre quienes han asumido que perderán si juegan a ganar frente al campeón.

De quienes han rendido por debajo de lo esperado, lo más llamativo es el último puesto del excampeón del mundo Vladímir Krámnik, de 43 años, quien baja así al 15º puesto de la lista mundial. Durante el torneo, Krámnik dijo a EL PAÍS que se retirará de la alta competición “muy pronto” para dedicarse a promover el ajedrez, especialmente en el ámbito escolar.

La octogésima segunda edición de este gran festival, que reúne cada año a unos 1.500 ajedrecistas en un pueblecito de la costa del Mar del Norte, está garantizada, del 10 al 26 de enero de 2020. Además de Carlsen, hay otra invitación automática para el bielorruso Vladislav Koválev, de 24 años, ganador destacado del Torneo B a pesar de su notoria y cotidiana presencia nocturna en los bares de copas de Wijk aan Zee.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información