Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

En-Nesyri salva un punto para el Leganés

El delantero marroquí lidera la reacción pepinera ante un Eibar que fue muy superior en la primera parte

leganes eibar
En-Nesyri celebra su segundo gol ante el Eibar. EFE

El Leganés, comandado por En-Nesyri, salvó un punto cuando el Eibar parecía que se iba a pasear por Butarque. La reacción furibunda del marroquí igualó un encuentro que en la primera parte era de todo menos equilibrado. El cambio táctico de Pellegrino, renunciando a un defensa en el descanso, fue clave ante un cuadro de Mendilibar que empezó arrollando y acabó dando las gracias por el empate.

Leganés, 2 - Eibar, 2

Leganés: Cuéllar; Nyom, Bustinza, Omeruo, Siovas (Arnáiz, m. 46), Silva; Vesga, Recio, Óscar (Santos, m. 89); En-Nesyri (Merino, m. 86), Braithwaite. No utilizados: Lunin, El Zhar, Gumbau, Santos, Tarín.

Eibar: Dmitrovic; Peña, Arbilla, Bigas (Ramis, m. 70), Cote; De Blasis, Jordán, Diop, Cucurella (Escalante, m. 80); Kike, Enrich (Charles, m. 71). No utilizados: Riesgo, S. Álvarez, Milla, Oliveira.

Goles: 0-1. M. 29. Kike. 0-2. M. 36. Jordán. 1-2. M. 46. En-Nesyri. 2-2. M. 67. En Nesyri.

Árbitro: Hernández Hernández. Amonestó a Siovas, Recio, Cucurella, Dmitrovic, Charles. VAR: Mateu Lahoz.

Butarque, 9.341 espectadores.

Pellegrino ya tiene claro que su Leganés debe jugar con cinco atrás y no lo mueve juegue contra quien juegue. La presunta fiabilidad atrás que dan los tres centrales quedaba en evidencia cada vez que el Eibar colgaba un balón y Kike se imponía a todos. En el primer gol, el delantero armero saltó muy solo para cabecear de forma perfecta directo a la red. Fue en un córner, muy protestado por los jugadores del Lega, que entendían que Siovas no había tocado el balón. Si el ambiente contra los árbitros no era el mejor tras lo que pasó en el Camp Nou, con esto se elevó el volumen de los pitos.

Polémica al margen, el Leganés no podía esconder que estaba siendo sometido por el Eibar. Los ataques pepineros, casi siempre balones al espacio para las carreras de En-Nesyri y Braithwaite, eran fácilmente neutralizados por el bloque de Mendilibar, que se sentía como en casa en Butarque. El segundo gol fue otro mazazo. Joel Jordán clavó una falta con una maestría artesanal. El balón superó limpiamente la barrera y cayó a plomo ante la mirada de Cuéllar. El partido estaba siendo coser y cantar para el Eibar, pero el descanso lo cambió todo. A ello contribuyó el ajuste ofensivo de Pellegrino, que dejó en el banco a Siovas, desmontando la defensa, y metió un atacante como Arnáiz.

Para reaccionar no hay mejor manera que marcar pronto. El Leganés salió enrabietado del vestuario y a los 45 segundos ya había reducido su desventaja a la mitad gracias a una gran jugada individual de En-Nesyri. El marroquí, absolutamente anulado por la defensa visitante hasta entonces, se desató y fue un vendaval por sí solo. Se acumularon las llegadas pepineras en la meta de Dmitrovic. Braithwaite chutó al lateral de la red, En-Nesyri lo hizo a los pies del portero.

El gol del empate parecía que estaba al caer y así fue. Un gran servicio de Bustinza desde la derecha voló muy alto por el área eibarresa, parecía que nadie podía llegar hasta que En-Nesyri se elevó muy por encima de todos y conectó un cabezazo demoledor. Con las tablas el ímpetu del Lega se aplacó un tanto y el Eibar no quería sufrir más disgustos, con lo que el reparto de puntos no supo mal a nadie en Butarque.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >