Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Villarreal se libera ante el Betis

El conjunto de Calleja consigue su primera victoria del curso en La Cerámica ante el descafeinado equipo de Setién

Cazorla, ante Joaquín.
Cazorla, ante Joaquín. EFE

Cuando más lo necesitaba, el Villarreal consiguió una victoria liberadora ante un Betis descafeinado, de luces y sombras. Renunciando en parte a sus formas, con más esfuerzo que lírica, con Cazorla a pleno rendimiento, el conjunto de Calleja logró derrotar al grupo de Quique Setién, que apenas hizo daño con su estilo de toque y posesión por bandera. En poco se pareció el conjunto verdiblanco al que asaltó el Camp Nou dos semanas atrás, retratado por un Villarreal que consiguió dos goles de pasión en un suspiro, y defendió con orgullo y muchos nervios el arreón final de un Betis solo reconocible por momentos, intrascendente en largos tramos de un partido vital para los castellonenses, que alcanzaron sus primeros tres puntos de la temporada en La Cerámica.

Villarreal

4-4-2 (Rombo)

Javier Calleja

1

Asenjo

2

Cambio Sale Miguelón

Mario

4

Ramiro Funes Mori

6

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Víctor Ruiz

16

Alfonso Pedraza

8

Fornals

5

Santiago Cáseres

14

Cambio Sale Manu Morlanes

Trigueros

19

Cazorla

30

1 goles Gol

Samuel Chukwueze

7

1 goles Gol Cambio Sale Bacca

Gerard Moreno

13

Pau López

5

Bartra

23

Mandi

4

Cambio Sale Tello

Zouhair Feddal

6

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Canales

20

Júnior Firpo

14

William Carvalho

2

Francis

18

Cambio Sale Giovani Lo Celso

Guardado

16

Loren Morón

17

Cambio Sale Sergio León

Joaquín

Betis

3-1-4-2

Quique Setién

Con el equipo de Setién enfrente, al Villarreal le tocó rebatir el diálogo que establece el Betis con el esférico, al que pretende gobernar siempre sin que nada le condicione, ni escenario ni rival. El conjunto de Calleja asumió la circunstancia desde la alineación, igualando numéricamente al centro del campo verdiblanco, ambos onces con cinco centrocampistas.

Tocaba con paciencia el Betis y el Villarreal se aplicaba en la contención, robo y salida rápida hacia la portería de Pau López, un jugador más de campo en el ideario de Setién. Al cuarto de hora, el exespanyolista demostró que es un excelente portero desviando a córner un gran disparo de Fornals tras un exceso de confianza de Bartra, que asumió un riesgo excesivo con un pase dentro del su propia área que terminó en los pies del mediapunta castellonense. Pau López volvió a erigirse como protagonista al salvar un mano a mano ante Samu Chukwueze tras un pase de espuela de Manu Trigueros.

El dominio del Betis, con Canales William Carvalho y Guardado a los mandos, resultaba inocuo, sin apenas verticalidad salvo esporádicas arrancadas en conducción de Joaquín, siempre con sensación de peligro el capitán y las incursiones de Junior y Francis por los carriles. El picante y las ocasiones las ponía el Villarreal, cada vez más metido en terreno del Betis, al que le costaba salir de su parcela. Antes de concluir el primer acto le llegó el primer contratiempo a Calleja teniendo que sustituir a Trigueros por unas molestias musculares dando entrada al canterano Morlanes. Ya en la segunda se tuvo que retirar Mario sustituido por Miguelón. Dos chavales de la cantera, junto a Chukwueze para un partido crucial.

El Villarreal salió enrabietado tras el descanso, con una intensidad irreconocible en el equipo amarillo, melódico por convicción, heavy ante los béticos por pura necesidad. Y, en dos minutos, del 51 al 53, puso en evidencia las penurias defensivas del Betis, que recibió dos goles en un abrir y cerrar de ojos. Nada pudo hacer Pau López, que antes de encajar el primero realizó una intervención estratosférica a cabezazo de Víctor Ruiz a la salida de un córner. No pudo evitar Pau López el gol en el segundo saque de esquina que remató de cabeza impecablemente su excompañero en el Espanyol Gerard Moreno, imponente en el salto, potencia y dirección del balón hacia la portería bética. Un gol liberador para el delantero catalán. Sin apenas recuperarse del golpe, Samu Chukwueze puso tierra de por medio en un disparo combado al palo largo, asistido previamente por un taconazo de Cazorla.

Apretó el Betis y se encontró con la respuesta de Asenjo, providencial el palentino para desviar un cabezazo de Mandi. Se protegió con todo el Villarreal en el tramo final en el que aparecieron los nervios por el tanto de Lo Celso. Finalmente los amarillos consiguieron una victoria liberadora. Y, de paso, bajar de las nubes al Betis.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >