Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Que Alonso termine así es una pena”

Ex compañeros y rivales del asturiano coinciden en destacar su talento y en lamentar su deslucido adiós a la Fórmula 1

Hamilton y Alonso, en la rueda de prensa del viernes.

Una pancarta en la tribuna principal del circuito Yas Marina, en Abu Dabi: “Los guerreros no son los que siempre ganan, sino los que siempre luchan”. Al lado del mensaje, una imagen de Fernando Alonso. La tela resume a las mil maravillas los últimos diez años del español en la Fórmula 1 que este domingo despedirá a uno de sus principales reclamos, un piloto considerado único por su habilidad con un volante en las manos, que seguramente no lo fue tanto cuando tuvo que dirigir su carrera. Ese contraste es el que destacan la mayoría de compañeros y rivales del asturiano cuando se les pide qué describan cómo será el campeonato sin él.

Lewis Hamilton. “Las decisiones son clave en este negocio”. El británico siempre fue el contrapunto a la trayectoria del ovetense; el único vecino de taller que fue capaz de desquiciarle y de hacerlo, además, el año de su debut en el certamen (2007), cuando ambos compartían techo en McLaren. “Fernando siempre fue un gran rival. Juntos tuvimos buenos y malos momentos. Es un auténtico privilegio haber coincidido en la misma era que él. Le echaré de menos, el deporte le echará de menos”, le describe el actual campeón, que rotundamente les da la razón a quienes consideran que el gran lastre del bicampeón fueron sus decisiones. “En este negocio, las decisiones son una clave muy importante porque son las que te colocan en un sitio u otro. No es lo más acertado pensar que controlas el mercado”, remacha Hamilton.

Sebastian Vettel. “Es una pena que acabe así”. El alemán y Alonso tuvieron buena relación hasta aquel explosivo Gran Premio de Abu Dabi de 2010, cuando Ferrari cometió aquel imperdonable error de estrategia que le brindó al de Heppenheim el primero de sus cuatro títulos con Red Bull. Ni el de McLaren ni tampoco Hamilton sientan a ‘Baby Schumi’ en la mesa de los pilotos más grandes de siempre. “En los últimos años, a Fernando se le ha echado de menos en la cabecera de las carreras. Tuvimos nuestros más y nuestros menos en la pista pero es una pena que acabe así”, se limita a decir quien se encargó de relevarle en la Scuderia (2015).

Kimi Raikkonen. “Todos lo dejaremos en algún momento”. La llegada del finlandés a Ferrari (2014) no le hizo ninguna gracia al entonces buque insignia de la marca de Maranello, que destrozó al nórdico tanto en las cronometradas (16 a 3 a su favor) como en la tabla general, en la que le sacó más de 100 puntos. Fiel a su estilo, el Hombre de Hielo no se extiende demasiado en sus elogios cuando se le pide que se imagine la temporada que viene sin su ex compañero: “Tuvimos nuestras peleas [en la pista] hace tiempo. Desgraciadamente se va. El hecho es que todos vamos a tener que dejarlo en algún momento porque llegan nuevos pilotos”.

Felipe Massa. “Fernando y Schumacher, mis compañeros más duros”. Si los números de Raikkonen le dejaron en evidencia frente a los de Alonso, la comparativa con el brasileño todavía es más sangrante. El balance total en las cronometradas de los cuatro años que coincidieron enfundados en el mono rojo (2010-2013) reflejaron una brutal desigualdad (59 a 18 a favor de Alonso), por no mencionar que el paulista siempre terminó el curso con más de 100 puntos menos que su vecino. “Alonso y Schumacher fueron mis compañeros más duros. Fuera del coche nunca tuve ningún problema con Fernando, pero cuando se baja la visera es otra persona. Y su comportamiento divide al equipo”, relata Massa.

Carlos Sainz. “Una persona vital para mí”. Para el hijo del bicampeón del mundo de rallies (1990 y 1992), Alonso siempre fue una especie de mentor. Mientras que el bicampeón nunca tuvo una relación demasiado fluida con otros compatriotas suyos como Jaime Alguersuari o Roberto Merhi, a Sainz le arropó desde el primer momento y trató de echarle una mano siempre que pudo. A partir de la semana que viene, el madrileño se subirá en el McLaren. Antes, este domingo, Sainz lucirá un caso especial con el número 14 en el mentón, en homenaje a su amigo. “Es lo mínimo que se puede hacer por una persona que ha sido fundamental para mí, tanto en lo deportivo como en lo personal”, afirma Sainz.

Luca Di Montezemolo. “Siempre me acompañará la tristeza de que la relación con Ferrari no funcionara”. La llegada de Alonso a Ferrari en 2010 fue una apuesta de su presidente, Luca Cordero Di Montezemolo, que le puso Maranello a sus pies y que, por desgracia para él, vio cómo Sebastian Vettel y Red Bull le birlaban el título por dos veces (2010 y 2012), en el último suspiro. De sus 23 años al frente de Il Cavallino Rampante, puede que esa sea la operación que más frustración le generó. “Siempre recordaré con tristeza que la combinación entre Ferrari y Alonso, que para mí sigue siendo de los dos o tres mejores pilotos de la parrilla, incluso ahora, no funcionase”, expresa Di Montezemolo en declaraciones que recoge la BBC.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información