Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AJEDREZ/CAMPEONATO DEL MUNDO

Caruana pincha en hueso

El aspirante fracasa por 3ª vez en su intento de aprovechar la ventaja de las piezas blancas (2,5-2,5)

Fabiano Caruana, al comienzo de la quinta partida Ampliar foto
Fabiano Caruana, al comienzo de la quinta partida

Fabiano Caruana lo intenta con gran empeño, pero no puede doblegar a Magnus Carlsen. El aspirante desaprovechó este jueves su 3ª partida con las piezas blancas (5ª del duelo, previsto al mejor de doce), y el noruego se fue eufórico del escenario del Mundial de Londres, con el marcador igualado (2,5-2,5) y la alentadora perspectiva de luchar con blancas en los dos próximos asaltos (viernes y domingo), que servirán para medir el daño que ha sufrido el estadounidense por la publicación de un vídeo con algunas de sus armas secretas.

“Ha sido un gran día para mí”, dijo Carlsen, muy cerca de Caruana, durante la rueda de prensa. Mas allá de que esa frase forme parte de la guerra psicológica, el noruego tenía motivos sólidos para decirla porque superó a su rival en la preparación casera de la apertura, una de las pocas facetas donde, en principio, el estadounidense es mejor que él.

Caruana paseando el martes en Londres junto a dos de sus analistas: Rustam Kasimyánov, a su izquierda, y Cristian Chirila ampliar foto
Caruana paseando el martes en Londres junto a dos de sus analistas: Rustam Kasimyánov, a su izquierda, y Cristian Chirila

Caruana repitió otra vez la misma variante de las partidas primera y tercera, en las que no logró ventaja alguna. En este caso todo indicaba que sí lo iba a conseguir, porque la nueva idea que introdujo en sus jugadas 12 y 13 parecía peligrosa para el campeón. Pero este, tras pensar solo siete minutos, respondió con un recurso táctico profundo y excelente -casi con toda seguridad preparado en casa-, y logró una posición donde solo él podía jugar a ganar.

Y bien que lo hizo, corriendo incluso un grado de riesgo bastante mayor que en las partidas anteriores. Eso indica que se siente seguro y optimista, lo que puede ser debido a la suma de dos factores: sabe que la publicación del famoso vídeo dificulta sensiblemente el buen rendimiento de Caruana, y también se siente superior a él en la modalidad de partidas rápidas que definirían el desempate si el duelo termina 6-6.

Magnus Carlsen, en un momento de la quinta partida ampliar foto
Magnus Carlsen, en un momento de la quinta partida

Tras zafarse muy bien de la presión y forzar el empate sin mucho sufrimiento, Caruana dijo que no podía sentirse decepcionado porque la partida había sido normal, sin grandes errores por su parte, y que Carlsen había jugado muy bien. Pero la realidad indica que en los próximos días afrontará una prueba de fuego: los secretos publicados por error en el controvertido vídeo muestran precisamente una gran parte del repertorio que ha preparado con las piezas negras. Es decir, puede asegurarse que su equipo y él mismo emplearon el miércoles (día sin partida) en afinar urgentemente las armas de repuesto. Jugar dos días seguidos frente a Carlsen con negras es un suplicio del que no resulta nada fácil salir sin heridas graves.

Por si los indicios anteriores no bastaban para ver con claridad que el campeón estaba eufórico, él mismo puso la guinda en la conferencia de prensa, cuando le preguntaron a qué jugadores del pasado admira más: “A mí mismo hace tres o cuatro años”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información