Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Ruta del Ron, la prueba reina de las regatas transatlánticas en solitario

La mítica competición celebra su 40º aniversario con una participación récord y una amplia representación de regatistas no profesionales

Salida de los barcos de la clase IMOCA de la Ruta del Ron, en 2014
Salida de los barcos de la clase IMOCA de la Ruta del Ron, en 2014 PPL

La Ruta del Ron-Destino Guadalupe es una de las regatas transoceánicas en solitario de mayor prestigio internacional. En 2018, la undécima edición de la prueba, que celebra su 40º aniversario, contará con una participación récord de 123 barcos divididos en seis categorías y una amplia representación de regatistas no profesionales.

A principios de noviembre, como cada cuatro años desde 1978, decenas de miles de aficionados se acercan a presenciar la salida de la mítica regata  -conocida también como la ruta de los alisios-, que une el puerto Saint-Malo, en Bretaña, en el noroeste de Francia, con Pointe-à-Pitre, en la isla de Guadalupe, en las Antillas.

La regata de la libertad, como fue denominada en su primera edición, es una prueba donde se mezclan monocascos y multicascos sin distinciones de clases ni esloras, abierta a todo navegante que quiera inscribirse. Profesionales y aficionados compiten con las mismas reglas en un recorrido de 3.542 millas náuticas donde las condiciones meteorológicas pueden llegar a ser muy adversas dependiendo de la situación en la que se encuentre el anticiclón de las Azores. Los patrones tienen que saber encontrar un compromiso entre ir rápido para ser los primeros en engancharse a los vientos alisios o reducir la velocidad para evitar roturas y serios daños.

La prueba tiene una gran repercusión en Francia. Más de 20.000 personas, a bordo de sus barcos,  salen a navegar para ver la salida y unas 250.000 personas siguen el acontecimiento desde tierra. El seguimiento mediático está a la altura de los eventos deportivos de mayor alcance, de hecho, es el segundo acontecimiento que más cobertura tiene por parte de los medios en Francia después de la Copa del Mundo de fútbol. Para esta edición se han acreditado más de 800 periodistas.

Los ‘amateurs’ como protagonistas

La flota estará compuesta por 123 regatistas profesionales y amateurs,. El 47 % de los regatistas proviene de Bretaña francesa y un 20 % de la flota (25 patrones) llega desde otros países como el Reino Unido, Japón, Finlandia, Suiza, Alemania, Estados Unidos, Bélgica y Suecia. Este año no hay ningún español en la línea de salida, a pesar del éxito cosechado por Alex Pella en 2014, que logró alzarse con la victoria en Class40. El regatista catalán, a bordo del Tales II Santander, hizo historia al ser el primer español en ganar una regata transoceánica en solitario, y ser el quinto no francés en inscribir su nombre en el palmarés de los vencedores de historia la Ruta del Ron.

Fiel a sus valores, la regata acoge a veleros que como mínimo tienen 39 pies (12 metros). En esta edición la organización ha introducido algunos cambios: habrá una numerosa representación de regatistas amateurs y la flota se repartirá en seis clases, en lugar de las cinco de 2014.

La clase Ultime estará compuesta por seis barcos. Son los multicascos más grandes, rápidos y peligrosos: embarcaciones que, incluso con un solo patrón, pueden recorrer más de 800 millas en 24 horas.

La clase IMOCA, con 20 participantes, integra a los monocascos - verdaderos devoradores de millas-, que han sido el pilar de las regatas oceánicas en solitario desde mediados de los años ochenta.

Los seis barcos de la clase Multi50 forman un grupo de multicascos rápidos y de diseño básico, con un coste relativamente asequible. Es una clase donde solo compiten franceses.

Las fechas clave

Saint Malo

Domingo 4 de noviembre a las 1400: salida de la undécima edición de la Route du Rhum-Destination Guadeloupe

Pointe-à-Pitre

Sábado 10 noviembre: llegada prevista de Ultime

Martes 13 noviembre: llegada prevista de Multi50

Jueves 15 noviembre: llegada prevista de IMOCA

Lunes 19 noviembre: llegada prevista de Clase40 y Rhum multi

Jueves 20 noviembre: llegada prevista de Mono Rhum mono

Domingo 2 diciembre a las 1400. Clausura de la Route du Rhum line-Destination Guadeloupe

Los Class40, con 53 barcos inscritos, agrupa a los monocascos de mayor éxito de los últimos años. Un barco que permite a los navegantes principalmente aficionados participar en regatas oceánicas con un presupuesto limitado.

Además de estas cuatro clases, y por primera vez en su historia, la clase amateur Rhum se divide en dos divisiones: monocascos y multicascos, con un total de 38 participantes.

La división multicasco (21) esta formada por catamaranes y trimaranes que varían en tamaño desde 39 a 59 pies, con patrones casi todo s no profesionales. Sin embargo, entre ellos estará el navegante francés Loïck Peyron, que hace cuatro años ganó la prueba batiendo el récord de velocidad a bordo del maxitrimarán Banque Populaire VII, después de siete días y 15 horas. El navegante de Nantes regresa a la competición con el Happy, un pequeño trimarán de color amarillo réplica del Olympus Photo con el que Mike Birch ganó la primera edición en 1978 y con el que tiene previsto terminar en 22 días.

En la división monocasco (17), los barcos tienen entre 40 y 60 pies de eslora, con una antigüedad que va desde unidades botadas en la década de los setenta hasta diseños modernos construidos en los últimos cinco años.

Seis mujeres

En una edición dominada por hombres, seis mujeres tratarán de seguir la estela de anteriores ganadoras de la prueba, las francesas Florence Artaud y Anne Caseneuve, en 1990 y 2014 respectivamente, y la británica Ellen Mac Arthur, en 2002.

La participación femenina se reparte por igual en dos clases. La clase IMOCA está liderada por la británica Sam Davies, veterana de la Vendée Globe y la Volvo Ocean Race. Davies regresa a las regatas oceánicas en solitario a bordo del Initiatives-Coeur. Es su primera participación en la Ruta del Ron. Una de las rivales de Davies será la francoalemana Isabelle Joschke, a bordo del Monin. Joschke comenzó a navegar cuando era niña en los lagos de Austria, pero fue una sesión de entrenamiento en las islas Glénan, en la costa de Bretaña, lo que la llevó a iniciar su carrera profesional. La tercera adversaria es Alexia Barrier, una marinera de 38 años de Biot, cerca de Antibes, en el sureste de Francia. Su sueño es navegar en Vendée Globe, y tener la oportunidad de hacer la Ruta del Ron a bordo del 4MYPLANET es un gran paso para alcanzarlo.

Las otras tres contrincantes participan en la Class40. Al frente estará la veterana navegante británica Miranda Merron, a bordo del Campagne de France. Merron tiene una larga experiencia en carreras en solitario y esta será su tercera participación en la Ruta del Ron, después de las de 2002 y 2014. Junto a ella, en la línea de salida estará la francesa Claire Pruvot a bordo del Service Civique, con el que espera poder terminar entre los 15 primeros. Pruvot ha pasado cuatro temporadas en el exigente circuito Figaro, lo que le servirá sin duda para afrontar este nuevo reto. Morgane Ursault-Poupon, cuyo padre, Philippe, ganó la Ruta del Ron en 1986, el año en que ella nació, es la tercera rival. Para la joven, de 32 años, que navegará a bordo del Fleury Michon Bio, este será el comienzo de su “gran aventura”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información