Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Valencia descarrila en Suiza

El equipo ché empata a uno con el Young Boys y se complica el pase a la siguiente fase

Parejo comete el penalti que permite el empate del Young Boys.
Parejo comete el penalti que permite el empate del Young Boys. REUTERS

Con un decepcionante empate a uno en casa de la cenicienta del grupo, el Valencia, encallado en la mediocridad, descarriló en Suiza en una horrenda segunda mitad, donde fue superado por un equipo físico, entusiasta y sin presión, pero de menor entidad. El Valencia compromete su clasificación para la segunda fase y pone en duda la fiabilidad del segundo proyecto de Marcelino cosechando una nueva igualada que refuerza su triste condición de rey del empate. El equipo suma siete igualadas en el campeonato doméstico y dos en Europa. Primer y sorprendente punto para el Young Boys. El daño pudo ser mayor pero la figura del meta brasileño Neto y el palo evitaron la derrota.

Con el viento a favor, el Valencia despreció en el segundo acto la ventaja conseguida antes del descanso. Batshuayi desequilibró pronto el partido para tranquilidad de Marcelino, que lo celebró con más efusividad que su atacante. El belga, un showman en el festejo, puso morritos y movió luego la cabeza de lado a lado. Además, sigue egoísta e interpreta el juego de una manera muy anárquica, ya no volvió a desequilibrar.

Young Boys

4-4-2 (D.P.)

Gerardo Seoane

1

Wölfli

30

Sandro Lauper

23

Loris Benito

5

Von Bergen

43

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Mbabu

16

Cambio Sale Bertone

Christian Fassnacht

35

Sekou Sanogo

8

Djibril Sow

7

Cambio Sale Ngoumo Ngamaleu

Sulejmani

17

Roger Assalé

99

1 goles Gol Cambio Sale Nsame

Hoarau

13

Neto

14

Gayá

12

Mouctar Diakhaby

5

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Gabriel Paulista

21

Cristiano Piccini

6

Cambio Sale Coquelin

Kondogbia

8

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Carlos Soler

10

Parejo

20

Cambio Sale Gameiro

Ferrán Torres

19

Rodrigo

23

1 goles Gol

Batshuayi

Valencia

4-4-2 (D.P.)

Marcelino García Toral

Batshuayi inauguró el casillero de goles a favor del Valencia en la Champions. Con su tanto, segundo en la temporada, el internacional belga se convierte en el mejor artillero del equipo en una época de crisis de juego y de productividad baja en la fábrica de goles del equipo del murciélago.

Carlos Soler, de los pocos jugadores convincentes en el inicio de curso, recuperó un balón en la frontal y filtró un pase sobre el desmarque de ruptura del belga. Batshuayi controló de primeras con el exterior de su pie derecho, burló la salida del meta en un segundo control afortunado que se le quedó algo largo y envió la pelota a dormir a la red. El meta suizo se venció tras el primer control.

El gol llegó tras el esperado arreón del Young Boys, que pilló al Valencia desconcertado y resbalándose, mientras se adaptaba a la moqueta de hierba artificial, muy cortita, del Stade de Suisse. Cuando dejó de resbalar, el equipo de Marcelino exhibió su mayor condición técnica y acabó dominando el tramo final del primer acto.

Marcelino salió con el niño Ferran Torres en la izquierda, a pierna cambiada, en una decisión discutida que perjudicó al jugador y al equipo. El de Foios, extremo puro, tiene más dificultad para lucir su uno contra uno en la otra acera. Gayà, taponado con Ferran por delante, apenas subió la banda. El equipo perdía salida por ese carril, el único que funciona este curso. Cuando Marcelino retiró a Torres en la segunda mitad y ubicó a Rodrigo en ese lado, Gayà volvió a aparecer y a percutir. El Valencia era más natural y recuperaba llegaba por la izquierda.

En cambio, la ocasión más clara tras el gol de Batshuayi fue de Ferran. El Valencia, que robaba y corría bien en ese tramo de partido disparado por Parejo y con Rodrigo moviéndose bien entre líneas, tuvo el segundo en manos del internacional juvenil. Rodrigo exhibió su calidad en un maravilloso pase, Ferran le tiró un caño a su defensor pero pifió el remate.

En el inicio de la segunda parte, los suizos, que jugarían en la Segunda española, arrinconaron al Valencia, que estaba desbordado. Fassnacht, Mbabu y Sulejmani llegaron y remataron con mucha facilidad. Neto sujetó a su equipo hasta que Parejo cometió un penalti tonto como el que hizo el día del debut en la competición ante la Juve en Mestalla. El error del capitán penalizó a su equipo. El castigo lo ejecutó Hoarau que empató el partido. Pese a sus 34 años, el delantero centro francés, que explotó su 1,92 metros de envergadura hizo daño.

Tras el partido, con el Valencia confuso y pidiendo la hora, Neto salvó a su equipo al rechazar, en una parada magnífica hacia su palo izquierdo, un cabezazo de Sanogo a remate de un córner.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información