Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça, final de Copa en Madrid ante un Logroño con un héroe inesperado

Aginagalde, portero suplente del equipo riojano, para un penalti decisivo ante el Ademar (21-20) y los azulgrana superan al Puente Genil (36-27)

El portero del Logroño, Aginagalde, celebra el triunfo ante el Ademar. Ampliar foto
El portero del Logroño, Aginagalde, celebra el triunfo ante el Ademar. EFE

El Barcelona Lassa buscará su quinto título seguido en la Copa del Rey este domingo en el Madrid Arena (17.00, Movistar +) ante el BM Logroño, el mismo rival ante el que ganó la final del año pasado en León.

El desarrollo de las semifinales fue totalmente contrapuesto. El Barcelona, pese a las dificultades que tuvo en el primer tiempo, superó después con autoridad al Puente Genil (36-27). El BM Logroño La Rioja, en cambio, sufrió hasta el último instante para sellar su triunfo frente al Ademar León (21-20). Lo consiguió gracias a que su portero Gurutz Aginagalde le paró un penalti a Juanín García a 15 segundos para el final.

Aginagalde no había jugado ni un solo segundo, ante la excepcional actuación del portero checo Jakub Krupa, que con sus catorce paradas fue una de las claves del triunfo riojano. Pero para la batalla final el técnico del BM. Logroño, Jota González, no dudó en confiar en el veterano cancerbero de 40 años para jugarse el pase a la final.

Como tampoco dudó el preparador del Ademar de León, que recurrió al experimentado Juanín García, el hombre que suma más de 2.500 goles en la Liga ASOBAL, para lanzar el penalti que podía forzar la prórroga para los leoneses.

Sin embargo, en esta ocasión Juanín García, no pudo superar a Gurutz Aginagalde detenía su lanzamiento desde los siete metros. Los máximos goleadores del Logroño fueron Castro (5 tantos), Del Arco (4), Garciandia (3) y Chiuffa (3); los del Ademar: Costoya (8) y Simonet (3).

Rafa Guijosa, el entrenador del Ademar, criticó la norma de la Federación Internacional de Balonmano (IHF) que obliga al jugador que sea atendido, habiendo tenido que detenerse el partido para ello, permanezca fuera del terreno de juego durante los siguientes tres ataques. Eso fue lo que le sució al lateral internacional del equipo leonés Alex Costoya.

El Barcelona Lassa cumplió con los pronósticos ante el Angel Ximenez-Avia de Puente Genil (36-27). El equipo cordobés, que el viernes ya protagonizó la gran sorpresa de los cuartos de final tras apear de la competición al Fraikin Granollers en la tanda de penaltis, tan sólo marchaba un gol por detrás en el marcador (14-13) a falta de seis minutos para la conclusión del primer tiempo. Un marcador que obligó a pedir con urgencia un tiempo muerto el preparador azulgrana Xavi Pascual, que no estaba dispuesto a repetir el calvario que sufrió en los cuartos de final al Recoletas Atlético Valladolid.

Tras el tiempo muerto, los azulgrana sólo recibieron tres goles más (19-16) hasta la conclusión de la primera mitad. En el inicio del segundo período la defensa barcelonista se mostró todavía más infranqueable para el Puente Genil, que solo pudo anotar dos goles en 13 minutos (27-18) en una fase que marcó ya el desenlace del encuentro. Los máximos artilleros del Barcelona fueron Valero Rivera (9 goles), N'Guessan (4), Palmarsson (4), Aleix Gómez (4) y Ariño (3). En el Puente Genil destacaron Rudovic (7), Cuenca (5) y Moreira (4).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.