Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiasco del Granollers frustra el clásico catalán en la Copa

El Barcelona supera al Valladolid y se medirá en semis al Puente Genil, sorprendente verdugo de los vallesanos en la tanda de penaltis

Cuenca lanza a la portería defendida por Almeida. Ampliar foto
Cuenca lanza a la portería defendida por Almeida. EFE

El Puente Genil protagonizó la gran sorpresa en los cuartos de final de la Copa del Rey de balonmano que se celebra en Madrid al imponerse al Fraikin Granollers en la tanda de penaltis (4-2) después de empatar el partido a 22 y de concluir la prórroga con empate a 27.

Se frustró así el clásico catalán, muy esperado después de que el Granollers, el 13 de abril, se convirtiera en el primer equipo que gana a los azulgrana en la Liga Asobal desde hace cinco años. Pero será el Puente Genil el rival del Barcelona hoy en la segunda semifinal (19.00, Movistar +). El equipo azulgrana venció ayer al Atlético Valladolid por 34-30. Valero Rivera (6), Dolenec (6) y Lenne (5) fueron los máximos goleadores del Barça.

MÁS INFORMACIÓN

El Logroño La Rioja, que venció al Anaitasuna por 32-30, y el Ademar León, que se impuso al Guadalajara por 25-21, jugarán la primera semifinal (17.00).

“Cuando te vas a las primeras de cambio en un torneo como este es duro. Veníamos con la ilusión de de llegar más lejos. Es un momento difícil, pero en unos días, cuando veamos la globalidad de la temporada, veremos que no es mala”, señaló Antonio Rama, entrenador del Granollers. Rama explicó que su equipo sufrió muchos problemas con la defensa 5-1 que planteó el Puente Genil y con los lanzamientos lejanos de David Jiménez, el máximo artillero del equipo andaluz con siete goles, uno más que Rudovic y tres más que Moreira.

Por parte del Granollers, los más efectivos fueron Adrià Figueras, con siete goles, Cabanas, con cinco, y Bernatonis y Alex Márquez, con tres cada uno. Otro de los protagonistas del partido fue el portero del Puente Genil Jorge Oliva. Saliendo desde el banquillo, acabó con doce paradas, más de un 44% de efectividad.

Xavi Pascual, el entrenador del Barcelona, elogió al Atlético Valladolid y admitió que su equipo pudo ser eliminado. “Han jugado muy bien y nos podían haber echado perfectamente de la competición en los cuartos de final. Sabíamos la dificultad que entrañaba este partido y además César Perez -portero del Atlético Valladolid- ha estado extraordinario”, indicó Pascual. El técnico del conjunto azulgrana achacó gran parte de los problemas sufridos por el Barcelona, que llegó a perder hasta por cinco goles, a los errores en el lanzamiento en el arranque del duelo. “Hemos fallado ocho lanzamiento claros. No era un problema de fluidez, era un problema de lanzamiento y eso nos ha lastrado todo el partido”, explicó Pascual.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.