Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro días para retar los cuatro años de dinastía del Real Madrid en la Copa del Rey de baloncesto

El conjunto de Pablo Laso busca su quinta corona copera seguida, algo que nadie logra desde 1983. “De momento, el líder de este equipo es el entrenador”, dice Pesic ante la reválida del Barça

Las Palmas de Gran Canaria
copa del rey baloncesto
Pablo Laso, en un partido de Euroliga ©GTRESONLINE

Cuatro días para retar cuatro años de reinado. Desde esta tarde en Las Palmas, Unicaja, Valencia, Iberostar Tenerife, Barça, Baskonia, Herbalife Gran Canaria y Montakit Fuenlabrada pelean por atajar la mejor secuencia de un equipo en la Copa en los últimos 35 años, los cuatro títulos del Real Madrid.

“En todas las quinielas previas de todas las Copas te puede salir cualquier resultado. Lo que hace grande a esta competición es esa sensación de que todos tienen opciones. Aquí hay siete equipos que están al máximo nivel en Europa [cinco de Euroliga y dos de Eurocup] y el Fuenlabrada, que ha hecho la mejor primera vuelta de su historia. Yo no haría quinielas ni hablaría de favoritos”, resumió Pablo Laso antes de viajar a Gran Canaria.

En la clásica porra de los entrenadores de los 10 equipos de la Liga Endesa que no participan en la Copa el pronóstico mayoritario fue una final entre el Real Madrid y el Baskonia, con cinco de ellos apostando por un triunfo del equipo blanco y otros cinco que se decantan a favor de los vitorianos.

El flamante cartel en Las Palmas anuncia un doble duelo entre equipos de Euroliga, uno a cada lado del cuadro, y cruza por el mismo camino al campeón de Liga y al campeón de Copa —Valencia y Real Madrid—, finalistas de la última edición copera disputada el año pasado en Vitoria. En aquella ocasión, el conjunto de Laso logró su cuarto título consecutivo, el quinto en las últimas seis ediciones. El reto del club blanco, que ha disputado siete de las últimas ocho finales del torneo, será encadenar cinco coronas seguidas, algo que nadie consigue desde que el Barça enlazara seis entre 1978 y 1983.

“Ayón viaja y está entrenando bien, pero no jugará en cuartos”, confirmó Laso. Faltará eso sí Sergio Llull. El MVP de 2012 y 2017, el artífice de la canasta ganadora en 2014, el protagonista del coreado campo atrás y de todos los finales inverosímiles del campeón en la pasada edición, no estará en el Gran Canaria Arena. “Respeto a Doncic por lo que está haciendo a su edad, pero no me da miedo un solo jugador del Madrid. En ese caso, me daría más miedo Sergio [Llull] en la pista, no tanto Luka”, sentenció Plaza. “Lo importante es no desdibujarse ni estar atemorizado. Hay que jugar y divertirse”, pidió el entrenador del Unicaja a los suyos.

En Gran Canaria se espera también con expectación al nuevo Barça. Los azulgrana, que solo han ganado una Supercopa desde la conquista de la Liga de 2014, medirán el efecto Pesic. “De momento, el líder de este equipo es el entrenador”, espetó el técnico de Novi Sad antes de entrar en juego. “Tenemos motivación, pero para lograr algo importante necesitamos tranquilidad y cabeza”, resumió antes de contar detalles de la reconstrucción de su equipo. “He preguntado a los jugadores cómo quieren jugar en ataque. Así pueden mejorar su responsabilidad. Hay muchas propuestas interesantes”, contó. En su anterior etapa en el Barça, Pesic conquistó la Copa de 2003 derrotando en la final al Baskonia, su rival esta vez en cuartos. Superada la incertidumbre de la huelga, se lanza el balón al aire para que el Madrid complete un lustro copero de campeonato o para que alguno de los siete aspirantes restantes interrumpa su dinastía.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información