Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU decide su abanderado a cara o cruz y el perdedor se niega a ir al desfile

Un portavoz del equipo estadounidense asegura que el patinador Shani Davis no tenía previsto acudir a la inauguración si la elegida era Erin Hamlin

Erin Hamlin y Shani Davis, los deportistas entre quienes se escogió al abanderado de EE UU. En vídeo, Hamlin agradece a sus compañeros la oportunidad de ser abanderada.

El patinador estadounidense Shani Davis no acudirá este viernes a la ceremonia de inauguración de los Juegos de Invierno tras perder a cara o cruz ante Erin Hamlin la responsabilidad y el privilegio de llevar la bandera de su país durante el desfile de los deportistas. "El equipo de Estados Unidos lanzó deshonrosamente una moneda al aire para decidir su abanderado de 2018", escribió Davis en su cuenta oficial de Twitter, donde recordó sus méritos como el primer estadounidense en retener el título de los 1000 metros, que ganó tanto en 2006 como en 2010. También añade que la decisión no le resulta un problema y que puede "esperar hasta 2022", fecha de los próximos Juegos.

Un portavoz del equipo estadounidense aseguró que Davis no tenía planeado ir al desfile si la elegida era Erin Hamlin, aunque hubiese hecho una excepción si le tocaba llevar la bandera. "Davis no marchará en el desfile. Eso no estaba nunca en sus planes originales. Él está completamente enfocado en su primera carrera", comunicó el portavoz.

Davis, que con Pyeongchang suma su quinta participación olímpica, era uno de los ocho candidatos para ser el abanderado de Estados Unidos. Esta elección se realiza a través de una votación en donde las ocho federaciones de los deportes de hielo presentan su candidato. Tras la misma, hubo un empate a cuatro entre Davis y Hamlin y una moneda fue lanzada para decidir quién de ellos era finalmente el que llevaba la bandera. La decisión a cara o cruz cuando hay un empate está dentro de las normativas del Comité Olímpico Estadounidense.

En su tuit, Davis añade el hashtag de #BlackHistoryMonth2018, sugiriendo que la discriminación racial jugó un rol decisivo en la decisión. El patinador, de 35 años, que ha ganado ya dos medallas de oro y dos de plata, fue el primer deportista negro en ganar una medalla de oro en 2006.

Hamlin, de 31 años, participa en la modalidad del luge (descenso en trineo) y se retirará después de estos Juegos. En Sochi 2014 se convirtió en la primer mujer estadounidense en ganar una medalla olímpica en luge al obtener la de bronce. "Es un orgullo llevar la bandera. Es algo completamente diferente (a ganar una medalla) y es algo que me he ganado gracias al trabajo duro. La gente reconoce eso y lo respeta. Es un privilegio representar al equipo de Estados Unidos", afirmó Hamlin.

Más información