LaLiga Santander jornada 21
Villarreal
Villarreal
Víctor Ruiz 5'Fornals 17'Bacca 19'Samu Castillejo 33'
4 2
Finalizado
R. Sociedad
R. Sociedad
Llorente 23'Willian José 57'

El Villarreal evidencia la fragilidad de la Real Sociedad

En apenas media hora, el equipo de Calleja sentencia con cuatro goles al conjunto de Eusebio que no logra despertar de su pesadilla

Los jugadores del Villarreal celebran el primer gol.
Los jugadores del Villarreal celebran el primer gol.Getty

La Real garantiza el espectáculo y los goles que en esta temporada los sufre más que los celebra. Sucede jornada a jornada, tanto en Anoeta o como en el estadio de La Cerámica en la fría noche de Vila-real. Ofrece mucho y concede más el equipo de Eusebio en este curso que ya lleva encajados 40 goles. Reconocible en ataque, como es de esperar con futbolistas de notable técnica y un entrenador que promueve el buen fútbol, la filosofía se queda en un discurso retórico y sin contenido por su vulnerabilidad defensiva, de la que sacó provecho el Villarreal, un equipo completo, ortodoxo, con jugadores exquisitos, hermético cuando lo requiere.

En apenas media hora de partido, el conjunto de Calleja comprobó la fragilidad de la Real que encajó cuatro goles en un suspiro y que solo pudo remediar a medias con dos tantos para maquillar el drama que vive actualmente, con una sola victoria de los diez últimos partidos disputados y que ponen en duda la continuidad de Eusebio. Una realidad contraria de la que disfruta el Villarreal que ha sumado 16 puntos de los últimos 18 en juego y que le permiten soñar en grande, con la Champions como un objetivo real, con al Madrid y el Valencia a tiro.

Dispuesto a revertir la situación, la buena presencia de la Real en la presentación en La Cerámica, quedó retratada a los cinco minutos, en el instante que encajó el primer gol a balón parado, presagio de la tormenta que sufriría posteriormente. Víctor Ruiz remató de cabeza un saque de equina botado por Castillejo. El central amarillo no tuvo oposición alguna al deshacerse de la marca de Raúl Navas. La novedosa disposición de Eusebio Sacristán, con una defensa de tres centrales, quedó pronto en evidencia por la falta de tensión y aplicación de la zaga txuri-urdin a la que regresó Íñigo Martínez. Juanmi y Canales se quedaron en el banquillo al igual que Rulli fue relegado a la suplencia en beneficio de Toño Ramírez.

Tampoco resultó la panacea el cambio en la portería donostiarra. Al cuarto de hora de encuentro, Toño Ramírez entregó a Bacca una cesión comprometida de Raúl Navas, un caramelo que aprovechó el colombiano para asistir a Pablo Fornals que marcó a placer. La presión adelantada del Villarreal surtió efecto. Y la tragedia para la Real no quedó ahí. Tres minutos después, una arrancada de Enes Ünal fue culminada por Bacca tras un desmarque en diagonal, anotando el colombiano después de esquivar la desesperada salida de Toño Ramírez.

Estando la Real en el terreno de juego nada parece escrito. Y tras una falta lateral botada por Illarramendi, Llorente peinaba a la red de Asenjo. Apenas transcurridos 22 minutos de partido y ya figuraban cuatro goles en el marcador. Y la Real no se resignaba a la derrota, obligando con ánimo y juego a que el Villarreal se protegiese en torno a Asenjo. Pero el equipo de Javi Calleja es camaleónico, se encuentra cómodo en cualquier situación, domina el ataque posicional a partir del esférico y saca jugo al vértigo y los contragolpes. En uno de estos, Castillejo, tras fijar a su marcador e hipnotizar pausadamente a la defensa realista, encontró situación de tiro para marcar un cuarto gol messiánico, con una comba perfecta de derecha a izquierda que hizo inútil la estirada de Toño Ramírez que vivió una primera parte para olvidar.

La Real no perdió la esperanza tras marcar su segundo gol en el minuto 58 anotado por William José tras un disparo desde fuera del área. El Villarreal supo frenar la ofensiva realista para conservar una victoria que le permite soñar a lo grande. La pesadilla para el equipo de Eusebio no cesa.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS