Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un Madrid negado: 348 remates, 32 goles

El equipo de Zidane, que lleva 19 tantos menos que la temporada pasada, lidera el ranking de disparos de la Liga, pero necesita cuatro tiros a puerta para marcar un gol

Cristiano se lamenta de una ocasión fallada ante Asenjo. Ver fotogalería
Cristiano se lamenta de una ocasión fallada ante Asenjo.

Aunque no se prodigue mucho con los medios de comunicación, Toni Kroos suele ser siempre muy atinado en sus análisis futbolísticos. Anoche, además, se atrevió a decir lo que no ha dicho ninguno de sus compañeros: a 16 puntos del Barcelona (que podrían aumentar hoy si los azulgrana ganan en Anoeta) el Madrid tiene que pensar en clasificarse para la Champions del año que viene. "16 puntos son muchos, no tenemos que pensar en ello, sino en ganar el siguiente partido y sumar puntos para llegar a la segunda o la tercera plaza”, explicó a los micrófonos de beIN Estados Unidos. El Atlético está a diez puntos, el Valencia a ocho. El Villarreal aprieta por detrás (un punto menos, igual que el Sevilla, tres menos). Todos tienen un partido más que el Madrid que tiene que recuperar el encuentro contra el Leganés.

A todo aquel que paró en zona mixta, se le preguntó ayer cómo se podía explicar lo que le había pasado al Madrid contra el Villarreal: 28 remates, siete a puerta, ningún gol y el castigo del tanto recibo a la contra en el minuto 86. “Es un mal momento, es el problema que hemos tenido en muchos partidos este año, hacemos un buen trabajo y no marcamos. Para hacer buenos resultados y tener buenas sensaciones necesitas marcar goles, sumar puntos y victorias y nosotros no las tenemos en este momento. Lo intentamos, lo trabajamos, corremos, jugamos… Normalmente, con esto ganas un partido, nosotros no los ganamos”, respondió Kroos. “Lo intentamos de todas las maneras , pero el balón no quiere entrar. No tiene explicación, es una mala racha que dura”, argumentó Zidane.

El Madrid, que lleva dos partidos seguidos en el Bernabéu sin anotar, ha marcado 32 goles en lo que va de Liga. Son 19 tantos menos que el año pasado tras la primera vuelta. Para encontrar un registro goleador inferior hay que remontarse a la temporada 2006-07 cuando los blancos llevaban 28 goles. Tenían, sin embargo, 38 puntos, seis más que esta temporada. El Madrid encabeza el ranking de los equipos que más rematan en la Liga: 348 disparos (125 a puerta; es decir, 6,9 por encuentro). El Barcelona le supera en remates entre los tres palos (132 de 287 totales).

Mientras los azulgrana, con 48 goles a favor, anotan un tanto cada 2,6 remates a puerta, el Madrid necesita casi cuatro (3,9) para festejar un gol. La campaña pasada llevaban siete remates más a puerta (es decir, no ha bajado la presencia en ataque ni las ocasiones de gol) y 51 tantos. Anotaban uno cada 2,8 remates a puerta. Era un Madrid más efectivo y menos negado de cara al gol.

Este año es, en cambio, es de los seis equipos (junto a Málaga, Alavés, Leganés, Levante y Deportivo) sin jugadores que hayan marcado más de cuatro goles. Un registro muy pobre para un conjunto con un tridente de ataque formado por Cristiano Ronaldo, Bale y Benzema. Las lesiones han frenado al galés que, aun así, lleva el doble de goles que el francés en el campeonato (cuatro por dos).

Cristiano sólo lleva cuatro (por los nueve de la Champions), un tercio de los que marcó el año pasado al final de la primera vuelta. No ha disminuido su presencia en ataque, lleva 32 remates a puerta (tres menos que la temporada pasada) , pero necesita ocho disparos para festejar un gol. Nunca, desde que llegó el Madrid, el portugués había tenido peores registros. Ni siquiera en su primera temporada en la que se perdió ocho partidos por lesión. Ese año (2009-10) llevaba más del doble de goles (9) con dos encuentros menos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información