Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kroos: “Nuestro objetivo es clasificarnos para la Champions del próximo año”

Zidane dice que no tiene explicación a lo que le está pasando al equipo y asegura que hay vida y esperanza mientras que el centrocampista alemán se muestra más realista

Zidane, durante el partido contra el Villarreal. Ampliar foto
Zidane, durante el partido contra el Villarreal. AFP

Ni los altavoces que emitieron el himno a todo trapo en cuanto Undiano Mallenco pitó el final consiguieron tapar los silbidos del público del Bernabéu. Del que quedaba, porque buena parte se marchó meneando la cabeza cuando Fornals marcó el gol del Villarreal. No hubo bronca durante el partido. La afición apoyó al equipo y a su técnico. Sólo se escuchó algún pito a Marcelo cuando falló un par de pases.

Zidane había sacado cosas positivas de la charla que mantuvo el martes con la plantilla; sin embargo, las cosas en el Madrid van cada vez peor. De los últimos cuatro partidos disputados, el Madrid no ha ganado ninguno, lleva dos encuentros seguidos en casa sin marcar un gol (por primera vez desde el año 2000) y se ha dejado ya 22 puntos en Liga, más que en toda la temporada pasada. Peligra incluso el cuarto puesto, el último que da acceso a la Champions. A un mes, además, de la visita del PSG en la ida de los octavos. El único jugador realista de la plantilla parece ser Toni Kroos, en una entrevista con beIN Sports de Estados Unidos, el centrocampista alemán fue claro cuando le preguntaron si la Liga, a 16 puntos del Barcelona, estaba acabada. "En nuestra posición [cuartos] tenemos que clasificarnos para la champions del próximo año y tiene que ser nuestro objetivo para el resto de temporada" contestó.

“Hemos peleado y otra vez un córner nos pilla descolocados. No es un problema de actitud, los primeros que estamos jodidos somos nosotros, trabajamos como los que más y cuando llegan los partidos, pues no sé, no sé lo que pasa...”, confesó Nacho, que dijo que con la contra se les quedó cara de circunstancias. ¿Qué le pasa al Madrid cuando llegan los partidos?, le preguntaron a Zidane. “Son las mismas preguntas siempre. La explicación es seguir pensando que lo vamos a cambiar. Y el próximo partido que vamos a ganar, pensar en que tenemos que seguir trabajando y ganar el segundo. Así van las cosas...”, contestó el francés, que parecía completamente noqueado por la derrota contra el Villarreal. ¿Ha tocado fondo el Madrid?, le insistieron. “No, no hemos tocado fondo, estamos en un mal momento, es un palo, pero vamos a seguir”, respondió.

Los blancos remataron 28 veces, siete a puerta, y no consiguieron marcar. La falta de puntería sigue castigando al equipo. Zidane reconoce que es un tema mental porque no ganar partidos afecta a las cabezas de sus jugadores.

“La situación la conocemos y sabemos lo que nos toca, tenemos la Copa, la Champions dentro de un mes. Es un momento difícil porque nunca lo hemos hemos vivido. Para los jugadores es complicado, luchamos, peleamos, tenemos juego y no quiere entrar… no es que no tenga explicación, es que hay que meterla”, analizó. Le preguntaron si no cree que el ataque del Madrid es demasiado previsible, abusa de los centros al área [37 este sábado] y facilita así el trabajo de las defensas rivales. “No creo que sea así, hemos tenido ocasiones y hemos hecho otras cosas que no fueran rematar centros. En el fútbol hay dos equipos y hay que marcar un gol más que el adversario. Es difícil ahora porque no entra, pero no porque el ataque sea previsible. Intentamos hacer daño al rival y hemos tenido ocasiones para hacerlo”, respondió.

Zidane dijo que lo bueno del fútbol es que hay otro partido dentro de cuatro días —la ida de los cuartos de Copa contra el Leganés, el jueves— y que es una oportunidad para cambiar la racha. “Cada uno puede opinar, tenemos cosas para demostrar que estamos aquí, hay vida y esperanza… lo bueno es que cada tres días tenemos un partido. Vamos a cambiarlo siendo una piña”.

Más información