Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Doncic, 4.500 euros de multa

El esloveno es sancionado por la Euroliga tras su expulsión ante el Valencia por incurrir en una "falta de respeto" hacia los árbitros. El Barça y el conjunto taronja, casi deshauciados en el torneo

Expulsion Luka Doncic
Doncic protesta al árbitro tras ser expulsado ante el Valencia EFE

La controvertida expulsión de Luka Doncic en el Real Madrid-Valencia de la 13ª jornada de la Euroliga, tras pitarle una antideportiva y una técnica casi consecutivas, se cerró definitivamente ayer con una sanción de 4.500 euros al mvp de la competición. La Euroliga entiende que el jugador esloveno incurrió en una “falta de respeto” hacia los árbitros y le multa económicamente en aplicación del artículo 27.2 b) de su código disciplinario.

La doble acción que motivó la descalificación de Doncic fue el centro de la rueda de prensa en la que Pablo Laso expresó con firmeza contenida sus quejas por los arbitrajes sufridos hasta la fecha por el Madrid en la competición. “En la primera jugada pitan falta antideportiva a Pleiss, pero ven la sangre y rearbitran el partido adjudicándole la antideportiva a Luka. No sé si con el VAR en el fútbol se hace, pero en baloncesto no se puede rearbitrar. Ha sido falta en ataque de Luka, pero no antideportiva”, explicó el técnico madridista que amplió su lista de quejas a partidos anteriores. “Respecto a los arbitrajes que hemos sufrido, casi prefiero callarme a decir lo que pienso. Pero hay datos que son increíbles”, espetó. El epicentro de sus quejas se sitúa en los partidos ante Maccabi, cuando la permisividad de los colegiados amparó la dureza defensiva sobre la que el conjunto de Tel Aviv cimentó el parcial de 25-12 en el segundo cuarto; y ante Olympiacos, donde a los cinco interiores madridistas les pitaron 20 faltas en contra —tres de ellos fueron eliminados (Felipe, Thompkins y Tavares)— y tan solo dos a favor. El balance general de faltas en ese choque fue de 29 del Madrid por 18 de Olympiacos; los blancos lanzaron 11 tiros libres por los 36 de su rival.

A pesar de sus cuitas arbitrales, el Madrid es el único equipo español con plaza entre los ocho primeros de la tabla, tras enmendar su contabilidad con los triunfos ante Barcelona y Valencia en las dos últimas jornadas. Tanto los azulgrana (4 victorias y 9 derrotas) como el conjunto taronja (3-10) están prácticamente desahuciados en el torneo a falta de dos jornadas para concluir la primera vuelta. Atendiendo a la contabilidad del curso pasado, los de Sito Alonso, decimoterceros, necesitarían ganar 12 de sus 17 partidos restantes para tener opción de llegar al playoff de cuartos. No favorece el calendario al Barça puesto que, tras perder ante Unicaja en el Palau, le quedan siete partidos en casa y 10 a domicilio. Los azulgrana, que hoy se miden al Baskonia en Vitoria, suman un solo triunfo en sus últimas 17 salidas europeas. Su única alegría llegó hace ya 10 meses, el 23 de febrero ante el Armani Milán (78-83). “Lo más importante es conseguir una victoria. Hay que ir a Vitoria con convicción. Tenemos que convencernos de que podemos plantar cara y ganar”, explicó Alonso ante la crisis.

Compartiendo el farolillo rojo con el Efes está el Valencia, que salió de Madrid abrazado a la utopía. Después de nueve derrotas consecutivas, los de Txus Vidorreta necesitarían vencer 13 de sus 17 partidos para pelear la clasificación, casi una eliminación virtual antes de cerrar la primera vuelta. El Baskonia, que cayó en la pista del Armani tras encadenar una racha de seis triunfos en ocho encuentros, y el Unicaja, que afronta ahora dos salidas peliagudas ante Zalgiris y Panathinaikos, se mueven en la cuerda floja con escaso margen de maniobra.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información