Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Atlético, contra el portero que dejó a Italia sin Mundial y el técnico que se encaró con Guardiola

El equipo de Simeone se mide al Copenhague danés, entrenado por el noruego Solbakken y con Robin Olsen bajo palos

Atletico de Madrid Copenhague
Saúl Ñíguez celebra su gol al Betis el domingo. AFP

El Copenhague, un rival físico con los clasicos parámetros del fútbol nórdico, 4-4-2 y juego directo, será el rival del Atlético de Madrid en los dieciseisavos de final de la Liga Europa. Un equipo incómodo, al que le gusta presionar arriba, de poco trámite y muchos centros desde los laterales. Incluidos los saques de banda, que acostumbra a convertirlos en centros tensos al área.

La figura de su entrenador, el noruego Stale Solbakken, y su portero Robin Olsen, verdugo de Italia en la repesca del Mundial, son la referencia más llamativa del club más laureado de Dinamarca. Solbakken es aún recordado por encararse con Guardiola en un partido de la Liga de Campeones entre el Barcelona y el Copenhague disputado en 2011. “Creo que si no hubiera llegado Busquets habría ganado yo el combate de boxeo. Fue una cosa poco importante. Creo que los dos queríamos ganar y al final pasó lo que pasó. Lo cierto es que no recuerdo con exactitud lo que me enfadó tanto y es cierto que he podido hablar con Pep después de lo que ocurrió”, bromeó tiempo después.

Esta es la segunda etapa de Solbakken al frente del Copenhague, tras dirigirlo primero entre 2005 y 2011. Como jugador fue un centrocampista de más brega que juego que terminó su carrera en el propio Copenhague tras un breve paso por aquel terrorífico Wimbledon de Vinnie Jones.

“Es complicado tener un sorteo peor que enfrentarse al Atlético de Madrid, que es uno de los equipos más fuertes de Europa”, afirmó en un comunicado el técnico noruego tras conocer el sorteo. Solbakken también recordó que el Qarabag, que había eliminado al conjunto danés en la previa de la Liga de Campeones, fue capaz de sacarle dos empates al equipo de Simeone en la fase de grupos de esa competición por lo que asegura que “nada es imposible, aunque será muy difícil”. El portero Robin Olsen, un tallo de 1,98 metros, fue el héroe de Suecia en la repesca mundialista contra Italia con varias paradas decisivas tanto en los partidos disputados en Solna y en Milán.

 

El Qarabag lo eliminó

El Atlético, contra el portero que dejó a Italia sin Mundial y el técnico que se encaró con Guardiola

 El veterano mediocentro Kvist, clave en la clasificación de Dinamarca para el Mundial de Rusia, es el ancla del equipo en el centro del campo. Junto a él juega Zeca, más suelto con la pelota, pero al que le cuesta encajar en un equipo tan aguerrido. Arriba, el paraguayo Federico Santander, es el objetivo principal de los abundantes centros desde los costados como de los balones largos. A su lado, suele jugar Pavlovic, que va bien en la búsqueda de las segundas jugadas que genera Santander. Si no juega Pavlovic lo hace el chipriota Sotiriou, otro delantero de envergadura. Su jugador más peligroso por banda es el esloveno Verbic. En defensa es un equipo que sufre con los balones a la espalda de los centrales y contra equipos que mueven bien el balón.

El Copenhague jugó esta temporada la fase previa de la Champions, pero fue eliminado por el Qarabag, el club azerbaiyano causante de la eliminación del Atlético en la fase previa. El partido de ida se disputará en Copenhague el 15 de febrero y la vuelta el 22 del mismo mes en el Wanda Metropolitano. Hay un precedente en la misma competición en 2007, cuando ambos clubes se enfrentaron en la fase de grupos, que por entonces solo registraba partidos en uno de los estadios. El Atlético visitó Copenhague y se impuso 0-2 con goles de Simao y Agüero.

Más información