Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Berizzo: “Es una derrota muy dura y el responsable soy yo”

“No hay que borrar esto, hay que recordarlo para no repetirlo”, afirma Sarabia

Berizzo, ante el Spartak.
Berizzo, ante el Spartak. AFP

Eduardo Berizzo compareció bastante afectado por la abultada derrota del Sevilla ante el Spartak. Era el momento de dar explicaciones al hundimiento del equipo en Moscú. “Hasta la jugada de Ben Yedder el partido estuvo bien jugado, pero a partir de ahí todo error se convirtió en gol. Es una derrota dura, que hay que afrontar con valentía, sabiendo que noches como ésta puedan ocurrir. Creo que el resultado es demasiado duro para lo que fue el partido. Ahora hay que imponerse a este partido en Sevilla”, afirmó el entrenador del conjunto andaluz. “Fueron errores puntuales, contragolpes, no nos dominaron. Hubo una fragilidad individual en defensa. Toda la que tuvieron la metieron. Si en el minuto 60 nos dicen que queda 5-1 no lo podemos creer”, añadió el técnico argentino.

“Hay que cuidar las palabras en una derrota como ésta. No creo que haya un problema de actitud. Hubo dos partidos. No quiero apuntar a nadie, solo a mí, que soy el responsable de todo esto”, aclaró Berizzo.

“Nos nos sorprendió el Spartak. Sabíamos que jugábamos así. Nosotros controlamos y ellos metieron cinco goles de seis ocasiones de gol. El fútbol nos ha golpeado, pero hay que asumir la derrota y afrontar el partido de vuelta como una revancha”, indicó Berizzo, quien estuvo acompañado en la rueda de prensa por el director deportivo, Óscar Arias.

“No hay que borrar esto, hay que recordarlo para no repetirlo. En la primera parte no hemos estado mal, pero en la segunda nos ha matado su efectividad. Tenemos que igualar la intensidad del rival”, afirmó Sarabia, que regresaba a la titularidad. “Es la derrota más dura desde que estoy en el Sevilla y la Liga de Campeones se nos complica”, afirmó el jugador del conjunto andaluz.

“Estuvimos muy afortunados en el segundo tiempo. El Sevilla nos pudo empatar, Kombarov salvó y a partir de ahí hicimos un partido perfecto. Algo que tiene mucho mérito ante un rival tan potente como es el Sevilla”, indicó, por su parte, el entrenador Massimo Carrera, el italiano que le ha cambiado la cara al Spartak. “Es un gran triunfo, que hemos logrado ante un señor equipo, que ha ganado tres Ligas Europa. Tuvimos una pizca de suerte, algo que siempre es importante en el fútbol”, añadió el entrenador del conjunto ruso.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.