Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Contador recobra el pulso contrarreloj y puede con Froome en la Dauphiné

Victoria de Richie Porte y tercer puesto de Alejandro Valverde, el mejor español

Alberto Contador Ampliar foto
Alberto Contador, durante la contrarreloj individual de la Dauphiné. AFP

Por allí resopla, por allí resopla, dicen los ciclistas de la Dauphiné mirando a los Alpes, y no ven a una ballena llamada Moby Dick, sino al Tour, que les espera dentro de menos de un mes. La contrarreloj de la carrera francesa de una semana es como una pasarela de pretendientes, que exhiben su forma, y Alberto Contador estuvo magnífico. Recuperó el pulso en una especialidad que define, mejor que ninguna otra, el estado de forma y la fortaleza de un corredor. Fue, quizás, después de la del Tour de 2009 en Annécy, que ganó, la mejor contrarreloj de su carrera. Ganó por 2s a Chris Froome, que corrió sin bidón de agua un día de calor y asfalto áspero, y lo notó en la segunda parte del recorrido, 12 kilómetros en los que perdió 14s con el español.

Eran 23,5 kilómetros casi llanos, con dos pequeñas subidas en las que se debía meter el plato pequeño y largos falsos llanos de los que le gustan al inglés, que no había escondido la víspera que su objetivo era ganar tanto la contrarreloj que examina a los favoritos del Tour, la Dauphiné por cuarta vez y también su cuarto Tour. Mejor que ambos aspirantes al mes de julio estuvo el australiano Richie Porte, un eterno figurante en la lista de favoritos del Tour que a los 32 años parece haber alcanzado la madurez y el equilibrio. Porte, que ya mostró su gran condición de contrarrelojista y escalador en el último Tour de Romandía, que ganó, se impuso en la meta de Bourgoin Jallieu a 50 kilómetros por hora, con un tiempo de 28m 7s, 35s menos que Contador y 37s menos que Froome. A Alejandro Valverde le sacó menos, 24s solamente, pero el murciano, de 37 años, corre como si dijéramos fuera de concurso. No piensa en ganar el Tour (donde deberá trabajar para Nairo Quintana, el líder designado del Movistar) ni, incluso, en ganar su tercera Dauphiné, que tendrá un fin de semana intenso en los Alpes. Lo de Valverde es, dice él mismo, ir día a día disfrutando lo máximo, sin mirar al mañana. “Es un corredor inoxidable”, dijo, admirado, Laurent Jalabert, comentarista de la televisión francesa. “No sé si acabará siendo el líder del Movistar en el Tour, donde más que Nairo, sus rivales serían Contador, Froome y Porte, que suben más que él”.

Contador dice que piensa tanto en el Tour que ha llegado a la Dauphiné corto de forma, sin haber hecho ejercicios de intensidad en las tres semanas que se pasó en mayo en el Teide, conviviendo con medio pelotón, incluido Froome. “He querido ir más lento este año”, dijo el chico de Pinto el sábado pasado, “y en la Dauphiné solo intentaré coger forma para el Tour. La intensidad que no entrené en el Teide la haré en algunos momentos esta semana”.

El escalador español, que lamentó que las carreteras “botosas” de la contrarreloj favorecieran a los pesos pesados (quienes, como Valverde y Froome llevaban también mejor pegado el dorsal: todas las ventajas aerodinámicas que logran los ingenieros con las bicis y los maillots los perdieron Contador y Porte pegando como una pegatina floja el dorsal en la espalda, que se despegó a medias y generó turbulencias durante todo el recorrido), se entrenó fuerte el miércoles en la contrarreloj y lo hará seguramente viernes, sábado, y domingo en las montañas. El viernes toca conocer el Mont del Chat, el terror del Ain que también subirán en el Tour; el sábado llegan a Alpe d’Huez por la ruta inédita del col de Sarenne, menos dura que la habitual subida de las 21 herraduras, y el domingo, último día, final en alto en el Plateau de Solaison.

Sigue líder el belga Thomas de Gendt, que partía con 1m 9s de ventaja sobre todos tras ganar fugado el primer día. Porte es segundo a 27s y Valverde, tercero, a 51s. Quinto es Contador, a 1m 2s, y sexto Froome, a 1m4s. El peor de los aspirantes fue Romain Bardet, segundo el último Tour. El escalador francés perdió 1m 53s con Porte, más de 5s por kilómetro.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información