Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rafa Nadal: “En otro país tendría el doble de dinero, pero sería la mitad de feliz”

Durante un acto en A Coruña, el tenista se muestra feliz por su gran arranque de temporada: "Si sigo trabajando de esta manera, tengo la convicción de que puede ser un buen año"

Nadal, durante el acto en A Coruña.

Después de su gran actuación en Australia, el tenista español Rafa Nadal hizo balance este martes durante un encuentro con clientes del Banco Sabadell en A Coruña. El de Manacor comentó su reaparición en Melbourne y habló esencialmente de tenis, aunque también abordó otros asuntos.

Todavía con el desfase horario tras haber estado un mes entero en Australia, Nadal explicó que allí disfrutó de toda la competición y recuperó sensaciones. "Lo que más feliz me hace es que estoy compitiendo en la pista y en todos los partidos he disfrutado y jugado a un nivel muy alto. He dado un paso y hay que ir afianzándolo", comentó a preguntas que le formuló Ramón Rovira, director de comunicación y relaciones institucionales de la entidad bancaria.

El siguiente paso para él será el torneo de Rotterdam (Holanda), del 13 al 19 de febrero, y confía en mantener su buena línea. "Mentalmente estoy con mucha ilusión. Empecé el año bien y he competido contra los mejores del mundo con opciones de ganar. Si sigo trabajando de esta manera, tengo la convicción de que puede ser un buen año", pronosticó.

Nadal se refirió a su derrota ante Roger Federer en la final del Open de Australia, el primer grande de la temporada, y aseguró que el resultado no le ha afectado negativamente, sino todo contrario. "No soy de darle muchas vueltas a las cosas ni de quedarme destrozado. Terminé contento porque sé que he dado un paso muy importante", expuso, a la vez que volvió a celebrar el reencuentro con el suizo en una final de un grande. "Nuestra época de jugar por los torneos más importantes ha sido larga. Llevábamos unos años sin poder competir el uno contra el otro y fue una experiencia bonita, más bonita para él, pero sí algo especial. Habían perdido Djokovic y Murray y la gente nos animaba en las eliminatorias, quería ver ese partido", relató.

Al margen de la raqueta, el balear fue preguntado por cuestiones tributarias y contestó: "A nivel de gestión de patrimonio sí que quizás sería mejor irse a otro país con condiciones más beneficiosas, pero donde soy feliz es en España, con mi familia y amigos. En otro país tendría el doble de dinero pero sería la mitad de feliz. El dinero no compra la felicidad", zanjó en un encuentro con más de 1.000 personas en el auditorio Palexco.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información