Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Premier de los banquillos

Guardiola se enfrenta a Klopp y Mourinho a Karanka en la tarde de fin de año mientras Wenger, que recibe el día 1 a Allardyce, se descubre ante al trabajo de Conte, líder del campeonato

Pep Guardiola gesticula durante el último partido del Manchester City.
Pep Guardiola gesticula durante el último partido del Manchester City. Getty Images

Los críticos de la Premier League apuntan a que los mejores futbolistas del planeta no juegan en ella. Existe algún aval para ello: los seis primeros clasificados del último Balón de Oro juegan en la liga española y en el historial de las últimas campañas los últimos futbolistas de un equipo inglés que se colocaron en el podio fueron Cristiano Ronaldo y Fernando Torres, oro y bronce respectivamente en 2008. Pero al campeonato inglés se le señala por otros valores, entre ellos el de la nómina de sus estrategas. Como si buscase una alegoría en torno a esa etiqueta, la Premier ha preparado en la bisagra anual un menú que anima a mirar hacia los banquillos: Klopp y Guardiola se retan en la tarde del 31 en Anfield, Mourinho se cita contra Karanka en Old Trafford. La tarde de año nuevo Wenger recibe a Allardyce, con el recuerdo de fondo del debate sobre pasadas decisiones en la selección inglesa. Y manda sobre todos ellos, Antonio Conte y su Chelsea, que recibe al Stoke City antes de que suenen las campanadas en la idea de sumar su decimotercera victoria consecutiva.

Guardiola vuelve a Liverpool donde estuvo el pasado martes en la grada de Anfield para presenciar la remontada del equipo que dirige Klopp ante el Stoke que le situó un punto en la tabla sobre el Manchester City. “La gente será el jugador número doce, tendremos que igualar esa intensidad”, augura Pep, impresionado por la atmósfera del estadio de los reds. Será la octava vez que se enfrente a Klopp, con quien presenta un balance de cuatro victorias y cuatro derrotas, una de ellas por penaltis en la Copa alemana. Las dos veces que le visitó en liga con el Bayern derrotó al Borussia Dortmund, pero el City hace más de trece años que no gana en el feudo del Liverpool. “Es un entrenador fantástico”, pondera Klopp sobre Guardiola. “Vino a la Premier con los ojos bien abiertos y aceptó este reto cuando podía haber escogido cualquier otro, porque él puede hacerlo”. El choque de estilos que se podía barruntar entre el adalid del juego de posición y el de las transiciones fulgurantes igual no es tal, advierte el preparador alemán: “Ambos jugamos el fútbol que creemos que tiene sentido, pero una filosofía clara no significa que estés siempre apegado a ella porque debes adaptarte a tus cualidades y las del oponente”. Manchester City (63%) y Liverpool (60%) lideran la tabla en cuanto a posesión de balón en los 18 partidos disputados hasta esta jornada. También son los que más veces se pasan la pelota, faceta en la que el Liverpool incluso supera a su rival. Y son los que más goles marcan. Ahora dirimirán cual de los dos se queda como el perseguidor más próximo al líder Chelsea. Y Klopp cree que la clave estará en como se defiendan ambos equipos tras perder la pelota. “Somos fuertes al contragolpe”, avisa.

Más lejos de la cabeza está Jose Mourinho, con todo nueve jornadas consecutivas sin conocer la derrota. “No me acuerdo de la última vez que jugamos mal”, proclama el entrenador del Manchester United, que recibirá a un amigo: “Es honesto, leal y tiene unos grandes principios éticos y está siguiendo la trayectoria adecuada en su carrera profesional”. Habla de Aitor Karanka, que dirige al Middlesbrough, el equipo que hace poco más de un año se plantó en Old Trafford cuando era un equipo del segundo escalón del fútbol inglés y eliminó al United de la Copa de la Liga. “Ahora será todo muy diferente”, advierte el vasco, que reconoce que cuando salió el calendario lo primero que miró fue el rival del estreno y cuando se debía citar con su jefe durante tres años en el Real Madrid. “Fue un tiempo magnífico”, dice Karanka, que recuerda como fue Mourinho quien le animó a emprender su carrera en solitario. “Estaba preocupado porque no sabía si estaba preparado para hacerlo, pero él me hizo ver que sí lo estaba”. Ahora ve en el Manchester United algunos rasgos que conoce bien: “Sin balón es un equipo similar al mío”.

Aitor Karanka llega al campo del Burnley el pasado martes.
Aitor Karanka llega al campo del Burnley el pasado martes. REUTERS

Pero Mourinho cree que Karanka ha evolucionado mucho desde que vuela solo. Y lo explica en unas palabras que recoge la web especializada Fútbol Táctico: “Es un entrenador diferente y con más experiencia. De alguna manera yo le di piernas para andar y él tomó su camino, pero ya tenía una trayectoria entrenador en las categorías inferiores de la selección española. Es muy tranquilo, con una gran estabilidad emocional”, incide el entrenador portugués. Al final del partido brindarán por el nuevo año, antes no podrá haber concesiones. El Middlesbrough, que con Víctor Valdés en la meta concede una media apenas superior a un gol por partido, tiene problemas ante el gol, solo tiene cinco equipos por detrás en la tabla y mira cuatro puntos por encima los puestos de descenso. También son cuatro los puntos que separan al United de la cuarta plaza, que detenta el Arsenal. Mourinho mira al duelo de Anfield como una oportunidad para aprovecharse del tropiezo de al menos uno de los rivales que le preceden en la tabla. El propio Guardiola no descartó ayer a su rival ciudadano en la lucha por el título pese a que está a trece puntos de la cabeza.

“El máximo favorito es el Chelsea, pero tiene un largo trecho por recorrer”, advierte Arsène Wenger, que en junio acaba contrato con el Arsenal y del que aún se desconoce si seguirá en el club londinense. El domingo recibirá al Crystal Palace en el Emirates para cerrar una jornada en la que espera al menos mantener la distancia de nueve puntos sobre el líder. “Hay que valorar el gran trabajo que está haciendo Antonio Conte porque ha encontrado una solución para que el Chelsea sea un equipo bien equilibrado”, explica el decano de los entrenadores de la Premier. Porque pese a que tantas miradas se dirigen hacia los banquillos pocos habían visto venir lo que está sucediendo. “Nadie lo esperaba, su comienzo no era fiable, pero lo que hace el Chelsea es fantástico”, zanja Wenger.

Todos los partidos de la jornada 18 de la Premier League

Viernes, 30

21:00. Hull – Everton

Sábado, 31

16:00. Burnley – Sunderland

16:00. Chelsea – Stoke City

16:00. Leicester – West Ham

16:00. Manchester United - Middlesbrough

16:00. Southampton – West Bromwich Albion

16:00. Swansea – Bournemouth

18:30. Liverpool – Manchester City

Domingo, 1

14:30. Watford – Tottenham Hotspur

17:00. Arsenal – Crystal Palace

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.