Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los datos de la paliza de enciclopedia del Madrid al Barcelona en la Euroliga

El conjunto de Laso logra la mayor diferencia en un clásico en pista azulgrana (+39) gracias a la exhibición de Llull y supera la renta de la semifinal de la Final Four de Milán en 2014 (62-100)

Los jugadores del Real Madrid celebran la victoria en el Palau
Los jugadores del Real Madrid celebran la victoria en el Palau

“Veníamos con la lección aprendida de lo que pasó en la Liga. Ha sido nuestro partido más completo de la temporada y de ahí la diferencia”, explicó con naturalidad Sergio Llull tras otra de sus exhibiciones. El base menorquín rompió al Barça con 17 puntos en la primera mitad (20 puntos y 7 asistencias en su expediente final) y el Madrid selló a lo grande su propósito de enmienda tras lo ocurrido en el duelo liguero del 6 de noviembre. Aquel día los azulgrana retrataron al conjunto madridista que apenas pudo maquillar el marcador al final (85-75) tras ir perdiendo por 19 puntos (74-55, m. 32). Doce días después, la furia blanca desató una paliza histórica. Desde 2005 no recibía el Barça más de 100 puntos en su cancha en la Euroliga. Desde hacía 39 años no perdían los azulgrana por tanta diferencia, también ante el Madrid (60 abajo en un 138-78, en la Liga de 1977). "No podemos caer más bajo. Hemos hecho un partido vergonzoso. Pido perdón a nuestros aficionados", contó Georgios Bartzokas tras la debacle de su equipo. "La clave ha sido mantener la concentración porque ellos en su casa aprietan mucho. Hemos sido sólidos jugando los 40 minutos a un gran nivel, parecido a lo de la Final Four. El mérito del equipo ha sido ser constantes siempre", analizó Laso.

Hasta anoche, el Barça y el Madrid se habían medido en 24 ocasiones en competición europea con un balance de 15-9 a favor de los azulgrana. El Madrid solo había vencido en una ocasión en el Palau en el escenario continental, en 2010 con Messina en el banquillo y 22 puntos de Tomic. La mayor victoria blanca en feudo azulgrana era hasta la fecha un 67-90 en 1968, en tiempos de Pedro Ferrándiz. Esta vez, el zarandeo superó los guarismos de la semifinal de la Final Four de Milán en 2014 (62-100, con 21 puntos de Sergio Rodríguez).

El Madrid actualizó los registros enciclopédicos con Llull, Carroll y Randolph (tres tapones de museo) como principales artilleros y con una voraz defensa colectiva. Los blancos alcanzaron los 47 puntos de ventaja a falta de 1m 17s para el final tras un triple de Carroll (54-101) y solo la secuencia de tres aciertos postreros del Barça desde el 6,75 (uno de Vezenkov y dos de Rice) suavizó la tunda final (63-102). Un partido que se coloca directamente en la videoteca de exhibiciones de la era Laso.

Antes de la llegada del entrenador vitoriano al banquillo madridista, la contabilidad entre los dos grandes reflejaba 13 victorias de los azulgrana por dos del Madrid en sus últimos 15 duelos. Bajo esos números se escondían además varias secuencias devastadoras como los tres años que pasaron los blancos sin ganar a su eterno rival en Liga entre 2008 y 2011 o el baile que sufrió el equipo en el segundo año de Messina al encadenar las derrotas por 89-55 (34 abajo) en las semifinales de la Supercopa y por 95-75 (20 abajo) en la primera vuelta de la Liga.

En la era ACB (desde la temporada 1983-84), los resultados entre los dos grandes del baloncesto español casi siempre han resultado ajustados. Con la excepción de los dos topes de +26 logrados en el playoff de 2000, o la victoria del Madrid en un partido de la liga regular del curso 2001-02, cuando superó a los azulgrana por 21 puntos (97-76). Recorriendo el álbum de recuerdos recientes aparece también la victoria blanca ante el Barcelona en el tercer partido de la final de la Liga Endesa de la temporada 2011-2012 (85-59), 26 puntos de ventaja que suponían la segunda mayor diferencia de la historia en una final liguera. El récord absoluto sigue en manos del cuadro azulgrana, que se impuso al Madrid en el segundo partido de la final de la temporada 1999-2000 por 28 puntos (83-55). Los topes absolutos en la historia de los clásicos son las diferencias de 60 puntos del Madrid que datan de la Liga Nacional: 125-65 en la campaña 73-74 y 138-78 en 1977; los madridistas también vencieron al Barça en el curso 1968-1969 por 57 (113-56), en 1966 por 55 (111-66) y en 1976 por 43 (129-86). El 63-102 de este viernes actualizó la enciclopedia con diferencias de otros tiempos.

Todas las estadísticas del partido

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información