Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Víctor Sánchez del Amo inicia la reconstrucción del Betis

El nuevo técnico es presentado en un clima de cierta crispación entre el presidente Ángel Haro y los medios

Víctor Sánchez estrecha la mano de Ángel Haro, presidente del Betis.
Víctor Sánchez estrecha la mano de Ángel Haro, presidente del Betis. EFE

No andan tranquilas las cosas en el Betis. El centenario club andaluz procedió a la presentación de su nuevo entrenador, Víctor Sánchez del Amo, en un clima de crispación entre los dirigentes del club, en especial el presidente Ángel Haro, y los medios de comunicación. "Ya le aviso a Víctor que trabajará en un ambiente de cierta crispación y espero que sea capaz de revertir la situación. He leído muchas tonterías últimamente en torno a nuestra actuación despidiendo a Gustavo Poyet y contratando a Víctor", fue lo primero que dijo el presidente Haro. Víctor Sánchez, por su parte, fue mucho más comedido, algo que siempre ha caracterizado al técnico en sus apariciones públicas cuando fue preparador del Deportivo. En medio de las típicas alusiones a la ilusión y el trabajo, la palabra tiempo sí fue analizada por el nuevo entrenador del Betis. "Yo creo que todos los entrenadores necesitamos tiempo para que nuestros proyectos se vayan consolidando, aunque sabemos que en el Betis y en el mundo del fútbol no lo hay. Sé que venimos a un club gigante y nuestro deseo es generar un estilo de juego que enganche con la afición y permita sacar resultados", destacó el técnico del Betis.

El conjunto andaluz se encuentra a dos puntos del descenso, en la 14ª plaza, y acumula una racha de tres puntos de los últimos 15. "El equipo había entrado una dinámica muy mala y una de las armas que dispone el director deportivo es la sustitución del entrenador", afirmó Miguel Torrecilla, secretario técnico del Betis y principal avalista, en verano, de la contratación de Gustavo Poyet, destituido en la jornada 11. "Estoy acostumbrado a trabajar con crispación en mi carrera deportiva", afirmó Víctor mientras saltaba alguna que otra chispa entre el presidente y algunos periodistas presentes en la sala de prensa del Benito Villamarín. Víctor debe mejorar el rendimiento del equipo y contar con jugadores, caso de Rubén Castro, Musonda o Dani Ceballos, que lo pasaron mal en la anterior etapa con Poyet. "Rubén es un jugador fundamental para nosotros. Jugará de delantero centro. Dani Ceballos y Musonda tienen calidad y juventud. Tenemos que trabajar para revalorizarlos, pero siempre el grupo estará por delante de los intereses individuales", destacó Víctor.

El nuevo entrenador del Betis contará con un amplio cuerpo técnico, donde estarán profesionales como Nacho Oria en la parcela física, David Dóniga como segundo entrenador y Carlos Morales como analista. Junto a ellos seguirá Marcos Álvarez (quien coincidiera con Oria en el Sevilla dirigido por Juande Ramos) y se añade Alexis Trujillo, exjugador de la primera plantilla y hasta ahora en la secretaría técnica.

El Betis de Víctor tendrá su puesta de largo el próximo viernes en un partido ante Las Palmas en el Benito Villamarín. Al mismo tiempo, el nuevo cuerpo técnico y la dirección deportiva comenzarán a trabajar para reforzar al equipo en el próximo mercado invernal. "Es una de las posibilidades que contemplamos", admitió el director deportivo. El Betis partía la temporada con el objetivo de estar entre los 10 primeros de la Liga y ahora la intención de sus dirigentes es la de enmendar la trayectoria del equipo y espantar cualquier problema clasificatorio. La destitución de Poyet le costará al Betis en torno a 250.000 euros, mientras que la contratación del nuevo cuerpo técnico le supondrá alrededor de 500.000.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.