Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nico Pareja: “No sé a dónde puede llegar este Sevilla”

El capitán del Sevilla analiza a su equipo: “Hemos dotado de equilibrio a la idea de Sampaoli de atacar y ser protagonistas”

Nico Pareja posa en la grada de la ciudad deportiva del Sevilla.
Nico Pareja posa en la grada de la ciudad deportiva del Sevilla. EL PAIS

“No voy a llegar”, afirma Nicolás Pareja con tristeza (Buenos Aires, Argentina; 1984) en una ciudad deportiva muy mojada por las fuertes lluvias que han caído en Sevilla. Es el capitán y jefe del vestuario de un equipo que recibe al Barcelona en el partido de la jornada (20.45. Movistar Partidazo).

Pregunta. Usted es el capitán del Sevilla y le catalogan como uno de los jefes del vestuario.

Respuesta. Vitolo, Carriço, Iborra y yo somos los veteranos. Llegamos en 2013 a un equipo que había dejado de estar arriba. Ese verano se volvió a crear una identidad bien marcada y nosotros somos ahora los encargados de transmitir esos valores a los nuevos.

P. Habla de identidad y de valores. ¿Cuáles son?

R. Lo principal es la fuerza del grupo. El vestuario del Sevilla es una familia, que hace de la unidad su principal valor. Sea cual sea la situación, sean cuales sean los compañeros, sean cuales sean los estilos de juego, esos valores de unidad de grupo y de pertenecer a una familia han de prevalecer ante todo. Mi papel y el de los más veteranos es hacerle entender a los nuevos todo esto.

El Sevilla es un grande del fútbol europeo, pero también es un club muy familiar y eso facilita mucho las cosas”

P. Usted posee una amplia experiencia como jugador. Sin embargo, parece que en el Sevilla ha encontrado su plenitud. ¿Qué le ha dado esta entidad?

R. Me ha dado mucho. El Sevilla tiene una virtud interesante, porque es un grande del fútbol europeo que vive en un ambiente muy familiar. En el Sevilla me siento bien y me ha dado la posibilidad de ganar títulos, de jugar la Liga de Campeones y, sobre todo, la oportunidad de sentirme pleno como futbolista y persona. Más allá de los éxitos futbolísticos, este club me ha marcado para siempre como institución.

P. En abril de 2015, en su mejor momento, se rompió la rodilla. Ha vuelto con fuerza y da la impresión de disfrutar cada momento como nunca.

R. Las lesiones graves son lo más duro de esta profesión. Estuve mucho tiempo sin jugar. Ya pasó gracias a la ayuda de mi familia, de mis amigos y de la afición. Ahora intento verle el lado positivo a todo. Hay cosas mucho más duras en la vida que una lesión y tenemos que valorar y disfrutar lo que tenemos. El futbolista es un privilegiado.

P. ¿Hubo algún momento en que pensó dejarlo?

R. Bueno, hay momentos en los que se te pasa de todo por la cabeza. Cuando no avanzas, cuando te hartas de trabajar y no mejoras. Te sientes mal, pero hay que luchar siempre. En los momentos más duros mi mujer y mis hijas tiraron de mí. Hubo un día en que decidí dejar de pelear, pero por ellas volví a seguir luchando. Tenía que dar ejemplo a mis hijas. No podía rendirme.

Las cosas están saliendo bien porque había una buena base y en este club hay mucha exigencia”

P. El himno del Sevilla habla de un equipo que nunca se rinde.

R. Mire, ese es uno de los valores de la mayoría de nuestros jugadores. No rendirse nunca. Han pasado futbolistas muy buenos por el Sevilla y ahora también los hay, pero lo mejor es que no nos rendimos. Es la clave para lograr todo lo que conseguimos en los últimos años.

P. Ahora se están adaptando a una nueva mentalidad, a un nuevo concepto de fútbol abanderado por Jorge Sampaoli. Sorprende lo bien que va todo.

R. Es que todo es más fácil cuando hay una buena base. Son los valores de los que le hablé, el crecimiento de una institución que gana cosas y la exigencia. Si a eso le sumas la calidad de los jugadores que vinieron y un técnico del prestigio de Jorge es normal que las cosas salgan bien. Sabíamos que lo más difícil era el cambio de la idea futbolística. Nos costó algo, pero tuvimos la virtud de ganar sin jugar bien y en los últimos partidos estamos logrando lo que Jorge quiere de nosotros. Un Sevilla protagonista ante cualquier rival.

P. ¿Hay tanta diferencia futbolística entre lo que pretendía Unai Emery y lo que quiere Sampaoli?

R. Sí, la hay. Con Unai había diferencias en la forma de jugar dentro y fuera de casa. Fuera jugábamos al contragolpe, con hombres muy rápidos arriba y siendo un bloque defensivo muy fuerte. Jorge quiere otra cosa: protagonismo dentro y fuera casa, presión más alta que con Unai. Con él esperábamos más. Además, hay algo también distinto y es que en nuestros partidos hay muchos duelos uno contra uno en ataque. Eso le gusta mucho a Jorge.

P. ¿Le ha sorprendido mucho la figura de Sampaoli?

R. No lo conocía personalmente, pero sí había seguido su trayectoria. Pregunté mucho acerca de él cuando fichó por el Sevilla. He comprobado que lo que me dijeron se está cumpliendo: es un técnico al que le encanta atacar. Ha venido con muchas ganas, nos transmite su pasión, que es desmedida, y tiene un convencimiento pleno en lo que hace. Es un técnico argentino y yo estoy acostumbrado a eso. A su carácter muy fuerte, a esa pasión con la que vive el juego, que te intenta transmitir. Jorge ha encajado muy bien en el grupo. Es muy exigente en aspectos como la dieta y el descanso, pero Unai también lo era.

Con Unai jugábamos más al contragolpe y ahora, con Jorge, intentamos dominar dentro y fuera de casa”

P. Con tanto ataque como pregona Sampaoli debe ser complicado jugar de defensa en sus equipos.

R. Sí, es complicado. Los defensas estamos sufriendo porque nos volcamos mucho en ataque. Pero es su idea. Al principio nos costó una barbaridad, pero corregimos algunos errores y el equipo se ha equilibrado. Lo demuestra el hecho de que hemos mantenido la portería a cero en más del 50% de los partidos. Hemos conseguido el equilibrio dentro de ese fútbol de ataque quiere Jorge. Pero creo que nos queda todavía mucho por mejorar.

P. ¿Conocía a Juanma Lillo?

R. No, no lo conocía.

P. En sus equipos en España no logró los éxitos que pretendía.

R. Es algo que no me interesa. A las personas no se las puede etiquetar por lo que se hable de ellos. Hay que conocerlas. Juanma es una grandísima persona y ha venido a demostrar su sabiduría y su experiencia de tantos años en el fútbol.

P. ¿Hasta dónde puede llegar este Sevilla?

R. Sinceramente, no lo sé. No hemos tocado techo.

P. Y ahora el Barcelona de su amigo Leo Messi.

R. Gané con él la medalla de oro en Pekín 2008. Está pasando por un gran momento de forma y me impresiona lo bien que se compenetra con Luis y con Neymar. Leo es el mejor jugador del mundo. Nuestro reto será parar a un equipo tan bueno como el Barcelona sin renunciar a nuestro fútbol. Si queremos estar arriba tenemos que ganar a este tipo de partidos. Para vencer al Barcelona tenemos que hacer un partido casi perfecto porque tienen a cuatro o cinco de los mejores jugadores del mundo. Y debemos alejar a Messi de nuestra área.

P. ¿Le queda algo de alma perica cuando llegan estos enfrentamientos?

R. El Espanyol es un club del que siempre guardaré un buen recuerdo, pero mi alma es sevillista.

P. Luis Suárez el delantero que teme cualquier defensa.

R. Si queremos estar en la élite hay que enfrentarse a los mejores. Luis lo es. De hecho, para mí es el mejor nueve del mundo.

P. Y lo que hace Neymar qué es, arte o provocación.

R. Paso, no entro en eso. Cada uno juega como sabe.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información