Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muguruza: “Emocionalmente, este año me ha quitado mucha energía. Me ha costado un poco saber llevarlo”

Garbiñe reconoce que ha sufrido durante el último mes y define este curso como "muy loco, pero en el sentido positivo". Se pronuncia además a favor de la continuidad de Conchita en ambos banquillos

Muguruza firma autógrafos a los aficionados de Singapur.
Muguruza firma autógrafos a los aficionados de Singapur. Getty

La imagen fue simbólica. Garbiñe Muguruza, enfundada en una elegante sudadera azul de la firma que le patrocina y con un moñete en el pelo, elevó su 1,82 y extendió los brazos de arriba abajo, como quien baja una persiana. “¡Hala, cerramos el 2016!”, simuló ante los periodistas que asistían a su última comparecencia de la temporada. Un curso en el que le han ocurrido muchas cosas, unas buenísimas (Roland Garros) y otras no tanto. “¿Un calificativo para este año?”, pensó en alto, con una pausa de casi cinco segundos hasta que encontró la palabra. “Ha sido loco, un año muy loco, pero en el sentido positivo, ¿eh? No lo cambiaría”, expresó la tenista, que en su última actuación en Singapur venció por 3-6, 6-0 y 6-1 a Svetlana Kuznetsova.

Puso el broche Garbiñe al Masters y solo unas pocas horas después ya cogió un vuelo para regresar a casa. Su cara reflejaba agotamiento, pero también cierta liberación, porque al final la temporada se le ha hecho más larga de lo que tal vez esperaba. “Emocionalmente me ha quitado mucha energía. Me ha costado un poco saber llevar el año, porque ha habido momentos buenos y momentos malos. Creo que me va a servir mucho de cara a 2017”, indicó la campeona de Roland Garros.

Previamente, en el turno de atención a los medios internacionales, reconoció que abandonó la pista del Singapore Indoor Stadium un tanto emocionada. “Sí, porque he sufrido mucho a lo largo del último mes, por no saber si iba a clasificarme o no para este torneo. Luego tuve la oportunidad de jugar en Linz y entonces me torcí el tobillo…”, dijo, a la vez que admitió que el partido contra Kuznetsova, intrascendente porque ninguna de las dos se jugaba ya nada, por razones contrapuestas, se le hizo difícil de abordar. “Para ser honesta, me ha resultado muy complicado. Minutos antes estaba como pensando: esto va a ser difícil, pero al final el deseo de competir siempre supone un reto”, manifestó.

Contó que aún no sabe qué hará en las dos semanas cortas de vacaciones que tiene, antes de que su técnico, el francés Sam Sumyk, le vuelva a llamar al orden. “En realidad no tengo ningún plan, porque no sabía cuándo iba a terminar aquí… Tengo que ver cuántos días tengo, dónde puedo ir y quién está disponible... La gente que no está en el mundo del tenis no tiene vacaciones ahora…”, bromeó.

Y como como cierre definitivo, la bajada de persiana que también reprodujo hace un año en Singapur, se refirió a la continuidad de Conchita Martínez en los banquillos de la Copa Davis y la Copa Federación, ya que en un principio se prevé que la semana próxima la Real Federación Española de Tenis (RFET) se pronuncie al respecto, porque a la seleccionadora se la termina el contrato en diciembre. “Mientras las cosas vayan bien, personalmente pienso que no hace falta un cambio”, señaló; “yo estoy muy contenta con Conchi. Creo que lo ha hecho muy bien tanto con los chicos como con las chicas, porque los dos equipos hemos vuelto al Grupo Mundial. No sé, pero a mí no se me pasa por la cabeza ningún cambio”.

EL 6 DE MARZO, EXHIBICIÓN EN EL MADISON

Muguruza posa en una sesión de fotos de la marca MAUI JIM.
Muguruza posa en una sesión de fotos de la marca MAUI JIM.

El impacto mediático de Garbiñe Muguruza ha sido muy fuerte desde que el año pasado alcanzase la final de Wimbledon. La deportista, ganadora de Roland Garros y que esta temporada llegó a ser la número dos mundial, está respaldada por patrocinadores de mucha potencia, caso de Adidas (ropa deportiva), Babolat (raquetas y material de tenis), BBVA (banca), Rolex (relojes) o Maui Jim (gafas).

Este año, BNP Paribas, uno de los principales sponsors del tenis, organizará su tradicional exhibición anual (The Showdown); en concreto, lo hará por décima vez. Y para el espectáculo quiere contar con Muguruza, que se convertirá en el segundo tenista español que participa en el evento. El único que lo ha hecho previamente ha sido Rafael Nadal, presente en 2013.

El marco del show será el Madison Square Garden de Nueva York y allí, el 6 de marzo de 2017, Garbiñe compartirá cartel con otras figuras como Venus Williams, Juan Martín del Potro, Kei Nishikori, Jack Sock o Nick Kyrgios.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.