Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luthi gana en Moto2 y se cuela en la pelea por el título junto a Zarco y Rins

El español vuelve a caerse en plena remontada mientras el campeón francés suma solo cuatro puntos en Phillip Island

MotoGP GP Australia Ampliar foto
Thomas Luthi, en el podio del gran premio de Australia. Getty Images

Si en este campeonato de Moto2 debiera juzgarse a sus dos aspirantes por la carrera de este domingo en el gran premio de Australia sería como un concurso de esos que queda desierto. Uno por incomparecencia, otro porque de tantas ganas como le puso volvió a cometer los mismos errores que la semana anterior, ni Johann Zarco ni Alex Rins parecen tener ganas de llevarse este título. Toda la ambición, la pericia y el saber estar en la pista se lo quedó para sí Thomas Luthi, que para algo lleva diez años compitiendo en la categoría intermedia. Lideró la carrera desde la primera curva. Y se la llevó gracias a un rebufó que cazó al vuelo, cuando parecía que el más listo era otro, Morbidelli, más atrevido y agresivo a falta de una vuelta en un adelantamiento magnífico en la curva dos. Pero no fue así.

Y el suizo, que nunca antes había ganado dos carreras seguidas, se llevó la victoria y se ganó el derecho de meterse de pleno en la lucha por el título. Después de sus últimas dos carreras es el segundo clasificado de la general, a 22 puntos de Zarco, eso sí. Aunque visto su rendimiento en las últimas citas nadie diría que sea una ventaja insalvable. Mientras Luthi marcaba el ritmo como el mejor de los relojes, llevaba a Morbidelli y a Pasini con la lengua fuera (tanto que al final se fue al suelo), y tiraba del resto, de Cortese o Baldasarri, por ejemplo, que acabaron enganchados a rueda y el primero hasta terminó en el podio, la pelea por el título se dilucidaba mucho más atrás.

Rins, que se había clasificado 16º, firmaba una remontada espectacular. Y aunque parecía mentalizado con no cometer el mismo error que en Motegi, donde tampoco pudo clasificarse bien y empezó a escalar posiciones a un ritmo vertiginoso, no bastó con el trabajo psicológico. Tras siete vueltas y cuando rodaba ya en sexta posición, se fue al suelo.

Por entonces, Zarco era 12º. Llegaría a rodar en peores posiciones, incluso 15º, quién sabe si por problemas con su moto, ya que ninguno ha tenido demasiado tiempo para ponerla a punto para condiciones de seco, de tanto como ha llovido los días previos a la carrera, quién sabe si atenazado por los nervios de tener que defender el título y el liderato. El caso es que al campeón del mundo no se le vio el pelo en Phillip Island. Y si al final pudo sumar cuatro puntos fue por las caídas que se produjeron por delante de él.

El Mundial pasa una página más y eso le salva en cierta manera, pues descuenta una cita hacia Valencia. Sus rivales, sin embargo, se multiplican. Ya no es uno, sino dos: Luthi, a 22 puntos, y Rins, a 25.

Accidente múltiple en Moto3

McPhee, en el suelo, tras el accidente.
McPhee, en el suelo, tras el accidente. AFP

N. Tronchoni, Phillip Island

Un tremendo accidente obligó a Dirección de carera a suspender la carrera de Moto3 después de cinco vueltas. Por suerte, no fue más que un susto. De los involucrados solo Navarro pudo volver a la pista retomada la carrera, a 10 vueltas, con tan mala suerte que volvió a caerte ¡en la última vuelta! PcPhee, el peor parado, mientras tanto recibía asistencia en el centro médico: le hacían pruebas para descartar lesiones en la columna, pero movía las extremidades y estaba consciente. Al final, se le diagnosticó una contusión en la cabeza y fractura de la mano izquierda. Y a Bastianini, algo aturdido tras el golpe, se le exigía un TAC para descartar daños mayores.

Se disputaba una prueba trepidante en un día, por fin, soleado en Phillip Island, el que ha sido hasta la aparición del Red Bull Ring austriaco este curso el circuito más rápido del calendario del mundial de motociclismo durante muchos años. Pero en la vuelta seis un accidente múltiple sobrecogió al paddock: en lo alto de la curva nueve, la famosa Lukey Heights, justo cuando iniciaba la bajada, John McPhee perdió el control de su moto, quedó expuesto en medio de la pista y Andrea Migno le pasó por encima; por la inercia de aquel mismo accidente, que alborotó al grupo, pues se trataba del grupo en cabeza, Enea Bastianini acabó también arroyado, esta vez por Navarro, y en la parte baja de la curva, prácticamente a la entrada de la décima curva.

El impacto inicial fue tan severo y el cuerpo del piloto escocés quedó inerte de tal manera, dando vueltas por la hierba, que Migno subió corriendo la colina para darle socorro al tiempo que otros pilotos exigían con aspavientos que se parara la carrera. La bandera roja tardó escasos segundos en ondear. Los comisarios entraron inmediatamente a asistir al piloto en la pista. Y al cabo de unos minutos una ambulancia entraba en el trazado para llevarlo hacia el centro médico.

Este domingo 23 de octubre de 2016 se cumplen cinco años de la muerte de Marco Simoncelli un domingo de carreras en el circuito de Sepang, durante el gran premio de Malasia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información