El TAS reduce la sanción a Maria Sharapova

El organismo fija en 15 meses al castigo por dopaje a la rusa, que podrá volver a competir en abril de 2017. "He aprendido de esto y espero que la Federación Internacional de Tenis también", celebra Masha

Sharapova, durante un partido de Roland Garros en 2015.
Sharapova, durante un partido de Roland Garros en 2015.Jean-Paul Pelissier (REUTERS)

El Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS) anunció este martes que reducirá nueve meses la sanción que interpuso la Federación Internacional de Tenis (ITF) a la tenista Maria Sharapova. La rusa, que dio positivo por consumo de Meldonium en un control efectuado durante el último Abierto de Australia, debía estar apartada dos años (24 meses) del circuito, pero finalmente el castigo ha quedado fijado en 15 meses, puesto que ha ganado el recurso que presentó ante el TAS en junio. Es decir, podrá estar de nuevo sobre las pistas a partir del próximo 26 de abril.

Más información
El peaje asiático de Rafael Nadal
Alexander Zverev llama a la puerta
Tenis ‘retro’ en la arena de Marbella

"Es uno de mis días más felices (...)", expresó Sharapova en un comunicado publicado a través de su cuenta oficial de Facebook. "He aprendido de esto y espero que la ITF también (...). Ahora que el proceso ha terminado, espero que la ITF y otras autoridades antidopaje relevantes estudien lo que otras federaciones hicieron, para que otros jugadores no tengan que atravesar por lo mismo que yo (...)", señala la siberiana, cuyo regreso podría coincidir con la próxima edición de Roland Garros.

La exnúmero uno, uno de los grandes iconos del tenis femenino, dio positivo en un control antidopaje efectuado el pasado 26 de enero, mientras disputaba el Grand Slam celebrado en Melbourne. La muestra de orina analizada por un laboratorio de Montreal (Canadá) tras el partido de cuartos frente a la estadounidense Serena Williams reveló que la rusa había consumido Meldonium, un fármaco que con la nueva normativa implantada por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) desde el pasado 1 de enero pasó a estar prohibido.

Cuando Masha (29 años) confesó que había dado positivo mediante una discreta comparecencia en Los Ángeles, la deportista argumentó que tomaba el Meldonium desde hacía 10 años (2006), con el objetivo de controlar la diabetes y combatir la gripe. Entonces, no obstante, reconoció que en diciembre de  2015 había recibido la carta informativa de la AMA destinada a informar a todas las tenistas pero, expuso, no la chequeó correctamente.

Unos días después, Sharapova achacó su positivo a la complejidad de las notificaciones para advertir de las novedades sobre dopaje. "No he tomado la medicina cada día. Lo hice según me indicó mi médico y en dosis bajas”, explicó la jugadora, que incidió en el enredo de datos que recibió y cuestionó los canales empleados para informarle de las novedades, además de negar que fuera notificada hasta en cinco ocasiones de la nueva reglamentación.

En los folletos enviados a las profesionales figuraba el Meldonium (comercializado con el nombre Mildronate), un medicamento que fue inventado en Letonia durante los años setenta y cuyo consumo está extendido en los países de Europa del Este. Según los estudios médicos, este fármaco incrementa la resistencia de los deportistas, ayuda en la recuperación tras los esfuerzos, protege contra el estrés y mejora la activación del sistema nervioso central.

La rusa, que no pudo tampoco competir en los Juegos Olímpicos de Río, ha sido una de las referencias de la WTA durante la última década. A lo largo de su carrera ha permanecido 21 semanas en lo más alto del ranking y posee cinco títulos del Grand Slam: Abierto de Australia (2008), Roland Garros (2012 y 2014), Wimbledon (2004) y US Open (2006).

Sobre la firma

Alejandro Ciriza

Cubre la información de tenis desde 2015. Melbourne, París, Londres y Nueva York, su ruta anual. Escala en los Juegos Olímpicos de Tokio. Se incorporó a EL PAÍS en 2007 y previamente trabajó en Localia (deportes), Telecinco (informativos) y As (fútbol). Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS