Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sevilla gana de tacón

Un afortunado equipo de Sampaoli vence en el último minuto a un buen Alavés, al que Mateu no le pitó un claro penalti de Escudero con 0-0

FOTO: Yedder marca el segundo gol. / VÍDEO: Rueda de prensa de los entrenadores.
LaLiga Santander Jornada 7

FINALIZADO

Fue el minuto 25. Kiko Femenía se lesionó y Mateu Lahoz paró el partido. Bendita pausa para los futbolistas, que como locos fueron a hidratarse a la banda. La grada gritaba “Tebas vete ya” y los 33 grados pegaban fuerte en Nervión. Sevilla y Alavés jugaron como pudieron un partido marcado por un calor asfixiante. Un total absurdo en una Liga tan presuntamente organizada como la española. Como resultado, Sevilla y Alavés anduvieron, no corrieron, con los futbolistas de uno y otro equipo rompiéndose. Tras Kiko, cayeron Dani Torres, Nasri y Vietto. Cuatro lesiones musculares en una hora se apuntaron en el parte de bajas. Hasta Mateu Lahoz abandonó el campo lesionado.

Sevilla

4-1-3-2

Jorge Sampaoli

1

Sergio Rico

3

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Mariano

24

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Mercado

21

Pareja

18

Escudero

15

N'Zonzi

22

Franco Vázquez

20

Vitolo

10

Cambio Sale Sarabia

Nasri

9

Cambio Sale Ganso

Vietto

12

2 goles Gol Gol Cambio Sale Iborra

Ben Yedder

1

Pacheco

5

1 goles Gol

Laguardia

4

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Alexis

3

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Raúl García

15

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Theo Hernández

17

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Edgar

6

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Marcos Llorente

20

Deyverson

21

Cambio Sale Pantic

Kiko Femenía

16

Cambio Sale Krsticic

Daniel Torres

8

Cambio Sale Katai

Camarasa

Alavés

5-4-1

Mauricio Pellegrino

Bajo un ritmo lento y un horario demencial para jugar un partido en Andalucía, el Sevilla pasó de un primer tiempo horroroso a un segundo estupendo para acabar ganando el partido de forma agónico ante un buen Alavés. Multitud de detalles adornaron el triunfo del Sevilla en su estadio, donde no ha perdido ni un solo punto. En primer lugar, la calidad y la pegada de sus buenos jugadores, con dos goles producto de un taconazo excelso de Ganso que aprovechó Ben Yedder y otro taconazo del propio delantero francés para anotar después de un jugadón de Vitolo. Además, Mateu no vio un claro penalti de Escudero en el minuto 48 con el cero a cero en el marcador. Luego se rompió. Destrozado por el calor y su esfuerzo físico, el Alavés acabó cediendo ante esa mezcla de mística, pegada, errores arbitrales y suerte que adornan a este Sevilla de Sampaoli. 14 puntos son un resultado excelente a estas alturas de temporada, aunque se echa de menos un juego más continuo en los sevillistas, que se están salvando de forma casi milagrosa. Eso sí, el equipo de Sampaoli siempre quiso, aunque solo pudo en la segunda mitad. Dos taconazos lo salvaron. Otra vez, como ante Las Palmas, en el minuto 90.

Entre el calor, el magnífico orden del Alavés y la extrema lentitud de sus jugadores, el Sevilla, escaso además de intensidad, no fue un equipo reconocible, ni en corto ni en largo, por mucho que Nasri lo intentara y Vitolo fuera el único en intentar pegar una carrera. De hecho, el que estuvo más cerca de marcar fue el Alavés. A los 11 minutos Edgar se quedó solo ante Rico. Tuvo tanto tiempo para pensar que la mandó al poste. Bien pertrechado en una línea de cinco defensas y con un futbolista por delante que apunta a pelotero grande, Marcos Llorente, el Alavés no pasaba apuros ante el Sevilla. Solo una acción individual de Nasri pudo acabar en gol. Los de Pellegrino, incluso, se sobrepusieron sin excesivos problemas a las lesiones de Kiko Femenía y Dani Torres, cuyos músculos no soportaron la exigencia de jugar en un caldero.

El Sevilla, como en la Liga de Campeones frente al Lyon, mejoró en la segunda mitad. Vitolo, enorme, se echó al equipo encima y Vázquez apareció para dar muestras de su calidad. Con ese aire desgarbado, parece que el juego no va con él, pero acaba siendo casi siempre importante. Mateu no vio el penalti de Escudero y el Sevilla mereció adelantarse en el marcador. Ganso se sacó un taconazo sublime para que Ben Yedder marcara. Entonces se inició una gran pelea entre dos equipos con alma, que nunca se rinden. El Alavés, muy defensivo, encontró oro en un saque de esquina que remató Laguardia. Como en tantas otras ocasiones, estalló Nervión empujando a su equipo. El Sevilla dio un arreón y marcó un golazo, de tacón y tras jugadón de Vitolo. Fue Ben Yedder. El punto final a un partido de locos, con una calor asfixiante, con Mateu en la banda lesionado y Nervión festejando una victoria más. Y ya van cinco (cuatro en Liga y una en Liga de Campeones).

Sampaoli: "Ganso, si es querido, nos dará muchas alegrías"

El entrenador del Sevilla, Jorge Sampaoli, compareció muy sastisfecho a la conclusión del choque ante el Alavés. El Sevilla ganó y logra un pleno de triunfos en sus partidos disputados en casa (cuatro en Liga y uno en la Liga de Campeones). "Puede que haya sido el partido más completo ante un rival que nos ha cerrado los espacios. Hemos tenido opciones y hemos tenido la capacidad de recuperar con el gol. Estamos afianzando una idea que ojalá se consolide con el tiempo", afirmó el entrenador del Sevilla, quien a continuación se refirió a los nombres propios que dejó su equipo, en especial Ganso y Ben Yedder. "Ha venido para estas cosas. Si es querido, nos dará muchas alegrías", afirmó el preparador sobre Ganso. Con respecto a Ben Yedder, que anotó los dos tantos del triunfo sevillista, Sampaoli habló en estos términos: "Lo de Ben Yedder es una alegría enorme. Le ha costado adaptarse, ha habido falta de comunicación por el idioma. Fue elegido para que fuera el emblema del gol".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información