Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Bernabéu examina a Asensio

El mediapunta se estrena en casa ante el Celta rodeado de una gran expectación

Asensio celebra su gol a la Real. Atlas

La pretemporada y el inicio de Liga del Madrid han dejado una atracción indiscutible: Marco Asensio. En el segundo verano en el que la entidad que preside Florentino Pérez ha cedido a otros el protagonismo como agitadores del mercado, el joven mediapunta ha acaparado los focos. Tras ganarse la confianza de Zidane en la preparación, una pujanza que mantuvo como goleador en la Supercopa contra el Sevilla y en el primer partido de Liga contra la Real, este sábado ante el Celta (20.15, BeIn LaLiga) tiene la prueba más importante de su corto camino en el club blanco: el duro examen de exigencia que destila la hinchada del Bernabéu en un encuentro oficial.

Posee Asensio el perfil de jugador que suele encandilar al madridismo. Joven, creativo, vertical, producto de la cantera nacional. Una propuesta diferente para llenar el ojo. Un caso similar al de Isco, cuyo idilio con la grada es mucho más enérgico que su protagonismo en una plantilla con sobreabundancia de mediapuntas. Asensio, de momento, le ha ganado la partida a competidores directos como el malagueño o James. Ahora, al mallorquín le toca probar su solvencia en un escenario crítico donde se han llevado alguna bronca incluso finos estilistas como Zidane en sus primeros días de blanco.

Uno que se ha ganado ya el respeto de la afición madridista, Modric, podrá estrenarse este curso en el Bernabéu tras cumplir la sanción que arrastraba de la temporada pasada en la primera jornada de Liga. También hay expectación por ver cómo puede mezclar con Asensio. El croata, metrónomo absoluto del equipo, debe contar con su ayuda para lanzar a una línea atacante sin Benzema ni Cristiano, que siguen en la enfermería junto a Keylor Navas, Coentrao e Isco, última baja. El malagueño se ha quedado fuera de la convocatoria por un golpe en el tobillo que además le ha dejado sin opciones de ingresar en la primera lista de Lopetegui como seleccionador. También regresa a una convocatoria Pepe, que se incorporó a la disciplina madridista más tarde como campeón de la Eurocopa.

Apuesta firme

Poco a poco, Zidane va completando las fichas del tablero con los que esta temporada intentará asaltar el título de Liga y defender la Champions. “Tengo 23, 24 o 25 jugadores y para mí todos son importantes, y van a jugar todos. Ahora juegan otros y lo están haciendo bien, y cuando estén todos tomaré decisiones de quién estará en el once”, argumentó. El técnico, este año, sí lleva las riendas del equipo desde el minuto uno. A diferencia del curso pasado, cuando llegó en enero con media Liga consumida para relevar a Benítez, esta vez le está tocando al francés lidiar con todos los encajes de la configuración y la preparación del equipo.

Asensio se ha descubierto hasta ahora como su apuesta más descarada, pero durante el año tendrá que buscar el equilibrio con aquellos que demanden más minutos en posiciones muy reñidas. Uno de ellos podría ser Morata, condenado a competir con una delantera de nombres propios. Zidane valoró el trabajo del canterano, sobre todo sin balón. “Estoy muy contento con su trabajo, está físicamente mejor y trabajando bien, en buena dinámica. Es un jugador que siempre ha luchado cuando no tiene el balón”.

De esa competencia, en este caso en la mediapunta, ya fue víctima James la temporada pasada, y con el capítulo de salidas aún abierto, al técnico le cuestionaron sobre su futuro. “Me preguntáis siempre lo mismo y responderé lo mismo. A veces contesto y parece que quiero que James se vaya. Tiene contrato, es verdad que ha jugado menos y puede ser un problema. Intento que los jugadores sean importantes y James es igual que los demás”, afirmó el entrenador francés. Por primera vez, Zidane dejó entrever que la situación del colombiano puede ser incómoda por la falta de minutos. Los que Asensio ha ganado.