Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Parker elogia a España: “Tapamos a Pau y se nos escapó Mirotic”

El base de Francia se rinde a la superioridad del equipo de Scariolo, que asegura que la clave estuvo en la defensa. "Este equipo se divierte porque defiende a gran nivel"

Tony Parker bota el balón ante Mirotic. Ampliar foto
Tony Parker bota el balón ante Mirotic. AP

Tony Parker jugó contra España el último partido internacional de su carrera. Fue una derrota aplastante (92-67) pero el base se despidió valorando la trayectoria con una sonrisa de satisfacción por haber conseguido títulos para Francia después de 50 años de sequía. Cuando le preguntaron por el juego de su archirrival europeo hizo un silencio y confesó: “Hoy he sentido que España era los Spurs”.

Nadie puso hubo objeciones al festival de España en estos cuartos de final olímpicos, disputados en el pabellón Carioca. El ambiente futbolero de las gradas coronó con estrépito el gran juego de la selección, prepotente hasta el descanso y liberada después con un banquillo que salió al parquet con espíritu lúdico. “Hacía años que no me divertía tanto jugando al baloncesto”, dijo Willy Hernangómez, el pívot de los Knicks, autor de 18 puntos y cinco rebotes.

El seleccionador, Sergio Scariolo puso las orejas de punto cuando le preguntaron qué opinaba de lo divertidos que se habían encontrado sus jugadores. “Este equipo se divierte porque juega a un gran nivel defensivo”, dijo el italiano, siempre alerta cuando se trata de amonestar hedonistas. “El círculo comienza claramente por ahí. Tienes que empezar a defender para correr, y a correr para disfrutar. Y cuando corres y disfrutas la pelota pesa menos también en el ataque estático. Eso lo tenemos claros y los jugadores con talento ofensivo lo han interiorizado. Entienden que el sacrificio atrás hace que puedan sacar a relucir el talento con mayor brillo”.

Scariolo y su homólogo francés, Vincent Collet, se pusieron de acuerdo en que el éxito español se fundamentó en la incapacidad de Francia para anotar suficientes puntos. Ahí sucumbieron Batun y Diaw, ahogados por un Gasol impenetrable.

“Contra Estados Unidos nos sentimos más cómodos”, dijo Collet. “La gran diferencia estuvo en el sistema defensivo de España. Cómo defendieron la pintura, con Gasol y Mirotic muy compenetrados. Planeamos mover la pelota muy rápido. Era obligado hacerlo porque si no, te metías en un túnel del que no salías. Nosotros no estuvimos rápidos ni de piernas ni de mente. Nos quedamos a cero kilómetros”.

“Mi idea”, señaló Scariolo, “fue que podemos aprovecharnos de Pau en 360 grados. Haciendo muchas cosas. Contra Francia fue absolutamente decisivo en defensa. Intimidó, habló a sus compañeros, dio confianza a sus compañeros. El equipo siempre supo que podía ser agresivo porque Pau estaría detrás cubriendo los tiros”.

El técnico italiano elogió la contribución de los jóvenes. “Mirotic y Willy son una buena noticia por su edad. Para un equipo considerado veterano, la aparición de estos chicos es un factor esperanzador. Ninguno de ellos suele generarse los tiros, pero han sabido aprovechar magníficamente bien los pases de sus compañeros. Esto no es sencillo. Y han dado un paso adelante defensivamente, que es lo que necesitamos de ellos. Que vayan endureciéndose y madurando defensivamente. Esto es parte de la idiosincrasia del equipo y es imprescindible. Porque tenemos muchos jugadores que cuando el conjunto funciona pueden anotar, pero cuando no defendemos canta mucho y te llevas disgustos”.

Mirotic anotó 23 puntos totales. De paso, metió cinco triples de ocho en un bombardeo que sepultó a Francia en el primer tiempo. “Fue mi partido más completo con la selección”, dijo, sin que apenas se le viera la boca, tapada por la barba tupida como de patriarca ortodoxo. “Pero la clave estuvo en nuestro tono defensivo en el principio del partido. Ellos tienen jugadores que pueden anotar muchísimos puntos y sabíamos que si no los dejábamos tendríamos grandes opciones de ganar. Los puntos que metimos nosotros estuvieron bien, pero todo empezó por la defensa”.

“Un minuto y medio antes del partido, Sergio me dijo: ‘Nico, juega muy duro’; y yo le dije, ‘míster no te preocupes que no me voy a borrar’. He intentado estar desde el primer minuto a un buen nivel defensivo porque allí es donde me necesitan”.

Tony Parker se encogió de hombros: “España estuvo sencillamente genial. Metieron cada tiro. Tratamos de parar a Pau pero se nos escapó Mirotic”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información