Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Honduras, la eterna cenicienta

De la mano del colombiano Jorge Luis Pinto, los centroamericanos buscan en Rio 2016 su primera medalla de la historia

La selección de Honduras celebra la clasificación para la siguiente ronda.
La selección de Honduras celebra la clasificación para la siguiente ronda. Getty Images

"Ya nadie gana con la camiseta", advirtió Jorgé Luis Pinto antes del partido que Honduras jugó contra Argentina. El seleccionador declaró desde el inicio que su misión era la de superar la actuación de la “bicolor” en Londres 2012, cuando se clasificaron por primera vez entre los ocho mejores de los Juegos, y va camino de conseguirlo después de superar en la fase de grupos a la Albiceleste y Argelia y pasar ronda como segunda por detrás de Portugal. Brasil le sienta bien al técnico colombiano ya que desde esa tierra logró su mayor mérito, como es el de meter a Costa Rica en los cuartos de final de la Copa del Mundo 2014. “Espero que mi equipo, como hizo Costa Rica, sea duro tácticamente en este nivel y dé la pelea” argumenta ahora Pinto.

Tras empatar 1-1 con la Albiceleste, más que darle méritos al equipo centroamericano, se mencionó la pobre imagen que dio Argentina, campeona olímpica en 2004 y 2008, que no era eliminada de la fase de grupos desde hacía 52 años, en Tokio 1964. La “H”, como se le conoce, es la única representante del área de Concacaf con la esperanza de alcanzar una medalla, después que México, actual campeón, fuera eliminada en el grupo dominado por Corea del Sur y Alemania.

“No nos puede ganar Honduras; juegan al béisbol, de fútbol no saben nada” declaró Maradona tras el encuentro. El país centroamericano tiene una débil liga de béisbol, pero en cambio sus ocho millones de habitantes viven y respiran fútbol. Cuentan con una liga profesional de diez equipos, con una media de 5.000 aficionados por partido, en donde juegan 16 de los 18 seleccionados con excepción de Elder Torres (Real Monarch de EEUU) y Anthony Lozano (Tenerife). “No sé si Diego está viendo bien el fútbol” le respondió Pinto a Maradona. “Lo invitamos a Honduras para que nos vea. Un fútbol muy autóctono, muy humilde, pero muy bueno” apuntó.

Desde su llegada al banquillo, Pinto se ha centrado en formar y buscar nuevas generaciones de jugadores para cambiar el panorama futbolístico. “Alguna vez le pregunté al maestro de maestros, Hennes Weisweiler, con qué jugadores le gustaba trabajar y me dijo que con los jóvenes porque son los que aprenden y se dejan enseñar” destaca. El proceso de formación se ha visto reflejado en los últimos años, pero no ha sido del todo fructífero. “Hay mucho talento. Hemos estado en mundiales mayores, Sub 17, Sub 20 y en Olímpicos. No es fácil. Vamos a luchar” subraya. Con el pase a cuartos, Honduras se convirtió en la primera selección centroamericana que compite en dos ocasiones en unos Juegos. “El techo no tiene límite, sabemos que tenemos ganas, hay una base física, táctica y mental que nos respalda. Queremos hacer historia” agregó Pinto.

El sueño olímpico sigue latente en los corazones de los hondureños. Nunca han ganado una medalla en ningún deporte. “Somos humildes, debemos ser realistas, pero soñamos” destaca Pinto. Este domingo contra Corea del Sur (0:00h) buscarán superar su mejor actuación en Juegos Olímpicos y, por qué no, demostrarle a Maradona que sí saben de fútbol.

El ganador del partido se enfrentará en semifinales al vencedor del Brasil-Colombia (domingo, 03.00) mientras que en la otra parte del cuadro se enfrentan Nigeria-Dinamarca (sábado, 21.00) y Portugal-Alemania (sábado, 18.00 horas):

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información