Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguado: “Hay que romper con el presidencialismo”

El presidente de la Federación Vasca opta a la presidencia de la Federación Española de Baloncesto, con Jorge Garbajosa y Alfonso Cabeza como rivales

Arturo Aguado, candidato a la presidencia de la FEB
Arturo Aguado, candidato a la presidencia de la FEB AS

“Los abogados tenemos el dicho de que más vale un mal acuerdo que un buen pleito”, explica Arturo Aguado, presidente de la Federación Vasca y candidato a la presidencia de la Federación Española de Baloncesto, cuando se le pregunta por posibles pactos con alguno de sus rivales, Jorge Garbajosa y Alfonso Cabeza, antes de la elección del sábado. “No consiste en levantar alfombras ni en hacer borrón y cuenta nueva. Las auditorías marcarán el camino”, proclama el jurista, de 54 años, que aboga por una federación “participativa, profesional, transparente y con rigor financiero”. 120 electores votarán al presidente, que deberá obtener mayoría absoluta en la primera votación o simple en la segunda, cuando la candidatura eliminada de inicio se decante por una de las otras dos.

Pregunta. ¿Es continuista o rupturista?

Respuesta. En las tres candidaturas hay personas que han formado parte de la Federación actual: Jorge Garbajosa y José Antonio Montero han sido ejecutivos de primer nivel con José Luis Sáez; con Cabeza van los señores Monge y Granados, que han sido miembros de la comisión delegada en varios mandatos; y en mi lista está Juan Martín Caño, que ha sido el vicepresidente. Por tanto, todos hemos estado en la FEB en mayor o menor medida. Yo nunca he tenido ningún cargo en la Federación.

P. ¿Con qué se queda y qué cambiaría de la etapa Sáez?

R. Los éxitos deportivos son innegables. Pero ha habido luces y sombras. Ha faltado transparencia en las cuentas y en la toma de decisiones. Hay que romper con el presidencialismo. Nadie conoce la situación económica real de la Federación. Se habla de una deuda de 5 millones de euros. Habrá que hacer una auditoría de determine la liquidez y las cargas para determinar el déficit si lo hay y establecer medidas.

P. ¿Cuáles son los males del baloncesto?

R. Tenemos que construir un sistema competitivo estable e identificable. Las competiciones FEB necesitan recursos para su reestructuración. Hay que jugar para algo. Tiene que haber ascensos y descensos. No se puede perder la credibilidad del resultado deportivo. Debemos establecer unas relaciones fluidas con la ACB. El canon hay que estudiarlo porque es un elemento distorsionador y que haya pasaportes de jugadores estadounidenses que ni siquiera conocen los países que les otorgan la licencia es una anomalía. Nos estamos haciendo trampas al solitario.

P. ¿Qué tiene usted que no tengan los otros candidatos?

R. Soy quien puede aglutinar mayor consenso. Sin consenso esto será ingobernable y se convertirá en un reino de taifas. Nuestras expectativas son las mejores, pero las urnas son muy peligrosas; que se lo pregunten a Cameron.

P. ¿Hay margen para pactos?

R. Cinco días en un proceso electoral es un mundo. Hay margen para todo. Estoy abierto al acuerdo. Hay tres candidatos y los tres queremos ser presidente. Al señor Cabeza no lo conozco y además ha dicho que no quiere negociar, a Garbajosa sí. Jorge es un gran activo de nuestro baloncesto y esos activos no se deberían perder. Sin ningún género de dudas, para el baloncesto español es mejor que el sábado haya dos candidaturas.

P. ¿Ha recibido el apoyo de algún jugador?

R. Los jugadores se tienen que dedicar a jugar. Si tuve contacto con Scariolo en un clinic en San Sebastián. Les apoyaré como presidente en Río o como espectador en mi casa.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información