Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça zarandea al Baskonia

Tomic y Satoransky personifican la abrumadora superioridad del equipo de Xavi Pascual (84-57)

Arroyo, ante Adams. Ampliar foto
Arroyo, ante Adams. EFE

El Barcelona le saltó al cuello al Baskonia de buenas a primeras y dejó clara su determinación de no concederle el más mínimo resquicio. Tomic y Satoransky propulsaron al equipo de Xavi Pascual. El pívot croata y el base checo están pletóricos. Y tras ellos, todos sus compañeros, que ya dieron buena cuenta del Fuenlabrada en los cuartos de final y que en el primer envite de las semifinales diluyeron por completo a un rival que no se pareció en nada al que tan buena impresión causó en la Euroliga y al que acumulaba tres victorias y una derrota esta temporada en sus enfrentamientos con el Barcelona. En el inicio de la serie semifinal, no se observó ni rastro de la capacidad anotadora de Darius Adams, ni pudieron apreciarse las mejores versiones de Tillie, Diop Shengelia y Roll, y apenas algún esbozo del MVP de la Liga, el griego Bourousis.

BARCELONA, 84; LABORAL KUTXA, 57

Barcelona Lassa: Satoransky (12), Navarro (7), Abrines (5), Doellman (6),Tomic (14) –equipo inicial-; Pau Ribas (9), Vezenkov (5), Samuels (8), Oleson (3), Arroyo (8) y Perperoglou (7).

Laboral Kutxa: Adams (2), Roll (3), Hanga (15), Tillie (5), Diop (0) –equipo inicial-; James (8), Planinic (8), Shengelia (0), Bourousis (11) y Bertans (5).

Parciales: 16-9, 27-19, 24-15 y 17-14.

Árbitros: Hierrezuelo, Jiménez y Araña.

Palau Blaugrana. 5.547 espectadores. Primer partido de las semifinales de la Liga Endesa, al mejor de cinco encuentros. El segundo se disputa el domingo (12.30, La1), de nuevo en el Palau Blaugrana.

El Barcelona encarriló el partido gracias a la efectividad de su defensa, a su enorme superioridad en el rebote y a la resolución en ataque que marcaron Satoransky, Tomic y Doellman. En poco más de seis minutos la escuadra de Xavi Pascual ya empezaba a marcar diferencias superiores a los diez puntos.

Adams falló sus seis primeros lanzamientos y no anotó su primer punto hasta el bien entrado el tercer cuarto. El Barcelona alcanzó los 20 puntos de diferencia (49-29) cuando el banquillo del Baskonia empezaba a ya a maldecir por algunas constataciones: 2 de 13 en triples, 27-15 para el Barcelona en el rebote y un pobre 35% de acierto de los jugadores del Baskonia en sus tiros de dos puntos. Dio la impresión, entonces, de que Hanga, el único que anotaba y reboteaba en el bando baskonista, empezaba ya a hacer la guerra por su cuenta. Un vano intento por supuesto, ante un Barcelona rebosante, en el que Tomic anotó incluso un triple, el primero desde que viste la camiseta azulgrana.

Todo funcionó a pedir de boca en el banquillo del Barcelona, donde iban y venían jugadores que, a diferencia de otras ocasiones, iban acomodándose, sonrientes, satisfechos de sus aportaciones al grupo, todos ellos aportando, incluso los que menos jugaron, Pau Ribas, con tres triples en ocho minutos, Navarro, con siete puntos y tres rebotes o Perperoglou con cifras similares, mientras la diferencia en el marcador rozaba los 30 puntos. El Baskonia empezó muy pronto a pensar ya en el borrón y cuenta nueva, en el segundo partido.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.