Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ayón derrite al UCAM Murcia y pone al Real Madrid en las semifinales

Los blancos, liderados por el pívot mexicano, arrollan al conjunto de Katsikaris y se medirán al Valencia por una plaza en la final

Maciulis, Cabezas y Felipe pugnan por el balón
Maciulis, Cabezas y Felipe pugnan por el balón EFE

El Madrid disputará las semifinales de la Liga Endesa ante el Valencia tras acabar con la meritoria aventura del UCAM Murcia en el tercer partido de la serie de cuartos sin dar margen a la sorpresa. Afrontaban los blancos su décimo partido del curso en el que la derrota le costaba la eliminación, pero la incertidumbre no se presentó a la cita. Habían ganado los de Laso siete de los nueve duelos anteriores en la cornisa (cayeron derrotados en las semifinales de la Supercopa ante Unicaja, el 2 de octubre; y frente al Fenerbahçe en el tercer partido del playoff de cuartos de la Euroliga, el 19 de abril). Tras ocho meses de temporada irregular se veían los madridistas ante otro cara o cruz y, hastiados de su reiterada cita con la presión, decidieron revelarse con un contundente comienzo de encuentro que atajó la intrepidez del Murcia y espantó cualquier angustia.

Con Ayón como gobernador plenipotenciario, el campeón marcó territorio antes de que el conjunto de Katsikaris rompiera a sudar en busca del sueño. El parcial de 14-0 a los seis minutos se convirtió en un 21-5 a los ocho y creció hasta el concluyente 28-10 al término de un primer cuarto que decantó el duelo. 11 puntos, dos rebotes, una asistencia, cinco faltas recibidas y 17 de valoración del Titán de Nayarit en los primeros nueve minutos convirtieron al intenso y descarado UCAM en un equipo abrumado que acababa de descubrir el techo a su histórica temporada.

R. Madrid, 93-UCAM Murcia, 72

Real Madrid: Sergio Rodríguez (2), Taylor (1), Maciulis (7), Thompkins (6) y Ayón (18) –cinco inicial-; Llull (12), Doncic (9), Carroll (18), Nocioni (7), Felipe Reyes (6), Hernangómez (7) y Lima (-).

UCAM Murcia: Campazzo (22), Rojas (5), Kelati (3), Antelo (5) y Faverani (5) –cinco inicial-; Cabezas (2), Wood (3), Lishchuk (2), Radovic (4), Benite (10), Martín (-) y Moreira (11).

Parciales: 28-10, 26-23, 14-12, 25-27.

Árbitros: Martín Bertrán, García González y Peruga. Sin eliminados.

Barclaycard Center: 8.684 espectadores.

Facundo Campazzo sufrió de inicio los grilletes de un aplicado Taylor y su influencia quedó minimizada para desamparo de su equipo. Mientras, el Madrid agilizaba los trámites hormigonándose en defensa y lanzándose al ataque. La estadística al término del primer acto era el mejor notario de la sacudida madridista: 42 a -1 en la casilla de valoración de ambos equipos.

En los cuatro años anteriores de la era Laso el Madrid se ventiló los cuartos siempre con un 2-0. Esta vez el tercer asalto ante el correoso Murcia lo resolvió por la vía rápida. Se desató Campazzo todas las cadenas en el segundo cuarto, pero el Madrid ya se había subido a la cresta de la ola. Con 12 puntos del base argentino (3 de 4 en triples en ese tramo) los de Katsikaris destaparon el aro rival, pero más allá del Facu el UCAM era un erial. Con su escaso 1,79m, Campazzo era el máximo reboteador del partido al descanso con cinco capturas. A cinco pies y 10 pulgadas del suelo cargó con todo el espíritu de rebeldía que tan lejos había llevado a los suyos. Pero esta vez no tuvo compañía. Sin apenas rastro de Faverani, Antelo o Lishchuk, tan solo Benite y Moreira rebasaron los cinco puntos en la contabilidad murciana.

No paró el Madrid. Unas veces lanzado por las piernas de Llull; otras espoleado por la tensión de la serie. Faltó de nuevo Rudy, de baja otra vez desde el 11 de mayo; pero volvió Ayón, con ganas de balón tras su tempranera descalificante en Murcia después de responder con un codazo a la provocación de Rojas (18 puntos, 8 rebotes y 33 de valoración al final); se sumaron a la misión de sostener el nervio y la defensa Felipe y Maciulis y encontró su fusil Carroll (18 puntos); no fue capaz de rechistar el Murcia, incapaz de achicar una diferencia que primero se instaló en la frontera de los 20 puntos, después llegó a alcanzar los 25 (65-40, m. 28) y más tarde se elevó hasta los 30 (82-52, m. 35).

Con apenas un día de respiro, el Madrid afronta las semifinales contra el Valencia al mejor de cinco partidos y con el factor cancha a favor después de arrebatar el segundo puesto al conjunto de Pedro Martínez en el sprint final de la liga regular. Los dos primeros asaltos, el jueves y el sábado a las 21.00 en el Barclaycard Center.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información