Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Isco y Saúl fuera de la lista de Del Bosque para la Eurocopa 2016

Los centrocampistas de Real Madrid y Atlético son los últimos descartes del seleccionador. "Los jugadores descartados tienen nivel para estar aquí pero solo puedo llevar a 23”

Del Bosque, en un entrenamiento
Del Bosque, en un entrenamiento Getty Images

Vicente Del Bosque asomó por la sala de prensa del Red Bull Arena, en Salszburgo, con un chubasquero negro, tomó asiento, resuello y aparentemente de memoria, aunque en la mano llevaba su tablet con una pegatina de la desaparecida UD Salamanca, dio a conocer la lista de los 23 convocados para la Eurocopa de Francia 2016.

“Llamo a dos por puesto, menos a tres porteros…”, empezó antes de desmenuzar los cancerberos, laterales, centrales, centrocampistas y delanteros con los que intentará rizar el rizo: ganar la tercera Eurocopa consecutiva, el más difícil todavía, el imposible de los imposibles. España, la única selección capaz de ganar dos Euros consecutivas, busca la tercera con un grupo que, como siempre, ha generado controversia y en el que al final, son Iniesta y 22 más, porque solo la presencia del de Fuentealbilla parece generar unanimidad.

Entre los 23 futbolistas nombrados ayer en Salzsburgo por el técnico charro no estaban Isco ni Saúl, los dos últimos a los que ha descartado. Simultáneamente, las cuentas oficiales de la Selección de Fútbol (Sefutbol) daban la noticia en las redes y estas se llenaban de polémica porque, claro, no llovía a gusto de todos los aficionados. Sabe Del Bosque que en este país hay, mínimo, 20 millones de entrenadores y que fuera cual fuera su elección “a alguien no le gustaría”. Por eso, rehuyó la polémica y, se esforzó en esquivarla: “No debo entrar a dar muchas explicaciones. Los jugadores descartados tienen nivel para estar aquí pero sólo puedo llevar a 23”, resumió el seleccionador.

La lista definitiva de 23 jugadores

Porteros: Casillas (Oporto), De Gea (Manchester United) y Rico (Sevilla).

Defensas: Ramos, (Real Madrid), Piqué (Barcelona), Bellerín (Arsenal), Alba (Barcelona), Bartra (Barcelona), Azpilicueta (Chelsea), San José (Athletic), Juanfran (Atlético).

Centrocampistas: Bruno (Villarreal), Busquets (Barcelona), Koke (Atlético), Thiago (Bayern), Iniesta (Barcelona), Silva (Manchester City), Pedro (Chelsea) y Cesc (Chelsea).

Delanteros: Aduriz (Athletic), Nolito (Celta), Morata (Juventus) y Lucas Vázquez (Real Madrid).

Tampoco quiso explayarse sobre cuándo tomó la decisión. Lo cierto es que la tenía madurada cuando la noche del domingo se reunió con Toni Grande y Albert Celades en una sala del hotel de Schruns, localidad de los Alpes austríacos donde España ha venido trabajando desde el pasado jueves, para tomar la última decisión antes de la Eurocopa, probablemente la más difícil.

Lo primero que hizo fue confirmar el pasaporte para los 19 jugadores que ayer despertaron en el Valle de Montafon. Y así se lo dijo a los chicos tras el desayuno. “Venís todos a la Eurocopa”. Bruno, San José y Bellerín se quitaron un peso de encima. También Aritz Aduriz. Eran los que no tenían nada claro entrar en la convocatoria porque en Madrid seis futbolistas esperaban cita.

“Lamento la lesión de Carvajal”, admitió Vicente Del Bosque, que confirmó que de haber estado en condiciones, hubiera sido uno de los cuatro laterales en la lista. “Sabíamos que íbamos a dar dos descartes más y obedece solo a la competencia. Hemos tratado de equilibrar la plantilla buscando soluciones ante las emergencias”, razonó, y dijo que no había hablado con Saúl ni tampoco con Isco: “Imagino su incertidumbre, pero alguno se había de quedar. Tampoco vienen Mario, Cazorla, Mata… Tenemos una gran cantidad de jugadores que no han venido. No me pesa especialmente un descarte, pero me duelen todas las ausencias”. Y añadió el seleccionador: “Igual alguno de los que está aquí, Bruno, San José, u otro, no le gusta a mucha gente, pero a nosotros sí, nos van a ser útiles”, aseguró, consciente de que la lista dio que hablar en su origen y generará controversia.

“De lo poco que le conozco tiene un nivel humano muy alto, lo llevara por dentro. Debe dejar fuera gente que se merece estar aquí, y no es fácil”, admitió Aritz Aduriz, que hasta ayer por la mañana no las tenía todas consigo, pese haber marcado 36 goles este curso.

Incluso había declinado reportajes porque no quería pecar de presuntuoso. “No puedo más que dar las gracias”, dijo antes de reconocer su convocatoria y la de San José “como un premio a la temporada del Athletic”. Y le secundó Thiago, que hace dos años se quedó sin ir al Mundial por una lesión y ayer se vio en la lista. “Podíamos estar muchos. No es fácil elegir a 23, tomes la decisión que tomes, se merece un respeto”.

De Gea o Casillas, el debate por resolver

“Tenemos la mejor impresión de Corea, no tiene complejos, juega bien y crea peligro. Físicamente, están bien dotados”, dijo Del Bosque sobre la selección que prepara su amigo Uli Stielike. “Nos conocemos desde hace muchos años, tenemos muy buena relación”, aseguró el seleccionador español que esta tarde en el Red Bull Arena de Salzburgo (16.30, Telecinco), casi enfrente del palacio donde descansó Hitler algún verano, dirigirá el segundo de los amistosos camino de Francia 2016. El dibujo esta bastante más claro que los nombres que deben interpretarlo. Se espera un 4-2-3-1, con muchas dudas, empezando por la portería. Esa es la primera decisión que debe tomar el seleccionador. Descartado de entrada Sergio Rico, que viene a crecer y aprender, la duda es saber si Del Bosque tomará o no la gran decisión: sentar a Casillas. Todo indica que a estas alturas el portero titular será De Gea, porque su rendimiento durante el año le avala. Pero hay que confirmarlo; no es fácil sentar a los mitos.

Enfrente estará Stielike y su Corea, que admitió que la diferencia de nivel entre sus jugadores y los de Del Bosque es muy grande: “Si a España le das el balón mejor no salir al campo. Hemos sido atrevidos siempre, vamos a exigir crear ocasiones de gol y saber que tendremos que estar muy atentos cuando perdamos la pelota. Queremos medir nuestro potencial”, apuntó el seleccionador coreano.

Más información