Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estudiantes desciende; Manresa se salva

Los del Ramiro ganaban por 10 a falta de tres minutos, pero un parcial de 15-0 del Gipuzkoa condena a los de Valdeolmillos y rescata al conjunto catalán a pesar de su derrota ante el Baskonia

Estudiantes
Los jugadores del Estudiantes tras consumarse el descenso acbmedia

Manresa y Estudiantes se jugaban la permanencia en la Liga Endesa ante Baskonia y Gipuzkoa en una jornada de dramas simultáneos. Estudiantes cayó al pozo de la LEB, a la espera de una repesca burocrática, tras un final insólito. Perdía el conjunto catalán en Vitoria y ganaba el conjunto del Ramiro por 10 puntos a falta de 2m 30s (63-73), pero un inopinado parcial de 15-0 hundió a un histórico de la ACB. “Ha pasado lo mismo que en las 33 jornadas anteriores. Lo tiramos todo a tomar por saco. Estamos donde nos merecemos. Ha sido un desastre”, resumió Nacho Martín intentando explicar lo inexplicable.

El partido pareció una ensoñación de la que el Estudiantes se despertó entre sudores fríos para afrontar la pesadilla. El comienzo fue un mano a mano entre Jordi Grimau y Nacho Martín. El escolta de Gipuzkoa encabezó la apuesta ofensiva de Porfirio Fisac y el pívot de Estudiantes acaudilló la causa colegial en busca de la salvación. Los locales establecieron su centro de operaciones en la línea del 6,75 con un sobresaliente 5 de 6 en triples en el primer parcial para compensar el 3 de 9 en la pintura. Expediente opuesto al del equipo de Valdeolmillos que se ofuscó desde el perímetro (3 de 10 en triples en el primer cuarto; 3 de 17 al descanso), pero demostró una afinación espectacular por dentro (10 de 12 en tiros de dos al descanso). Semejante puntería sumada a un sólido dominio del rebote (12-22 en los primero 20 minutos) y a la contundente aparición de Simpson permitieron al conjunto del Ramiro de Maeztu tomar el mando (31-34, m. 20).

Ibon Navarro y Musli
Ibon Navarro y Musli

El drama era simultáneo y en el Buesa Arena de Vitoria el Baskonia completaba la combinación que rescataba al Estudiantes del pozo imponiéndose a Manresa (36-35, al descanso). Se desató el optimismo en los colegiales, de la conga de sus aficionados en las gradas de la plaza de toros de Illumbe hasta la iluminación de los jugadores en la pista con tres triples consecutivos, de Nacho Martín, Laprovittola y Jaime Fernández, que comenzaron a descoser el marcador (35-43, m. 24). No era el día de Landry ni del eterno Doblas y, en el duelo de bases, la pareja Laprovittola-Salgado comenzó a multiplicarse frente a la solitaria aventura de Llompart.

Al tiempo que Estudiantes cogía carrerilla precisamente con un triple de Salgado (47-57, m. 29), el Manresa, con Simon y Musli al frente, resistía el acoso del Baskonia (54-56, m. 30). Después del homenaje defensivo del segundo cuarto en Illumbe (7-11), el partido se volvió a desatar en la reanudación (21-25 en el tercer cuarto). Juancho Hernangómez y Simpson se agigantaron en el rebote (10 por barba en los primeros 30 minutos frente a los 22 de todo el Gipuzkoa), los de Fisac perdieron el sustento de su afinación en el perímetro y Estudiantes cogió el carril bueno para cumplir con su parte en la pelea por la permanencia. Nada hacía prever el descarrilamiento.

La otra seguía jugándose en Vitoria. Un triple de Mike James y otro de Kim Tillie colocaron a Baskonia con seis puntos de ventaja en el Buesa Arena a falta de 5m 23s. Resistió Manresa y devolvió el parcial, pero se repitió la secuencia y dos bingos más de Bourousis y Adams que desmontaron la resistencia del conjunto catalán. Sin embargo llegó el cataclismo de Estudiantes. Mientras sus aficionados daban por segura la victoria e intentaban confirmar la derrota de su competidor por la permanencia, llegó un parcial de 15-0 del Gipuzkoa que envió a los del Ramiro a la LEB.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información