Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sergio Rodríguez desata una exhibición de récords del Madrid

El Chacho logra la mejor marca de asistencias de la historia de la Liga (19) y los blancos arrollan al Fuenlabrada (129-81) con su mejor anotación en 31 años y 179 de valoración

Los jugadores del Madrid abrazan a Sergio Rodríguez tras la victoria.
Los jugadores del Madrid abrazan a Sergio Rodríguez tras la victoria.

Quedaban apenas unos segundos para que acabara la fiesta del Madrid de Laso en el Bardclaycard Center cuando Sergio Rodríguez repartió su último regalo de la noche. El base canario encontró a Nocioni en un rinconcito de la pista y el triple del argentino selló el escandaloso 129-81 en el marcador final de la victoria ante el Fuenlabrada y la 19ª asistencia del Chacho en el partido, récord absoluto en la historia de la ACB superando las 18 de Joaquín Costa en la temporada 1990-91. En un pulso roto desde el inicio, no hubo mayor competición que la búsqueda de récords estadísticos. Una colección en la que ya aparecen la marca de 179 de valoración y las 35 asistencias (la mejor marca igualada con la del Granollers del curso 1988-89) que sumaron los blancos.

Hasta ocho jugadores madridistas acabaron por encima de los 10 puntos y de los 10 de valoración. Thompkins (con un 5 de 7 en triples) sumó 25 puntos como en el Palau hace tres jornadas, Ayón, Felipe, Rudy y Llull añadieron 14 por barba, todos aprovechando la iluminación de Sergio Rodríguez. Con su espíritu recreativo y sus manos de prestidigitador, el Madrid se convirtió en un ciclón incontenible para el Fuenlabrada que pronto bajó los brazos y se entregó a ser convidado de piedra en la exhibición blanca. 39-19 en el minuto 14, 56-25 en el minuto 18, 60-30 en el 19, 97-57 al término del tercer cuarto, carambola incluida. A dos centésimas para el final de ese parcial, Rudy Fernández lanzó desde más de 20 metros y embocó un triple a tabla que puso en marcha el tocadiscos de la fiesta madridista. En ese tramo, nueve triples casi consecutivos, con apenas una canasta de Ayón intercalada, lanzó el encuentro a la enciclopedia. 18 triples en 32 intentos (56%)  firmaron los locales. En el minuto 39 la diferencia alcanzó los 52 puntos (126-74).

El partido de la 32ª jornada de Liga se convirtió en la mayor anotación de la era Laso, superando el 115-94 de noviembre de 2014 ante el Dinamo Sassari en la primera fase de la pasada Euroliga, la más alta del club en 31 años (cuando el 9 de febrero de 1985 venció al Caja Álava por 132-84). Por 11ª ocasión en 32 partidos los de Laso superaron los 100 puntos. Fue la constatación de un equipo liberado de la presión del calendario que, tras su eliminación europea, ha cogido aire y carrerilla rumbo a su defensa del título de Liga.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información