Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El United enciende Wembley

Con un gol en el último minuto, el conjunto de Van Gaal derrota al Everton de Roberto Martínez (2-1) y se clasifica para la final de la FA Cup

Fellaini marca el primer gol del United ante el Everton.
Fellaini marca el primer gol del United ante el Everton. REUTERS

Toda la pasión futbolera del torneo más antiguo del mundo explotó en la grada de Wembley que ocupaban los aficionados del Manchester United cuando, ya sobre el añadido del tiempo añadido, Martial marcó y llevó al equipo que entrena Louis Van Gaal a la final de la FA Cup. Fue el frenético final a una semifinal que se presentó como un analgésico para el Everton y el United. Necesitaban, tanto unos como otros purgar las penas de una temporada gris, lejos de sus objetivos. Mientras el Everton merodea por la mitad de la tabla en la Premier, a 18 puntos de los puestos de Europa, el United todavía sueña con colarse en los puestos de Champions. El futuro de los dos técnicos que estaban en liza, Roberto Martínez y Louis Van Gaal, es incierto.

No dudó el United y de entrada se adueñó del campo en Wembley. Movió el balón, primero con pausa, luego con vértigo, siempre sin dejar respirar al Everton. Los muchachos de Martínez se arrinconaron cerca del meta español Joel y aislaron a Lukaku, que sólo se las tuvo que ingeniar frente a la zaga del cuadro de Van Gaal. Pudo el belga abrir el tablero, pero Rooney, inmenso, apareció donde nadie le esperaba e impidió el primero del Everton. No fue la tarde Lukaku; en cambio, el capitán de los red devils manejó a su antojo los hilos del United. Con los años Rooney perdió pegada, pero ganó en visión del juego. Entiende el fútbol el 10. Defiende y ataca, juega y hace jugar.

Crystal Palace y Watford buscan un lugar en la final

El United se enfrentará en la final de la FA Cup, el próximo 21 de mayo, contra el ganador del duelo entre el Crystal Palace y el Watford, que se jugará este domingo (17.00) en el estadio de Wembley. Quique Sánchez Flores, entrenador del Watford, que marcha en la duodécima posición en la Premier League, no quiere especulaciones sobre lo que hará la temporada que viene. ‘’Solo puedo transmitir a la afición del Watford que estoy totalmente centrado y contento. Los fans tienen que saber que estoy muy a feliz de estar aquí’’, aseguró el preparador español. “Mi futuro no importa. Lo único que me preocupa es el partido ante el Crystal Palace (decimosexto en la Premier)”, cerró Sánchez Flores.

Rooney administró el balón, la pimienta la pusieron Rashford y Martial, y Fellaini se agigantó en la medular, también en el área del Everton, goleador del partido. Pero el Manchester United también tiene un muro en la portería: De Gea. El portero español estaba teniendo un partido tranquilo en Wembley hasta que su equipo lo necesitó. El árbitro se inventó un penalti que De Gea le frenó de manera espectacular a Lukaku. La parada de exarquero del Atlético no achicó al Everton que se fue con todo a por el empate, buscaba salvar la temporada y quien sabe si la cabeza de su entrenador. Empató en una acción de Deulofeu que finalizó con un centro que Smalling introdujo en su propia portería.

Quedaba algo más de un cuarto de hora para el final y entonces se desató la locura. Llegó la esencia de la FA Cup con un ida y vuelta contínuo. Tuvo la victoria el Everton en varias contras, en especial en una que condujo Deulofeu y finalizó Lukaku sobre el cuerpo de Fellaini, que fue decisivo en ámbas áreas. Y ya sobre la hora, con el árbitro dispuesto a señalar el final del partido, Martial y Herrera, que acababa de salir al campo, conectaron. Asistió el centrocampista español al delantero galo desde una posición inverosimil, con fe y precisión. Y medio Wembley estalló.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.