La pole en Austin es, como siempre, para Márquez

Lorenzo acecha la primera posición del de Honda, que se esfuerza más que nunca en el circuito de las Américas, y saldrá segundo

Marc Márquez en el circuito de Las Américas, en Austin.
Marc Márquez en el circuito de Las Américas, en Austin.Eric Gay (AP)

Desde que debutara en MotoGP solo hubo un día en suelo americano en el que Marc Márquez no fuese el gran triunfador de la jornada. Era el año 2013, el chico de Cervera era el novato del año y llegaba a Laguna Seca, un circuito en el que no había corrido nunca antes, pues las categorías inferiores no competían en aquella maravillosa pista: era sábado y se clasificó el segundo. Claro que al día siguiente, el domingo, ganó la carrera y dejó un adelantamiento para la historia: le devolvió a Valentino Rossi un interior en pleno sacacorchos, la curva más famosa del trazado californiano. Unas cuantas carreras antes, el joven español se había estrenado en la categoría reina con una victoria también en suelo estadounidense: ganó el recién estrenado gran premio de las Américas. Desde entonces, el circuito de Austin no conoce más vencedor que él, que además, se ha llevado, también todas las pole position desde el 2013 hasta la fecha. Del gran premio de las Américas y del de Indianapolis, que se celebró hasta el curso pasado, y donde también ganó cada año, de modo que acumuló hasta siete victorias en suelo yankie.

Más información
MotoGP estrena neumáticos en Austin, la tercera carrera del año
Así es el circuito del GP de Las Américas
Lorenzo: ni una palabra, ni las ideas claras

La pole de este sábado fue, claro, para el chico de Honda. Aunque se la llevó por los pelos esta vez. Jorge Lorenzo se quedó a escasas 69 milésimas de segundo de arrebatársela. Y saldrá a su lado en la parrilla de salida este domingo, junto a Rossi. Las dos Yamaha no dan tregua al de Honda, que pone con su pilotaje todo lo que le falta a su moto en la que está considerada la pista más física y más técnica del calendario mundialista. A Márquez le cuesta pilotar más que nunca. Suda de lo lindo para llevar su moto por dónde quiere, porque se mueve mucho, y, además de su de por sí carácter agresivo, el cambio de neumáticos Michelin la ha convertido en una máquina más física todavía. “Me estoy entrenando más que nunca”, confesaba hace unos días. Así que, a pesar de los resultados y por mucho que esta pista se le dé a las mil maravillas –porque se corre en el sentido contrario a las agujas del reloj y tiene muchas curvas a izquierdas, lo que le recuerda a las carreras de dirt track que tanto le gustan–, este año le está costando más que otros.

A su moto le falta aceleración, y eso se nota especialmente en algunas zonas del trazado. No hay más que ver cómo le va a su compañero, Dani Pedrosa, que terminó octavo a más de un segundo. Porque, además, no hay piloto que acuse más que él la decisión que ha tenido que tomar Michelin tras el accidente de Redding en Argentina: competir con los neumáticos de seguridad, endurecer la carcasa, aumentar la presión... Y el de Sabadell ni tiene agarre ni encuentra la manera de hacer girar su moto.

Miller, baja por lesión

Jack Miller, que sufrió una aparatosa caída el viernes, en la primera sesión libre, causará baja en la carrera de este domingo tras fracturarse el quinto metatarsiano del pie derecho. Lo intentó. Siguió corriendo, lo hizo el sábado por la mañana de nuevo, pero tuvo que parar en pleno FP4, poco antes de la sesión de clasificación. Deberá intentar recuperarse antes del GP de Jerez, el 24 de abril. “Este es un circuito muy físico, con muchos cambios de dirección. Duele mucho. Necesito un poco de reposo”, dijo en MotoGP.com.

Márquez, mientras tanto, mientras espera también si llega o no llega la pieza milagrosa que ayude a mejorar la aceleración de la Honda y a ganar en términos de manejabilidad, va probando pequeñas mejoras en su moto. O probaturas que aspiran a mejorar las sensaciones encima de la RC213V. El viernes se atrevió con unas aletas considerablemente más grandes a las que presentó en Qatar, prácticamente invisibles, y mucho más diminutas si se comparan con las de Ducati o Yamaha. Pero no parecen haberle gustado demasiado, porque ya no las ha vuelto a montar. Este sábado, en la sesión previa a la de clasificación, el FP4, salió a pista con una nueva entrada de aire en el frontal de su moto. Poco a poco. “En América siempre me siento muy bien. Estoy muy contento con esta pole, aunque no he hecho la vuelta perfecta y veo que Jorge será un rival fuerte para mañana”, declaró al finalizar.

Y así, quienes se van acercando, incluso en Austin, son los pilotos de Yamaha, que saben que nunca han tenido mejor oportunidad que esta en el trazado texano: “Hemos hecho un gran trabajo con la moto en cada sesión. El asfalto también ha ido limpiándose poco a poco, lo que ha mejorado el agarre, sobre todo después de la lluvia de esta mañana. Y yo he hecho una vuelta casi perfecta: ha sido una pena no haber podido superar a Marc por sólo una décima, pero aquí es muy fuerte. Veremos qué ocurre mañana. Pelearemos por el podio y a ver si también por la victoria”, decía, feliz, Lorenzo.

Desde la segunda fila, saldrán Iannone (a siete décimas), Viñales (a un segundo) y Crutchlow. Dovizioso, séptimo, y Pedrosa, octavo, lo harán desde la tercera.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Nadia Tronchoni

Redactora jefa de la sección de Deportes y experta en motociclismo. Ha estado en cinco Rally Dakar y le apasionan el fútbol y la política. Se inició en la radio y empezó a escribir en el diario La Razón. Es Licenciada en Periodismo por la Universidad de Valencia, Máster en Fútbol en la UV y Executive Master en Marketing Digital por el IEBS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS