Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tebas: “Jorge Pérez es el idóneo para un cambio en la FEF”

El presidente de la Liga detecta una mayor sensibilidad contra la violencia en las gradas

Javier Tebas, junto a Clemente Villaverde.
Javier Tebas, junto a Clemente Villaverde. EFE

El presidente de la Liga, Javier Tebas, apostó ayer claramente por Jorge Pérez, secretario general de la Federación Española de Fútbol y candidato alternativo a Villar para presidir el organismo en las elecciones previstas para el 22 abril. “Jorge Pérez a lo mejor no es el mejor candidato, pero en estos momentos es el idóneo para producir un cambio en la Real Federación Española de Fútbol”. Tebas consideró que Jorge Pérez puede “sin duda” desbancar a Ángel María Villar como presidente de la RFEF y afirmó que “en estos momentos es el idóneo para producir un cambio” en un momento muy delicado para la institución. El presidente de La Liga atendió a los medios tras la clausura de la V edición del Seminario de Seguridad e Integridad en el Fútbol Profesional celebrado en el Complejo Policial de Canillas.

Tebas dijo durante su intervención que “el próximo reto de la Liga es ver cuál es la estrategia que permitirá erradicar el problema de la violencia en el fútbol aficionado”, ya que consideró que el trabajo realizado en el entorno del fútbol profesional es “extrapolable a otras partes del fútbol español”. Hacer campañas de formación en el fútbol base y en colegios figuran entre las propuestas de Tebas, quien criticó que la “violencia verbal” sea vista en ocasiones como “una forma de apoyo a los equipos”.

“Partíamos de un germen de violencia física, como fue la muerte de un aficionado [en referencia a Francisco J. Romero Taboada Jimmy], y de una violencia verbal muy elevada en los estados de fútbol. En ese sentido, la violencia física y la violencia verbal se han reducido muchísimo y detectamos una mayor concienciación en los estadios”, agregó.

Tebas comentó, además, que “ahora cuando algún sector de la afición procede a insultar se le recrimina y manda callar”. “Es un detalle de hacia dónde vamos caminando, porque antes insultar de manera continua a los jugadores y árbitros era normal. Ahora es lo anormal”, recalcó.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.