Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otra semana dura para Villar

Al presidente de la RFEF se le han requerido apuntes contables y los movimientos bancarios para comprobar las entradas y salidas de dinero

Ángel María Villar durante una rueda de prensa de la UEFA
Ángel María Villar durante una rueda de prensa de la UEFA REUTERS

A pesar de conocer la sentencia de la Audiencia Nacional de 2009, alegando modificaciones al respecto, Ángel María Villar ha iniciado su defensa ante el comienzo de una semana que puede poner en peligro sus 28 años de mandato al frente de la Federación Española de Fútbol y su presentación a las elecciones que él mismo ha convocado para el próximo 22 de abril. Si hoy no presenta las alegaciones y la documentación requerida por el Consejo Superior de Deportes por los supuestos tratos de favor al Recreativo y al Marino se iniciará el proceso que puede derivar en su inhabilitación por parte del TAD.

Bastantes dirigentes y empleados federativos han calificado supuesto ese trato de favor al Recreativo como "una metedura de pata"

A Villar se le han requerido apuntes contables y los movimientos bancarios para comprobar las entradas y salidas de dinero de la Federación durante las temporadas en las que se habrían cometido las presuntas irregularidades que permitieron al Recreativo competir en las temporadas 14-15 (Segunda A) al tramitarle las fichas sin garantías de pago a los jugadores y 15-16 (Segunda B) por conceder un préstamo de 200.000 euros a través de la Asociación Nacional de Entrenadores para pagar a su extrenador José Luis Oltra. Este préstamo, concedido a un club embargado por Hacienda y mediante pagarés de dudosa solvencia, permitió que el Recreativo pudiera tramitar las licencias federativas este verano. También se le permitió competir sin depositar el aval obligatorio para los clubes de Segunda B con un historial de impagos recientes como es el caso del Recreativo.

Bastantes dirigentes y empleados federativos han calificado supuesto ese trato de favor al club decano del fútbol español como "una metedura de pata". Estas mismas fuentes especulan sobre las alegaciones de Villar y sobre si este intentará desviar las culpas sobre el secretario general de la Federación, Jorge Pérez, que tiene pensado presentarse a las elecciones. Desde el verano de 2014 Pérez está enfrentado a Padrón, mano derecha de Villar, y ha sido apartado de muchas de sus funciones, pero pueden escudarse en su firma.

Ante esta semana que se intuye alborotada, a Villar le rodean escándalos como el de la FIFA, como vicepresidente, y también como persona de confianza de muchos de los dirigentes de la Conmebol imputados por los casos de corrupción en el futbol suramericano. De esta organización es director general su hijo Gorka Villar sobre el que pesa una acusación de extorsión de varios clubes uruguayos que amenazaron con acudir a la justicia ordinaria para denunciar la venta a la baja con respecto a otras ofertas de los derechos televisivos de las competiciones internacionales. Según la denuncia, Gorka Villar utilizó la influencia de su padre en la FIFA para amenazar al fútbol uruguayo y a sus dirigentes, algunos de los cuales fueron suspendidos por 60 días, con la expulsión. También está en el aire la vulneración de propios estatutos de la Federación que cometió Villar al reducir la Asamblea General, que elige al presidente de de 180 a 140 miembros, mediante la Comisión Delegada que no tiene potestad para ello.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.