Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Espanyol se descose en Getafe

Los azulones se sobreponen al gol de Hernán Pérez y dan vuelta el marcador con los tantos de Pedro León, Sarabia y Moi Gómez

Sarabia disputa el balón con Marco Asensio. Ampliar foto
Sarabia disputa el balón con Marco Asensio. EFE

El Espanyol se descosió en Getafe. Los derbis contra el Barça dejaron medio mareados a los blanquiazules, escasos de fútbol y, sobre todo, de gasolina. Una resaca que aprovechó el Getafe. El conjunto de Escribá sabe a los que juega y no se apiadó de los chicos de Galca. Pedro León, Sarabia y Moi Gómez dieron vuelta a un marcador que había inaugurado Hernán Pérez. Quiere refuerzos el técnico rumano. Habrá que ver qué dirá Chen Yansheng, que esta semana será, oficialmente, el máximo accionista del club.

GETAFE, 3 - ESPANYOL, 1

Getafe: Guaita; Damián Suárez, Cala, Vergini, Yoda; Lacen, Juan Rodríguez; Pedro León (Moi Gómez, m. 80), Sarabia, Víctor Rodríguez (Bernard, m. 90); y Álvaro (Scepovic, m. 71).

Espanyol: Pau López; Rober, Álvaro, Roco, Víctor Álvarez; Diop (Jordan, m. 51), Abraham (Montañés, m. 71); Hernán Pérez, Asensio, Salva Sevilla; y Caicedo.

Goles: 1-0. M. 25. Hernán Pérez. 1-1. M. 29. Pedro León. 2-1. M. 37. Sarabia. 3-1. M. 91: Moi Gómez.

Árbitro: Clos Gómez. Mostró cartulina amarilla a Cala, Álvaro, Roco y Hernán Pérez.

Coliseum Alfonso Pérez. Cerca de 9.000 espectadores.

Están en transición las acciones del Espanyol, como el juego del equipo de Galca. Por momentos, competitivo en defensa y combinativo en ataque; en ocasiones (ayer la mayoría) liviano en la zaga e insulso con el balón. En uno de esos oasis de buen fútbol cayó el primero. Hernán Pérez mandó la pelota a la red, tras un buen centro de Víctor Álvarez. Pero, la ventaja, tan sorpresiva como inmerecida, duró lo que le duraba lo bueno al Espanyol: un suspiro. En menos de tres minutos, el Getafe devolvió la tranquilidad a la grada del Coliseum.

Pedro León pescó un rebote, tras un disparo de Víctor Rodríguez que se había estrellado en el larguero, y selló el empate. El Getafe tiene clara su hoja de ruta y entre Sarabia, Víctor Rodríguez y Pedro León, inquietos con y sin la pelota, desterraron a Abraham y Diop (reemplazado por Joan Jordán). A Álvaro Vázquez le cogió una especie de ataque de nostalgia y se perdió un gol fácil para su DNI y Juan Rodríguez estalló el travesaño. Entonces, cuando ya todo era del Getafe, Damián Suárez asomó como Pedro por su casa por el ala derecha y le dejó el balón servido a Sarabia para que dejara el partido en favor de los anfitriones.

El Espanyol no sólo pecó de distraído en defensa. Cada vez que intentó salir con el cuero dominado desde atrás se sucedieron las perdidas. Tampoco ayudaron los de arriba, Caicedo se quedó descolgado, Asensio hace unas semanas que anda extraviado, y Salva Sevilla cogió el timón a cuentagotas. Cuando Moi Gómez firmó el tercero de los azulones el partido ya tenía dueño. Y si los blanquiazules no se llevaron una goleada de Getafe fue porque Pedro León no tenía la bota afilada, primero le negó el grito el palo y luego su mala puntería. En cualquier caso, a los muchachos de Fran Escribá no les hizo falta. Sumó su tercer triunfo en fila y escala en la tabla. Mientras tanto, el Espanyol abre los brazos para recibir a Chen.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información