Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guardiola dejará el Bayern al final de temporada

La decisión se anunciará el lunes y el técnico, que tiene varias ofertas, todavía no ha decidido su futuro después de tres cursos en el equipo bávaro

Guardiola en un entrenamiento. FOTO: AFP / VÍDEO: REUTERS

Josep Guardiola no aceptará la oferta de renovación del Bayern de Múnich y por tanto abandonará el conjunto bávaro en junio, después de tres temporadas en la Bundesliga. El club alemán no podrá retener al técnico catalán a pesar del interés mostrado, especialmente en los últimos meses, por el director general Karl Heinz Rummenigge y los elogios del presidente de honor Franz Beckenbauer. Guardiola ha decidido dar por finalizado su trabajo en Alemania, “por diferentes razones”, según ha justificado en su entorno próximo.

Campeón de invierno por quinta vez consecutiva, tras vencer el pasado fin de semana por 2-0 al Ingolstadt y clasificarse el miércoles para los cuartos de final de la DFB-Pokal, la Copa Alemana, Guardiola se volverá a reunir con Rummenigge antes del parón de invierno, que comenzará oficialmente el sábado por la tarde después de enfrentarse al Hannover 96 en el HDI Arena. Pero Guardiola tiene la decisión tomada y el próximo lunes anunciará que el 30 de junio dejará de ser entrenador del Bayern. Rechazará así una oferta que, según fuentes de la prensa alemana, alcanzaría los 20 millones de euros. El técnico de Santpedor cerrará el segundo ciclo más largo de un entrenador al frente del Bayern en los últimos 20, solo superado por las seis temporadas que Otmar Hitzfield dirigió al conjunto más laureado de la Bundesliga: entre 1998-99 y 2003-04.

Guardiola rechaza una oferta de renovación del Bayern que, según la prensa alemana, alcanzaría los 20 millones de euros

Entregado a la plantilla, a quien ya habría comunicado su decisión, consciente de que su familia, en especial sus tres hijos, se han integrado muy bien a la vida en Múnich, el desgaste de Guardiola en Säbener Straße obedece a cuestiones estructurales. Por ejemplo, médicas. Según explicaban en su edición de ayer algunos rotativos, el técnico mantuvo una bronca dialéctica con Volker Braun, jefe de los servicios médicos del club tras la destitución, hace un año, de Muller-Wohlfart, por la recaída de Ribéry, que tras nueve meses de baja por una lesión en el tobillo, apenas ha aguantado dos partidos tras su reaparición. Eso, unido a una plaga de lesiones que vuelve a azotar el vestuario, llevó a Guardiola, según siempre medios alemanes, echar en cara al médico que las condiciones de trabajo no son las idóneas: "Aquí no se puede trabajar seriamente", parece que le dijo.

El futuro del entrenador catalán, que el lunes llegará a Barcelona para pasar las fiestas navideñas con su familia, no está todavía decidido cuando abandone el Bayern. Tiene una oferta permanente del Chelsea, prácticamente un cheque en blanco, activada desde que este jueves Abramovich despidió a Mourinho. Txiki Begiristain, director deportivo del Manchester City y amigo personal del técnico desde que coincidieron como futbolistas en el Barcelona a las órdenes de Johan Cruyff, intentará convertirle en el recambio del actual entrenador de los citizens, Manuel Pellegrini, pues el chileno acaba contrato a final de temporada, y el otro equipo de la ciudad, el United, también piensa en Guardiola como recambio de Van Gaal. Además, en las últimas semanas se da por hecho que el PSG se ha sumado a la subasta.

Guardiola, por otro lado, no ha descartado volver a tomarse un año sabático, como hizo después de abandonar el Barça. Ahora mismo su prioridad es ganar por tercera vez consecutiva la Bundesliga y optar de nuevo a la Champions, por más que Rummenigge espera convencerle antes del lunes de que renueve por el Bayern.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información