Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Messi sufre un cólico nefrítico y no juega la semifinal

El delantero del Barcelona se pierde el primer partido del Mundial de Clubes ante el Guangzhou y su ausencia se suma a la de Neymar

Messi, en el entrenamiento con sus compañeros.

Dos horas antes de que comenzara el encuentro, justo cuando los jugadores del Barcelona enfilaban hacia el Nissan Stadium —donde se jugará la semifinal del Mundial de Clubes ante el Guangzhou chino—, llegó el comunicado oficial de los servicios médicos del club azulgrana. “El jugador del primer equipo Leo Messi es baja para el partido de este jueves a causa de un cólico nefrítico”, rezaba. Una baja que se une a la de Neymar, que tampoco jugará, pero presumiblemente sí lo hará en la final tal y como expresó el 11 en las redes sociales; colgó una foto suya corriendo el día de antes al partido acompañado del texto: “I’m Back [he vuelto]”.

Desde el club admiten no tener por ahora demasiada información más sobre Messi, que sufrió el cólico a lo largo de la noche y ya está en el hotel recuperándose. Se sabe, en cualquier caso, que los cólicos nefríticos son de lo más dolorosos y que poco se puede hacer más que recetar Buscapina y calmantes musculares, además de esperar que no se repita el cuadro de dolor. Queda por ver, claro, si es de una o varias piedras en el riñón y dónde están alojadas, porque de no bajar será ausencia segura también para la final porque el dolor es bien intenso y quizá debiera pasar por una litotricia (es una pequeña operación en la que se deshacen las piedras con un láser). En el caso de que fuera arenilla, sin embargo, Leo quizá sí que podría disputar la final porque al contrario que las piedras no se queda alojada en los riñones sino que desciende poco a poco, también con dolor.

Apostar por la victoria del Guangzhou, que antes se pagaba a 34 euros, ha caído a 26 euros

“La evolución del jugador marcará la disponibilidad para los próximos partidos”, expresó el comunicado de los galenos azulgrana. Su baja, en cualquier caso, corrió como la pólvora por el Nissan Stadium, desde los periodistas a los aficionados. Y los argentinos, como los japoneses y cualquier aficionado al fútbol, tienen claro que quieren ver a Messi en el césped. Pero de momento un cólico se lo impide.

Las casas de apuestas también han reaccionado rápidamente a la noticia. Y la victoria del Guangzhou, que antes se pagaba a 34 euros, ha caído a 26 euros. Apostar por el equipo de Scolari sale cada vez un poco menos rentable.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información