Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Este tiene su cuota

Cinco equipos de Europa oriental y la Suecia de Ibrahimovic componen un tercer nivel lejos de los más grandes

Los jugadores de Hungría celebran la victoria ante Noruega
Los jugadores de Hungría celebran la victoria ante Noruega REUTERS

Lejos de sus mejores días, mermado por su escasa capacidad económica, al fútbol de lo que fue el otro lado del telón de acero le cuesta rearmarse. Pero tendrá una amplia presencia en la Eurocopa. Llegan equipos corales sin estrellas como República Checa, Rumanía o Hungría o selecciones con referencias que triunfan grandes clubes como Polonia y Eslovaquia. Claro que para referencia la de Ibrahimovic para Suecia.

República Checa

Ranking Uefa: 15ª (29,403 puntos)

Tuvo tiempos mejores el fútbol checo, que más allá de la inolvidable epopeya de la Checoslovaquia de Panenka y sus compañeros (entonces también nutría a la selección un buen grupo de eslovacos) no ha logrado premio para alguna de sus buenas generaciones, como la que en 2004 cayó en semifinales en Portugal ante Grecia. Cech y Rosicky se mantienen como hilo conductor de aquel equipo, superior al actual.

- Cómo se clasificó: Ganó un grupo en el que Turquía se fue a la repesca y Holanda se quedó fuera y que se le puso de cara con cuatro victorias iniciales, tres de ellas ante sus máximos competidores, vital la que se consiguió en Praga ante Holanda con un gol en el descuento de Vaclav Pilar. Cuando llegaron los tropiezos (1-1 en casa con Letonia) ya estaba en ventaja.

- Lo que se puede esperar: Pavel Vrba hizo historia con el Viktoria Plzen, al que llevó a la Liga de Campeones, y ahora conduce un equipo sin estrellas que se nutre en gran medida de futbolistas que actúan en la liga local. Apenas un grupo asequible podría acercarles a los cuartos de final.

Once tipo: Cech; Kaderabek, Kadlec, Sivok, Limbersky; Pavelka, Darida; Dockal, Rosicky, Skoda; y Necid.

Suecia

Ranking Uefa: 16ª (29,028 puntos)

Ausentes en los dos últimos mundiales, los suecos encuentran alivio en las Eurocopas. Se han apuntado a las cuatro últimas y no se perderán la de Francia.

- Cómo se clasificó: Fue decisivo en la repesca contra Dinamarca y antes lo habia sido en un grupo en el que en diez partidos Suecia anotó quince tantos y él firmó once. Ibrahimovic es más de media selección, acapara los focos, el juego, los goles y las pasiones. Mala señal en un deporte colectivo. Le falta compañía o si la tiene no brilla.

Lo que se puede esperar: Debe aterrizar el grupo de futbolistas que le dieron a Suecia la última Eurocopa sub-21 el pasado verano. Mientras tanto manda Ibrahimovic y sobrevive otro veterano, el glacial centrocampista Kim Källström. En el monocultivo de Ibra falta variedad y abuso del juego directo buscando su referencia. No sobran futbolistas suecos en grandes equipos del continente.

Once tipo: Isaksson; Lustig, Granqvist, Johansson, Olsson; Durmaz, Källström, Lewicki, Forsberg; Ibrahimovic y Berg.

Polonia

Ranking Uefa: 17ª (28,306 puntos)

Tiene pinta de que Polonia es hoy mejor selección que lo que era hace cuatro años cuando albergó la Eurocopa. Rocosa en zaga y mediocampo y letal arriba con uno de los mejores delanteros del mundo, Lewandowski.

- Cómo se clasificó: Su actuación ha disparado las expectativas porque sufrió hasta el final para asegurar el pase directo en un duelo frente a Irlanda en Varsovia, pero compitió de tú a tú con Alemania, a la que derrotó como local en una noche memorable. Marcó 33 goles en diez partidos, trece de ellos con la firma de Lewandowski, que solo necesitó 25 remates.

- Lo que se puede esperar: Polonia puede sorprender. No es un equipo fácil de superar y gol. Adam Nawalka, el seleccionador, jugó el Mundial de 1978 y tiene fe en volver a ser tan grande como antaño. Es un equipo muy concreto que no valora la posesión de la pelota (50% de media en la clasificación en un grupo en el que estaba Gibraltar).

Once tipo: Szczesny; Piszczek, Glik, Pazdan, Rybus; Krychowiak; Maczyński, Grosicki, Błaszczykowski; Milik y Lewandowski.

Rumanía

Ranking Uefa: 18ª (28,038 puntos)

No jugó los últimos cuatro mundiales y tampoco estuvo en la última Eurocopa tras pasar de puntillas por la que se jugó en 2008. No acaba de convencer Rumanía, pero estará en Francia.

- Cómo se clasificó: Ganó cinco partidos, empató otros cinco y se marchó invicta y clasificada del grupo más flojo tras marcar apenas once goles y encajar dos. Cerró con victoria en Feroe tras firmar cuatro empates consecutivos, tres de ellos sin goles. El técnico Victor Piturca, aquel ex delantero del Steaua campeón de Europa, se fue al poco de empezar la clasificación a entrenar a China y el veterano Iordanescu extrajó el máximo rendimiento del grupo. “Teníamos que habernos clasificado sin tantos aprietos”, exigió al final.

- Lo que se puede esperar: Faltan futbolistas de empaque, falta gol y emoción. No es un equipo joven y lo conduce un futbolista de cara aniñada y 36 años (Sanmartean) que juega en la liga de Arabia Saudi.

Once tipo: Tatarusanu; Matel, Chiriches, Grigore, Rat; Hoban, Pintilii; Torje, Sanmartean, Maxim; y Keserü.

Eslovaquia

Ranking Uefa: 19ª (27,171 puntos)

Hay tradición pelotera en el pequeño país escindido en 1993 de sus vecinos checos, que aportó una mayoría de futbolistas a la Checoslovaquia campeona continental en 1976. Trs su independencia se mostró con éxito en el Mundial de Sudáfrica, donde llegó a octavos de final y quedó eliminada por la finalista Holanda. Jugará su primera Eurocopa.

- Cómo se clasificó: Eslovaquia se lanzó hacia Francia desde que derrotó a Ucrania y España en las dos primeras jornadas. Tropezó contra Ucrania y Bielorrusia cuando quería festejar el pase ante los suyos y tuvo que dejarlo para el final en Luxemburgo. Fue de más a menos.

- Lo que se puede esperar: Fuerza y buen trato de balón, valores que representan respectivamente Skrtel y Hamsik, sus futbolistas más reconocibles en el exterior. Buen equipo a la contra con llegadores como el centrocampista Kucka.

Once tipo: Kozacik; Pekarik, Skrtel, Gyomber, Hubocan; Pecovsky, Kucka; Mak, Hamsík, Weiss; y Nemec.

Hungría

Ranking Uefa: 20ª (27,142 puntos)

Toda la historia que atesora el fútbol húngaro regresa al primer plano con el éxito de su selección, que regresa a un gran torneo tras una abstinencia de 30 años en un país que suspira por la pelota y en el que su primer ministro, Viktor Orban, patrocina un espectacular gasto en infraestructuras.

 

- Cómo se clasificó: Una carambola y un gol de Turquía en los últimos minutos de su último partido les obligó a ir a la repesca donde no dieron pie a Noruega. Les favoreció integrarse antes en un grupo sencillo en el que no sin sufrimiento lograron superar a Finlandia, Feroe y una decepcionante Grecia.

- Lo que se puede esperar: Mucha brega. Hungría es un equipo esforzado en el que apenas descollan las gotas de talento de Dzsudzsák y Gera. El meta Kiraly con sus eternos pantalones largos grises es pintoresco, pero a sus 39 años no semeja una gran garantía al más alto nivel.

Once tipo: Kiraly; Kadar, Guzmics, Lang, Fiola; Elek, Nagy; Dzsudzsák, Gera, Nemeth; y Szalai

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.