Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Santander

La marca francesa vuelve a la F-1

Renault notifica su regreso a la competición, que se llevará a cabo ya en 2016 a partir de la recompra de Lotus

Grosjean, al volante de su Lotus, el fin de semana pasado en Abu Dabi. Ampliar foto
Grosjean, al volante de su Lotus, el fin de semana pasado en Abu Dabi. EFE

Renault regresará como constructor al campeonato del mundo de Fórmula 1 la próxima temporada. Así lo anunció la noche de este jueves Carlos Ghosn, su consejero delegado, mediante un comunicado que se esperaba desde hacía ya meses. A pesar de que el ejecutivo se guardó los detalles para más adelante, se puede dar por descontado que la vuelta a la F-1 de la marca de francesa se llevará a cabo a partir de la recompra de la escudería Lotus. De hecho, Renault ya tiene desde hace algún tiempo a varios de sus empleados trabajando en las instalaciones de la estructura británica, en Enstone.

“Tras el anuncio en septiembre de la firma de una carta de intenciones con Lotus, Renault continuó trabajando en paralelo y analizando las condiciones para un retorno a la F-1”, arranca el comunicado. “Teníamos dos opciones: volver al 100 % o irnos. Después de un estudio detallado, he decidido que Renault esté en la F-1 a partir de 2016. Los detalles suministrados por principales grupos de interés de la F-1 nos dieron la confianza para aceptar este nuevo reto. Nuestra ambición es ganar, incluso eso aunque nos lleve algún tiempo”, añade Ghosn.

Seguimos trabajando en la adquisición de Lotus con la intención de cerrar la compra en el plazo más breve posible", dice la nota

“Seguimos trabajando en la adquisición de Lotus con la intención de cerrar la compra en el plazo más breve posible, pero los contratos principales ya se firmaron este 3 de diciembre”, prosigue la nota. Hasta ahora, Renault acumula un palmarés de 12 títulos mundiales como motorista y 11 de pilotos –aunque solo dos como equipo, los que Fernando Alonso consiguió en 2005 y 2006–, además de 168 victorias, 453 podios, 213 pole y 171 vueltas rápidas. En 2009, la compañía del rombo se desprendió del 70 % del accionariado y se lo vendió a Genii Capital, que tras meses de negociaciones ahora se lo revenderá.

Por otro lado, el equipo Toro Rosso, que hasta ahora incorporaba motores Renault, ha hecho oficial que a partir de la próxima temporada empleará los propulsores Ferrari de 2015.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información