Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Santander

Hamilton se estrella...por la calle

El tricampeón llega tarde a Brasil y desvela que a principios de semana tuvo un accidente en Mónaco

Hamilton, junto al coche con el que se accidentó. Ampliar foto
Hamilton, junto al coche con el que se accidentó.

Pocas temporadas se le recuerdan a Lewis Hamilton más efectivas que esta. A las 10 victorias que el británico ya acumula en su casillero y que hace ya dos grandes premios, en Austin, le coronaron tricampeón del mundo de Fórmula 1, se le debe sumar una tremenda fiabilidad, tanto de su coche como de su conducción. Tiene guasa que, seguramente, el accidente que más veces será recordado de este 2015 sea el que sufrió la noche del pasado lunes, por las calles de Mónaco, donde reside la mayor parte del tiempo que pasa en Europa. El piloto de Mercedes iba al volante del superdeportivo más caro que tiene en su colección, un Pagani Zonda, un aparato de 750 caballos de potencia que ronda los dos millones de euros -como este solo hay cinco unidades-, cuando, según sus propias palabras, “cometió un error” que terminó en un siniestro que afectó a otro vehículo aunque no dejó ningún herido. El percance no trascendió hasta que el responsable se vio obligado a hacerlo público porque los médicos que le atendieron le recomendaron que apurara hasta el último momento antes de embarcar hacia Brasil. Este domingo, en la penúltima prueba del año, se espera que se vuelva a medir en corto por la victoria con Nico Rosberg, que ya le ganó la partida hace dos semanas, en México.

“Me gustaría deciros por qué todo ha estado tan tranquilo en las redes sociales en los últimos días”, se arrancó Hamilton en su cuenta de Instagram este miércoles por la noche, en un mensaje que acompaña a una foto en la que se le ve sentado en su jet privado. “No he estado bien, he tenido fiebre pero también un accidente de tráfico en Mónaco el lunes por la noche. Hay gente que intentará aprovecharse de la situación y hacer dinero fácil. No hay problema. Nadie resultó herido y eso es lo más importante, pero el coche tiene desperfectos y, además, golpeé ligeramente con un vehículo que estaba aparcado”, resumió el chico de Tewin, de 30 años.

Todos cometemos errores, pero lo más importante es que aprendamos de ellos y crezcamos", admite el británico

Hamilton debía asistir ese mismo día a un evento en São Paulo, circunstancia que disparó los rumores acerca de la posibilidad de que pudiera perderse el gran premio del domingo, de modo que no le quedó otra opción que destapar lo sucedido. “Entre el equipo y mi médico hemos decidido que lo mejor era descansar un día más en casa. Me siento mejor, pero os informo porque creo que todos debemos responsabilizarnos de nuestras acciones. Todos cometemos errores, pero lo más importante es que aprendamos de ellos y crezcamos”, zanjó el corredor, que si atendemos al paseo que se ha dado desde marzo parece verse más apurado por la calle que por la pista.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información