Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis Suárez siempre se hace su hueco

El ariete azulgrana se hizo grande ante las estrecheces del rival

Luis Suárez define el primer gol ante el Getafe. Ampliar foto
Luis Suárez define el primer gol ante el Getafe. AP

El Getafe decidió presionar exclusivamente al Barcelona cuando era Bravo quien iniciaba el juego desde su portería. Por lo demás, se quedó abrigado en su campo y planteó un duelo en apenas 30 metros, con dos líneas atadas de cinco medios y cuatro defensas. Era un partido de estrecheces exageradas en el que por más que el Barça jugara al abordaje, apenas había fisuras en el frontón del Getafe. Pegamento del bueno. Pero cuanto menos hueco hay y cuanto más aglomeraciones se dan a su alrededor, Luis Suárez siempre se sale con la suya. Anoche no fue una excepción. “El Getafe te ofrece pocos huecos, pero por suerte fuimos capaces de llegar a los goles”, reflexionó el 9.

Pícaro, polvorilla y hasta granuja del área, Suárez convierte la tarascada en una expresión de vida porque quiere tanto el gol que no entiende que la pelota se quede huérfana en momento alguno. No es un esteta del esférico ni un Dalí del regate, pero es un genio en espacios reducidos gracias a sus movimientos y olfato, a su capacidad para el quiebro inesperado en una baldosa. Y hasta para el punterón como solución, que por algo casi mete así un tanto en el descuento, cuando el Barça jugaba a pasarse la pelota y el Getafe la perseguía con desidia. Y si alguno le entiende, como hizo Sergi Roberto —excepcional en la ruptura y en descontar líneas de presión con el pase, de nuevo subrayado en su papel de titular— con ese pase de espuela elevada de primeras, no hay quien lo pare. “Uno siempre tiene que confiar en los compañeros y su dejada fue medio gol”, concedió Luis Suárez, delantero total pero ariete como pocos, que festejó el gol tras su pase a la red. Suyo fue el primer tanto, el que sirvió para desmontar a un rival después apuntalado por Neymar.

Nada raro, en cualquier caso, que fueran los dos delanteros lo que descascarillaron al Getafe. Entre otras cosas, porque desde que no está Messi, los últimos 14 goles corren por cuenta de Neymar y Luis Suárez, que salen a siete por cabeza.

Luis Enrique: “Sergio Busquets es el mejor medio del mundo”

“Hemos hecho un partido muy completo. Lo controlamos, no sufrimos ocasiones y resolvimos bien”, afirmó Luis Enrique. “Atacamos bien, ordenados. La victoria es mérito nuestro no demérito del rival”. Y asintió Escribá: “Cuando el Barça hace un buen partido, es difícil optar al triunfo. Quisimos pero no pudimos”.

Busquets fue el jugador más elogiado por los entrenadores. “Es básico, único, el mejor centrocampista del mundo. Cuando puede jugar de mediocentro ganamos solidez, presión, salida, somos mejores”, afirmó el técnico del Barça. “Busquets lo hace todo bien”, certificó el del Getafe.

También Sergi Roberto mereció elogios de Luis Enrique: “Está en un momento dulce y hay que aprovecharlo. Vamos recuperando jugadores y las sensaciones son buenas”. El volante agradeció las felicitaciones: “Lo importante es el equipo. Nos salió un buen partido. ¿Mi asistencia a Suárez? No la pensé, actué como vino la jugada”.

Luis Suárez explicó: “Cada jugador sabe cuál es su función. No me voy a poner a regatear a cuatro jugadores, eso es cosa de Neymar. Uno trata de hacer lo que le pide el entrenador. Los aficionados se acuerdan igual de Messi porque es el mejor del mundo”.

“Neymar aporta mucho, es único en todos los aspectos. Nos da de todo y seguirá creciendo”, terminó Luis Enrique.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.