Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mustafi alivia Mestalla

Un gol del central alemán otorga una victoria de mínimos al Valencia ante un Granada con más sustancia que pegada

Mustafi, tras marcar al Granada en Mestalla.
Mustafi, tras marcar al Granada en Mestalla. EFE

Mestalla encontró alivio en Mustafi, autor el central alemán del gol que dio una victoria de mínimos al Valencia, falto de confianza y fútbol. Superó con lo justo el conjunto de Nuno a un Granada no exento de problemas, centralizados estos en las áreas, en especial en la ajena, donde dilapida sus intenciones. El gol también está resultando un problema para el Valencia en este inicio de Liga extraño. Tres tantos ha marcado en seis partidos, que le han concedido los nueve puntos cosechados. Máximo rendimiento para tan poco.

Se curó en salud Nuno y dispuso a la vez de sus dos delanteros estrellas, Negredo y Alcácer, que no terminan de mezclar bien. Apenas han jugado juntos. Cambió el técnico portugués la fisonomía del equipo pasando a un 4-4-2, repitiendo en el once solo cuatro de los jugadores que formaron de inicio ante el Espanyol tres días atrás. Uno de ellos, Bakkali, fue de los pocos que se salvó de la quema en Cornellà-El Prat. El belga ex del PSV holandés, llegado a Mestalla gratis, tiene ganada a la afición valencianista. Bakkali, en un par de carreras obtuvo los primeros aplausos de los seguidores che, que no reprocharon nada a sus jugadores a la salida al terreno de juego y sí al final. A Bakkali, cuyo dinamismo contagia al grupo, le duró el depósito una hora.

Valencia, 1 - Granada, 0

Valencia: Jaume Doménech; Cancelo, Mustafi, Vezo, Orban; Feghouli, Parejo, Enzo Pérez (Javi Fuego, m. 75), Bakkali (Piatti, m. 61); Negredo (Rodrigo, m. 88) y Alcácer. No utilizados: Yoel; Santos, Danilo y De Paul.

Granada: Andrés Fernández; Miguel Lopes, Lombán, Doria, Biraghi; Fran Rico, Khrin; Succes (Thievy, m. 60), Javi Márquez (Agbo Uche, m. 66), Rochina (Nico López, m. 81); y El Arabi. No utilizados: Kelava; Babin, Nico López, Edgar y Foulquier.

Gol: 1-0. M. 27. Mustafi.

Árbitro: Clos Gómez. Amonestó a Enzo Pérez, Doria, Mustafi, Miguel Lopes, Orban y Agbo Uche.

Unos 45.000 espectadores en Mestalla.

El hambre y las ganas de comer se juntaron en Mestalla. Valencia y Granada no se encuentran en este inicio de temporada. La ansiedad queda reflejada en el juego, a impulsos el conjunto de Nuno, sin convicción los nazarís. Le cuesta un mundo al Valencia encontrar cadencia y continuidad en su fútbol, crear espacios y fabricarse ocasiones. Lo que acontece en área ajena resulta insustancial y episódico. Cualquier acción a balón parado en ataque se celebra. Y en un córner, en segunda jugada, halló ventaja el Valencia tras un centro combado de Bakkali que sobrepasó a los centrales del Granada y fue a parar a la cabeza de Mustafi, que remató con violencia hasta el punto de hacer ceder la mano de Andrés Fernández. El central alemán, autor de cuatro goles el pasado curso (Otamendi anotó seis), resulta capital en las áreas.

El gol de Mustafi tranquilizó por momentos al Valencia, que terminó agobiado. No se venció el Granada y en un contragolpe pudo igualar el partido tras un cabezazo de El Arabi que se marchó al larguero. Cerca también tuvo el equipo de Sandoval el empate en el último minuto de la primera parte. Rochina lanzó una falta al borde del área valencianista y Jaume Doménech voló hasta la escuadra para evitar el gol. Mestalla coreó “¡Jaume, Jaume!”, el nuevo ídolo che.

Se animó el encuentro en la segunda mitad en una partida de ida y vuelta, con más recursos e intención el Valencia, con Negredo ejerciendo de pivote en ataque mientras Alcácer se ubicaba para el remate final. El delantero internacional punteó un centro raso de Feghouli y se topó con Andrés Fernández evitando la tranquilidad local. No perdió la cara el Granada que inquietó en más de una ocasión a la defensa che, que suspiró, al igual que Mestalla, concluido el partido.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.